30 julio El grupo, compuesto por mexicanos adherentes a la Otra campana, europeos adherentes a la red Europa zapatista y otros internacionales, siendo un total de 50 personas, llegamos por la tarde al Caracol de Oventic. Los compañeros zapatistas nos recibieron con una ceremonia de bienvenida. Hablaron algunos miembros de la Junta de Buen Gobierno, quienes agradecieron a los participantes de la caravana, muchos de los cuales hicieron un largo viaje para llegar al territorio rebelde para llevar solidariedad y vigilar los derechos humanos que el gobierno mexicano y la policía han violado en numerosas ocasiones en perjuicio de las comunidades indígenas de Chiapas.

La Junta de Buen Gobierno recordó la situación de extrema pobreza y marginación que viven los indígenas y campesinos de Chiapas. También recordó los motivos por los que muchos de ellos se organizaron dentro del EZLN, y por lo cuales se levantaron el 1 de enero de 1994. Recordaron sus demandas por una vida digna, la cual podemos sintetizar en tres palabras: Justicia, libertad y democracia. Los zapatistas han intentado poner en práctica estas palabras con el nacimiento de los Municipios autónomos rebeldes zapatistas en diciembre de 1994. Recordaron cómo el gobierno mexicano ha respondido a tales legítimas demandas: únicamente con la militarización y la violencia. El gobierno mexicano firmó los Acuerdos de San Andrés en 1996, en los cuales se reconoce el derecho de los pueblos indígenas mexicanos a autogobernarse. Sin embargo, nunca ha puesto en práctica estos acuerdos. Los zapatistas se dieron cuenta que para ser libres no deben pedir permiso a nadie. Por tal motivo, desde el inicio de su lucha se han organizado en sus comunidades, desarrollando proyectos autónomos y colectivos en el ámbito del autogobierno, de la educación, de la salud y de la producción. En agosto del 2003 su autogobierno fue concretizado en el nacimiento de los Caracoles y de las Juntas de Buen gobierno. Las Juntas son los órganos que las comunidades en lucha han elegido para coordinar sus propios Municipios autónomos, a través de usos y costumbres, con personas elegidas al interno de las mismas comunidades indígenas.

El gobierno mexicano, sobre todo en el último año, ha aumentado la represión a estas realidades en lucha a través de diferentes maneras: de las agresiones a los arrestos, a la organización de grupos paramilitares, al ataque al derecho a la tierra y al agua de las comunidades indígenas. Pero la lucha de las valientes comunidades rebeldes continúa junto a su organización y a la construcción de la autonomía. Cada vez crecen más y responden a los ataques y a las agresiones construyendo nuevas escuelas y clínicas.

Representantes de la Otra Campaña y de la europa rebelde trajeron consigo un saludo y solidaridad desde sus lugares de origen; también le dijeron a los zapatistas que ¡No están solos! Dijeron que tanto en México como en Europa hay muchas luchas que se están organizando desde abajo y a la izquierda.

Por la tarde, algunos periodistas de Radio insurgente y de otras radios comunitarias de los Altos de Chiapas quisieron entrevistar a algunos miembros de la caravana para que platicaran sobre las luchas que se desarrollan en sus lugares de origen.

Al siguiente día, l@s caravaner@s se dividieron en dos grupos, uno se dirigió al campamento de las bases de apoyo zapatistas, quienes desde el año pasado defienden la Reserva ecológica del Cerro del Huitepec. El otro grupo se fue a la comunidad de Cruzton, en el municipio de Venustiano Carranza.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: