El Nudo Mixteco de Ángeles Cruz y la horizontalidad del cine

Nudo Mixteco es una película con horizonte. En su trama tiene altibajos, vaivenes, montañas y rocas. Es también un tejido en espiral, con cadenas inesperadas que te llevan de la mano (o de los párpados) hasta formar un entramado de historias paralelas. Tres vivencias espejo en donde se encuentran una y otra vez algunos ejes: sexualidad, cuerpo, decisión y territorio.

Para comprender un poco más la estructura del largometraje dirigido por Ángeles Cruz, conviene saber que Nudo Mixteco es la forma en que se le denomina a la sierra Mixteca. Es una zona montañosa que se extiende entre Puebla y Oaxaca. Esta demarcación nació de la crisis, viene de erosiones y actividades volcánicas intensas que fueron formando esos relieves altos y un paisaje semiseco.

El Nudo Mixteco de Ángeles Cruz también surge de la crisis. Viene de la necesidad de mostrar historias dolorosas desde las comunidades con la sencillez de lo cotidiano, con una comunidad al frente y alternativas panorámicas:

“A mi me gusta hablar desde lo que me incomoda y desde lo que siento desde mi propia comunidad y puede ser un espejo para las mujeres que están peleando por ese pequeño espacio de decisión sobre su territorio y cuerpo”.

***

Es sábado. Algo ocurre en el Cine Tonalá. En una pequeña sala de la colonia Roma termina la función y todas las personas se quedan sentadas, leen con atención los créditos. La presencia de la directora del filme lo propicia. 19 de marzo de 2022.

Horas antes de que inicie la película se levanta Ángeles Cruz y da un mensaje en la sala. Una luz dura cae sobre su rostro. Ella presenta a parte de su equipo e inmediatamente hace una petición: “Los créditos son una carta de amor que les brindamos a todas las personas que participaron en la película. Es importante ver sus nombres, saber que cada una de esas personas colaboró” y menciona que no solo es resaltar el nombre de quien dirige. “El cine es horizontal, no vertical”.

Hay un espacio de intercambio de ideas. Una mujer se levanta desde una esquina de la sala en la butaca más lejana. En su voz se percibe la emoción:

-¡Son un referente lésbico! ¿Sabes el impacto que causas en las lesbianas?

La Carta (2014) es uno de los cortometrajes de Cruz, con el que colocó al lesbianismo indígena ante los reflectores. Es un tema poco expuesto y pronto se convirtió en referente para muchas mujeres no solo en este país.

***

La dignidad es giratoria

La figura de la asamblea es uno de los pilares dentro y fuera de la película:

Alrededor de este elemento confluyen todas las historias. En la narrativa del filme tiene un papel fundamental para darle un camino a los conflictos. Se coloca el tema de la sabiduría y la justicia en los pueblos indígenas a través de un órgano de decisión comunitaria.

Cada vez que la directora mixteca realiza un proyecto nuevo pide permiso a la asamblea. “He tenido una gran libertad para hacer mi trabajo. Yo hablo desde la circunstancia que me toca como mujer indigena desde mi comunidad. Eso nos genera una gran responsabilidad”.

Ángeles menciona la importancia de hacer cine desde la mirada de una persona de la comunidad, hay indignación ante algunas personas que llegan de afuera: “ [Proyectan] algo que no somos. Le dan un trato bastante chato, racista y clasista. Hablando de ¡Hay, pobrecitos los de aquellos pueblos!”.

Nudo mixteco es giratoria. La dignidad de los pueblos está colocada en el centro. A partir de ahí y de la escena que une estas historias se desprenden otros ejes. La resignificación del cuerpo y la decisión de las mujeres. Migración. Violencias machistas. Diversidad sexual y de género. La posibilidad que tiene el sector masculino para cambiar el curso de su rol asignado. Es una película circular.

¿Te gustó este articulo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribución de nuestros lectores. Considera hacer una donación:

Más de la autora

Redes Sociales

70,158FansLike
1,057FollowersFollow
16,518FollowersFollow

INSTAGRAM

TENDENCIAS