Desde muy temprano escuchamos el sonido en donde las compañeras zapatistas hacían el llamado a las demás compañeras para continuar con los trabajos del Encuentro. Que continuó con la participación de las compañeras del Caracol I “La Realidad”, de las cuales las abuelitas zapatistas fueron las encargadas de contarnos un poco el como era que vivían antes de la “guerra” como la llaman ellas; hablaron en lengua y fueron traducidas por otras compañeras, “cuando llegaron los 7 compañeros nos dijeron que nos organizáramos”

El papel que principalmente han jugado durante los diez años de preparacion era el encargarse de los alimentos para los insurgentes, esto tenia que ser de noche, puesto que todo era clandestino. Ademas de comentar de lo reprimidas que vivían con los patrones, golpizas por cualquier cosa, haciéndolas trabajar mas de 12 horas aun embarazadas y 5 días después de haber dado a luz y de los problemas que tenían en las comunidades debido al consumo de alcohol.

Ahora todo ha cambiado los esposo se encargan de cuidar a los hijos cuando las compañeras salen a las reuniones regionales. Se cuidan entres ellas cuando hay enfermedad o cuando una compañera acaba de dar a luz, celebran fechas importantes como el 8 de marzo “día internacional dela mujer”. “Invitamos a las mujeres a organizarse para que juntas acabemos con el neoliberalismo”, “nosotras luchamos por la vida porque ya no nos queremos morir de hambre” comentó una compañera. Una de las tareas que se han propuesto rescatar la medicina tradicional, capacitando a gente en herbolaria y hueseras, ya cuentan con un laboratorio botánica. La dinámica que manejan es capacitando una persona, para que esta a su vez capacite a mas personas, ya que para ella la medicina no es un negocio. En cuanto a su educación expresaron que la educación con la que ellos cuentan no es capitalista, ellos no tiene grado sino niveles y les enseñan lo que e su verdadera cultura, la verdadera historia, no la inventada, y el sueño que ahora tienen es construir su universidad autónoma, de donde salgan verdaderas servidores del pueblo y no de los poderosos, ya que piensan que los jóvenes y las jóvenas son el futuro del mundo, y hasta el momento han atendido a mas de 2000 alumnos en sus escuelas autónomas zapatistas.

También promueven planes de trabajo, participan en diferentes comisiones en sus comunidades, entre las cuales se encuentran el cuidar sus recursos naturales y las siembras de frutos y verduras que se dan en la selva y cuando hay problemas entre la gente de la comunidad aunque sea priísta no hacen distinción entre ellos, ya que para ellas todos están igual de pobres y tienen problema como la violencia intrafamiliar. “A nuestros niños y niñas los enseñamos a respetar a sus mayores, pero también a sus iguales”, a asumir los cargos y a hacer trabajo con conciencia” dijo una mamá zapatista. “Ahora somos una chingo y seremos mas, como mujeres debemos tener el valor de empuñar nuestras armas si es necesario” expreso una compañera, ademas de mostrar preocupación por la presencia excesiva de bases militares en los alrededores de sus comunidades. Por ultimo pidieron a las mujeres de la otra campaña seguir luchando por la liberación de nuestras presas, para quienes leyeron un mensaje en cual les dicen que no están solas y piden que tengan fortaleza para seguir resistiendo.
Continuaron las compañeras del Caracol II “Oventik”, que hicieron mención de lo olvidadas que se encontraban antes por los malos gobiernos y no eran reconocidos como pueblos originarios, puesto que querían acabar con ellos; sufrían mucho cuando sus esposo se emborrachaban, puesto que en ocasiones les pegaban, pero ellas creían que la mujer siempre tenia que obedecer y quedarse callada, hasta que se decidieron junto con los hombres a declarar la guerra al gobierno. Desde 1997 comenzaron a formar cooperativas de mujeres, tratando de comercializar sus productos, en este caso artesanías, a un precio justo. Consideran a la salud como una parte importante de su vida y comentan que por ejemplo la construcción de su clínica en San Andres de los Pobres comenzó desde 1988 y ahora cada municipio del caracol cuenta con su propia microclínica, en donde trabajan educación para el cuidado de mujeres embarazadas y también de salud sexual. Las compañeras promotoras de educación comentan que no siguen la educación del mal gobierno, ya que solo individualiza, “No permitamos que nos traten como un objeto”, “luchar es como existir”, concluyeron las compañeras. Después de su inserción en las tareas de las Juntas de Buen Gobierno, tienen que estar pendientes de los problemas que existen en la comunidad, están aprendiendo a utilizar las computadora, para facilitar su trabajo, ademas de que piensan que sin la participación de las mujeres no se puede hablar de un gobierno del pueblo. Ahora ya son reconocidas, no como quisieran, pero lo primero que les enseñan a sus hijos e hijas es a tratar de entender la situación en la que se encuentran y les dicen a las niñas que también tienen que participar y opinar. Y llaman a las mujeres a no desanimarse y a mantener la esperanza en triunfar. Por ultimo comandantas que tuvieron la oportunidad de recorrer algunos estados de la república platicaron acerca de lo mucho que sufren las mujeres en todos lados, ya se en las grandes ciudades, en el campo o en comunidades indígenas, sean mujeres obreras, campesinas o amas de casa, en donde hay mujeres enfermas contaminadas en sus trabajos, con salarios bastantes bajos por jornadas excesivas de trabajo; “pero aprendimos muchas cosas de personas que viven diferente”, “tenemos claro que todavía nos falta mucho para la participación de las mujeres en diferentes tareas”.

Este día se pudimos apreciar en uno de los descansos una obra de tetro preparada por las compañeras zapatistas en la cual representaron su lucha y la participacion de la sociedad civil en está. Al término de la plenaria disfrutamos de las actividades culturales incluyendo una participacion de algunas mujeres de Vía Campesina y la proyección de un documental, la diferencia de los dias anteriores fue que hoy no hubo baile.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: