“Nosotros compartimos estos conocimientos por que queremos defender la tierra, el aire, el agua y el fuego.”

Salvador Campanur (CNI)

En el centro de Acambaro Guanajuato se encuentra la casa Erandi (Amanecer, en purepecha), un lugar de reflexion y cultura. Nuestros compañeros de la otra campaña realizaron encuentros con diversos grupos para compartir con el pueblo de Acambaro la reflexión entorno a las graves problemáticas que enfrentan tanto campesinos, como pueblos indios y trabajadores.

En el encuentro de campesinos y pueblos indígenas se abordaron diversos temas como el PROCEDE,  la tierra, La otra campaña, Autonomía, autogobierno, transgenicos, despojo de tierras y construcción de presas.

El PROCEDE es un instrumento mediante el cual el gobierno federal esta quitando la tierra a las comunidades indígenas, a través de la mentira de que se les van a regularizar sus tierras. Se hacen limites y se les entregan escrituras de sus tierras pero con menor porción de las que tenían, los ríos, arroyos y mas recursos naturales pasan a ser del gobierno federal que va terminar vendiéndolas a las empresas privadas. ¿Quien puede decir que es el dueño de la tierra o de la naturaleza?  ¿Quien las va a proteger mas que los pueblos originarios y que viven de ella?

El tema de los transgenicos fue abordado desde el punto de vista de quienes viven y trabajan la tierra. Los pretextos para introducir estas semillas transgenicas son muchos: dicen que es para ya no utilizar herbicidas, para que las semillas resistan los cambios climáticos, para aumentar y mejorar la producción. Pero no hay garantía de esto y por el contrario atentan contra la salud de animales y seres humanos. Estas semillas transgenicas también afectan directamente al maíz criollo, a través de la polinización se contaminan a los cultivos de maíz nativo. El maíz transgenico tiene la capacidad de dejar estéril la tierra donde se siembra o llega su semilla. Lo mas peligroso para los campesinos y las comunidades que viven de la tierra es la dependencia que se genera cuando el maíz transgenico es introducido a sus comunidades, pues son grandes empresas como Monsanto quienes tienen la patente de estas semillas, por lo tanto estas transnacionales controlan a su antojo el precio y la distribución de las semillas transgenicas, esto atenta contra la autonomía de los pueblos que viven del campo.

“Las mariposas monarca procedentes de Canadá al pasar por campos donde el maíz sembrado era transgenico y tragar su polen murieron en grandes cantidades.”

 

Lo que se ha dicho aquí no lo van a escuchar con gente de los partidos políticos, de los funcionarios, de los gobernadores, del poder ejecutivo, de los diputados. Porque todos ellos son lo que nosotros llamamos del aparato de Estado. Tampoco en los medios de comunicación aliados con el gobierno. Nosotros compartimos estos conocimientos por que queremos defender la tierra, el aire, el agua y el fuego. Nosotros decimos que hay alguien atrás de todo esto  y lo hace por que quiere tener una ganancia y la tienen a través de la explotación, por eso ocultan la información y quien esta detrás son los capitalistas.

 

La autonomía y la libre autodeterminación de los pueblos es lo mas importante para nosotros, en cada región, en cada estado estamos sufriendo esta exploración, lo único que a hecho el gobierno es militarizar el país para que la gente que si vemos esto y que nos interesa cambiarlo no podamos ir mas aya. El gobierno federal no puede echar atrás las leyes que no permiten privatizar lo poco que todavía nos pertenece de la naturaleza. El ejercito mexicano esta recorriendo el territorio para poder imponer el control con el pretexto de que ya no aya inseguridad. Esto es una mentira pero lo que si están haciendo es un estudio, el reconocimiento del territorio para poderse instalar en cada región y comunidad para que así las leyes neoliberales sean aplicadas. Estas leyes que solo benefician a los ricos y que nos van a quitar territorio y mataran a la naturaleza no las queremos y por eso necesitan este control militar.

 

En la otra campaña no reconocemos a los partidos políticos, no confiamos ni en ellos ni en los tres poderes que gobiernan. Nos estamos juntando y haciendo una sola lucha por que si no, no va haber otro México mejor, ni siquiera va haber otro México.

 

El capitalismo voraz ha tratado de exterminar a los pueblos indios y los ha dejado en el olvido. Por ejemplo en el recorrido de la otra campaña por el norte, en Baja California Sur y norte esperábamos encontrar a nuestros hermanos los guaycuras y pericuras. Sin embargo ya no están, ya no existen, solo encontramos hambre, miseria y la degradación para los pueblos indígenas.

 

También asistieron al encuentro personas afectadas por la presa  Solís, que tiene algunos años de haberse construido y que dejo a varias comunidades con la amenaza del despojo de sus tierras y que fue construida sobre un antigua comunidad pureé pecha.

 

Denunciaron la creciente militarización en sus comunidades, los destacamentos militares han ido invadiendo zonas comunales, acosan e intimidan a la población. Además ahí como en muchas otras comunidades rurales los gobiernos han alimentado conflictos y enfrentamientos entre los pueblos por límites y fronteras del cual solo sale beneficiado el mismo gobierno al distraer de sus verdaderos problemas al pueblo o al expropiar terrenos.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: