/live/music/Comunicacion_Contra_El_Poder/16_Presos_Yucatan.mp3

[Descarga]

En la gira de George W Bush por América Latina, en la cual fue repudiado por los diferentes pueblos que sufren sus políticas exteriores. Desde Argentina hasta Brasil desde México a Venezuela las calles se llenaron de rebelión y en cada sitio en el que se presento fue una batalla de cientos y cientos de compañeros contra la policía que resguardo a uno de los más grandes enemigos de los pueblos Latinoamericanos.

El saldo de esta visita fue de cientos de Latinoamericanos golpeados por las policías de cada país y decenas de encarcelados. Una visita inútil a cada país que no trae beneficio alguno al pueblo. Y el sabor a rebeldía que nos une en contra de nuestro enemigo, desde Sao pablo a Yucatán, en las calles de Uruguay, Guatemala o Colombia.

 

Entrevistas a una Compañera procesada y a una madre de detenido

 

México. Los días 12, 13 y 14 de Marzo vivimos en nuestro país la llegada de Bush y en las reuniones que sostuvo con Calderón y empresarios. Unos 9 mil elementos entre militares y policías Mexicanos y estadounidenses. Dentro de los cuales se identifico al estado mayor presidencial, ejército, policía federal preventiva y policía yucateca. Se encargaron de la seguridad que resguardaría a dos de los presidentes más impopulares de la historia.

 

Compañeros del estado de Yucatán, de México y de otros países respondieron organizando jornadas de trabajo, eventos y marchas a partir del 5 de Marzo. El día de la llegada del visitante non grato, 12 de marzo se realizo la primera marcha en la que se detuvo a 3 compañeros menores de edad. Fueron liberados esa misma noche por falta de pruebas y la presión ejercida por sus compañeros y compañeras.

 

El 13 de Marzo se realizó otra marcha del Parque de Santa Ana al Hotel Fiesta Americana sobre el Paseo de Montejo, que junto con otros hoteles del área estaban convertidos en las fortalezas que resguardaron a Bush y a Calderón. Un fuerte operativo policiaco-militar con vallas de mas de 3 metros de altura impidieron el paso y la manifestación decidió continuar hacia la plaza grande. Donde grupos infiltrados destrozaron el palacio municipal. 15 minutos después se desataron razzias que detuvieron indiscriminadamente a quienes encontraron a su paso. Junto con quienes fueron detenidos en el palacio municipal sumaban alrededor de 50 compañeros que fueron trasladados a la Secretaria de Prevención y Vialidad alrededor de las 10 de la noche. Posteriormente a las 6am los llevaron a la Procuraduría General de Justicia del Estado lo que muestra una más de las irregularidades de esta represión.

 

Lo que paso en Mérida este día fue la misma estrategia de Ramírez Acuña en Guadalajara el 28 de Mayo 2004. Se identifico en los dos casos a grupos infiltrados que realizaron destrozos y no fueron detenidos. En Mérida Como en Guadalajara se les obligo a los detenidos a firmar declaraciones que ya estaban escritas o papeles en blanco. La tortura también es otro elemento que se volvió a repetir como un acto no solo de intimidación si no que busca claramente romper el activismo de quienes se encontraban en las protestas. Las amenazas de muerte, la incomunicación, las redadas en barrios pobres para detener a jóvenes con ciertas características como vestir de negro, pelo largo, etc.

 

 

Estas similitudes no son una casualidad o una forma de realizar operativos de contención. Obedecen a una estrategia con objetivos definidos en protestas organizadas en contra de organismos multinacionales que ejercen presiones económicas y políticas a países como México. El primer objetivo es que se realicen estas reuniones como la de la OMC, el FMI o en este caso la presencia de Bush que en si mismo representa a estos intereses. Acabar con el espíritu combativo de quienes se manifiestan y dar una lección implícita a quienes quieran manifestarse en el futuro.

 

Paso una semana entera para que recibieran atención medica y la comisión estatal de derechos humanos ha sido ineficiente. La semana pasada los abogados metieron una denuncia en contra de la juez séptima Rubí González Albuche. Quien ha mostrado la prepotencia y el poder del Estado en contra de nuestros compañeros. En las audiencias la juez interrogaba a los compañeros de manera tendenciosa y guiaba las declaraciones de los policías. Actualmente quedan 19 compañeros y 4 compañeras presas en el CEREZO de Mérida y una compañera en el tutelar de menores.

 

¡Libertad inmediata e incondicional a los Presos y presas políticas del 13 de Marzo en Mérida!

 

¡Castigo a quienes planearon y ejecutaron esta represión!

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: