“Lo bonito de nuestro país es que nosotros podemos pensar diferente; políticamente, religiosamente, inclusive la forma de organizarnos, tenemos esa libertad”, pronuncia cómodamente desde el estado de Puebla el licenciado Ardelio Vargas Fosado, el cacique “ex priista”, quien sigue siendo amo y señor de la Sierra Norte de Puebla; donde su hija “Lupita” Vargas ocupa la presidencia municipal de Xicotepec, por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Esta declaración fue realizada el 28 de mayo de 2019 como parte de la campaña del candidato de MORENA a la gubernatura de Puebla, Miguel Barbosa. El licenciado Ardelio expresa su apoyo decidido al futuro del proyecto transformador de Puebla.

Tan lejos -como 13 años de distancia que se cumplen el próximo octubre- deja en el recuerdo el traje militar que portó en Oaxaca, su gorra con estrellas negras que lo identificaban como jefe del Estado Mayor de la Policía Federal Preventiva (PFP), lejos en ese recuerdo, que no se puede olvidar, pero sí perdonar, deja el sonido de gases lacrimógenos, sobrevuelos de helicópteros de guerra, desapariciones, torturas y asesinatos ejecutados por las tropas federales bajo sus órdenes, al frente del “Operativo Oaxaca” en octubre, noviembre y diciembre del año 2006.

Después del operativo represivo en Oaxaca, Ardelio Vargas Fosado pasa a la titularidad del Instituto Nacional de Migración, en aquel momento en las antípodas del poder, ubicados en dos frentes distintos respecto al tema migratorio, recibió la condena del padre Alejandro Solalinde, que en enero de 2013 afirmó que el nombramiento del ex mando de la Policía Federal era “una bofetada para los centroamericanos y para los defensores de derechos humanos”, además “la designación de un policía implica el mensaje de que en el país los derechos humanos pasan a segundo término y se privilegia la seguridad y la obediencia de Estados Unidos. Hay que quedar bien con ellos”.

A inicios del 2019, fue cuestionado acerca de sus probables intenciones de ocupar la gubernatura de Puebla, ante lo que respondía: “es un tema que no me toca a mí, ni está en mi radar ese tema, yo me dedico a mis vacas, me dedico a hacer mi trabajo lo mejor que puedo, en su momento apoyaremos a algún aspirante, pero ya pronto verán, nosotros les diremos por dónde vamos”.

Las vacas a las cuales les dedica el tiempo el exmando federal no son pocas, pues ha presidido la Unión Ganadera Regional del Norte de Puebla y respecto al apoyo en la campaña electoral afirma “Luis Miguel Barbosa es nuestra mejor opción, con toda la humildad hizo favor de invitarme a platicar con él y yo también con toda la humildad me acerque con él y platicamos”, así fue incorporado a la exitosa campaña de MORENA por la gubernatura de Puebla.

Atenco y Oaxaca son ejemplos del “bonito país donde se puede pensar diferente, políticamente, inclusive para organizarnos en libertad”; la reconversión democrática de uno de los principales represores de la historia contemporánea, quedó demostrada el 1 de agosto de 2019 en la toma de posesión de Miguel Barbosa, en el inicio de la administración estatal en Puebla, uno de los invitados en primera fila al acto protocolario fue Ardelio Vargas Fosado, de quien se resalta su asesoría al nuevo gobierno en tareas de seguridad pública, la transformación en Puebla va de la mano con la impunidad.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: