Compañeros, amigos:

De manera urgente solicitamos su intervención ya que a pesar de las precarias condiciones físicas y económicas por las que atravesamos, nuestra pequeña manifestación sigue su marcha; sin embargo hoy aproximadamente a las 12 del día cerca de la comunidad de Agua del Sol a unos 75 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, fuimos continuamente hostigados por una patrulla de la policía preventiva con cuatro elementos a bordo.

En la comunidad de Agua del Sol, en una tiendita donde compramos chiles para comer con las tostadas que desde las comunidades traemos, dicha patrulla paró también bajando sus tripulantes ante nuestra desconfiada mirada, sabedores que han sido elementos de esta corporación policíaca los que realizan operativos en las comunidades desde 1996 para detener a nuestros compañeros de manera arbitraria, optamos por suspender la alimentación y continuamos caminando; inmediatamente se nos adelantó y más tarde en el kilómetro 69+200 al estar realizando una pinta sobre una piedra en la orilla de la carretera, con la leyenda: *¡Presos Loxicha, libertad!* bajaron nuevamente de esa unidad azul y blanco pero sin número de identificación para ordenarnos suspender nuestra actividad y posteriormente someternos a interrogatorio, según dijeron por ordenes superiores.

Argumentamos que no estamos cometiendo ningún delito y que las pintas que realizamos a nuestro entender no son ofensivas, sin embargo nos invitaron a suspender dicha actividad o *DE LO CONTRARIO SE TOMARAN OTRAS MEDIDAS,* como es de común nunca se identificaron y quien sabe si será casualidad pero en esos momentos saludaron a los tripulantes de un vehículo del Ejército que circulaba lentamente por la carretera.

Este tipo de arbitrariedades detonaron el conflicto social   hace un año, con consecuencias que no tienen fin hasta el momento y es sumamente lamentable que el Dr. En Derecho Sergio Segreste Ríos, quien fue presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, hoy al frente de la Secretaría de Protección Ciudadana de continuidad a estas prácticas aberrantes, sobre todo hacia los habitantes de una comunidad eminentemente indígena, cuyos miembros han sido diezmados por los paramilitares y policías en un conflicto que aún no termina y que ha dejado más de 90 ejecuciones extrajudiciales, persecución de las comunidades enteras y encarcelamiento de más de 200 indígenas zapotecos.

Quienes integramos la manifestación somos ex presos, familiares de los aun  presos y tememos por nuestra integridad física y psicológica ya que estos métodos y el asesinato de los dirigentes indígenas han inhibido la manifestación de nuestros compañeros a favor de la libertad de los presos indígenas de la Región Loxicha.

Si algo grave no sucede, hoy pernoctaremos en la ciudad de Ejutla de Crespo a unos 50 kilómetros aproximadamente de la ciudad de Oaxaca.

 

RESPETUOSAMENTE:

Juan Sosa Maldonado

Organización de Pueblos Indígenas Zapotecos

 

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: