Centro histórico, Ciudad de México a 18 de marzo del 2007.

 Alrededor de la media noche 400 integrantes del cuerpo de granaderos de la SSP del GDF cercaron el campamento de la APPO ubicado en la plaza Tolsá integrado por aproximadamente 70 personas en su mayoría niños y mujeres para dar paso a un grupo de 50 golpeadores que con lujo de violencia y portando tubos y navajas se dedicaron a destruir y robar las pertenencias de los integrantes de la APPO además de burlarse de ellos haciendo exclamaciones racistas como “pinches indios ya se los llevo la chingada”.

 Posteriormente camiones de volteo y personal de limpieza que se dedico a subir los destrozos que ya habían hecho los golpeadores a los camiones de volteo mientras tanto el cuerpo de granaderos se encargaba de impedir el paso hacia la plaza verificando que nadie saliera de esta y acorralando a los manifestantes que se encontraban al interior.

.

Alrededor de las 2 de la mañana los camiones abandonaron la plaza con las pertenencias de los manifestantes para después dar paso a una jirafa del Distrito Federal para retirar la instalación eléctrica que iluminaba al plantón, momentos adelante comenzaron a llegar algunos camiones barredoras.

 

Cuando esto sucedía alrededor de las 2:30 los golpeadores se retiraron sigilosamente sobre la Av. Hidalgo y al llegar a la esquina de Valerio Trujano los estaba esperando una camioneta blanca con logotipos de la delegación Cuauhtemoc y placas del DF con número 2733-BZ la cual los traslado hasta la delegación Cuauhtemoc.

.

Mientras tanto los compañeros de la APPO continuaban sin poder salir del cerco que habían impuesto los granaderos, los únicos que podían salir era un grupo de niños entre los 4 y 8 años de edad los cuales junto con algunas indígenas triques prendieron una fogata con la intención de quitarse el frió pero al ver esto los granaderos fueron inmediatamente a destruirla, al ver esta situación los niños hicieron una valla alrededor de la fogata posteriormente un miembro de los granaderos llego con una cubeta con agua con la intención de apagar la fogata por lo que Gustavo Sosa Villavicencio (hermano de Flavio Sosa) al tratar de impedir esta situación fue golpeado por varios elementos de este cuerpo de Granaderos.

.

 

Despues de estos incidentes todo esta en tensa calma pués se espera que la APPO reinstale el plantón a la brevedad posible por lo que los granaderos no piensan abandonar la custodia del lugar además de que varios integrantes de APPO se encuentran todavía en la explanada de la Plaza Tolsá.

.

 

 

Cabe destacar que hace 5 meses cuando este plantón fue instalado no fue mal visto por el GDF y el argumento que ahora utilizan para desalojarlo es que este se estaba convirtiendo en un grupo de vendedores ambulantes lo cual es falso.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: