Desde la movilización Mundial de Apoyo a Oaxaca el 22 de diciembre del año pasado, se han venido realizando multitudinarias protestas en México y en varias partes del mundo, la solidaridad y apoyo al digno movimiento Oaxaqueño no han cesado. Ahora con la consigna de libertad a las y los presos políticos, las marchas, plantones, mítines, colectas y asambleas entre otras, continúan por la salida de Ulises Ruiz del poder, el castigo a los culpables de la represión y la salida de las fuerzas militares del estado Oaxaqueño.

Tan solo en Oaxaca se han realizado decenas de marchas, a principios del mes de enero se instauraron plantones en algunos de los penales de Oaxaca en los que se encuentran l@s pres@s como en el de Tlacolula y Miahuatlán donde se encuentran alrededor de 30 compañer@s detenidos el 25 de noviembre por la PFP y Policías locales en días posteriores, estos plantones han sido apoyados por el Comité de Familiares de Desaparecidos, Asesinados y Presos Políticos de Oaxaca (Cofadappo) creado a partir de las detenciones masivas del 25 de noviembre.

El 10 de enero se realizo en Oaxaca la primera protesta del año con cientos de colonos, campesinos, indígenas, universitarios, profesores y organizaciones sociales, además de presos que han sido excarcelados y familiares de estos, las consignas contra Ulises Ruiz se volvieron a oír en las calles Oaxaqueñas, el movimiento Oaxaqueño mostró, a pesar de las declaraciones de Ruiz, que no a muerto. La manifestación partió de la fuente de las Siete Regiones rodeada por decenas de agentes de corporaciones policíacas locales apostadas en las inmediaciones. De ahí avanzó por la calzada Porfirio Díaz, continuó por Héroes de Chapultepec, Joaquín Amaro, Tinoco y Palacios, Morelos, para terminar en la Plaza de la Danza.

El 13 de enero se realizo una marcha del centro de Miahuatlán de Porfirio Díaz a la Penitenciaria Regional ubicada a las orillas de este municipio convocada por la Cofadappo, a las afueras del CERESO se realizo un mitin político cultural con la participación de más de mil personas. Al término de este ya cuando algunas personas se retiraban del lugar y otros más reforzaban el Plantón que se mantiene a las afueras del penal tres camionetas de la policía estatal arremetieron contra un grupo de manifestantes que se marchaban en una camioneta, los tripulantes fueron ultrajados con armas de alto poder siendo detenidos cinco de ellos. Por la tarde el plantón fue violentamente desalojado por la Policía Preventiva del Estado (PPE) con un saldo de 12 detenidos.

El 14 de enero aproximadamente tres mil personas salieron a las calles a protestar por el desalojo del plantón, A causa de la protesta, policías estatales y municipales de Oaxaca provistos de equipos anti motines, volvieron a cerrar las bocacalles aledañas al zócalo y se parapetaron detrás de vallas y cercas metálicas. Mientras que otros elementos vestidos de civil, siguieron el paso de los manifestantes hasta la plaza de la Danza donde se realizo un mitin, la denuncia sobre el desalojo al plantón fue remarcada con las declaraciones de los oradores, Ulises Ruiz tiene pánico y miedo a la reorganización del Movimiento que exige su salida, entre los participantes estaba Grabiela testigo del ataque a los compañeros que conducian la camioneta el día anterior.

El 17 de enero un numeroso contingente se conglomero alrededor del Monumento a la Madre donde inicio la marcha con el objetivo de exigir la libertad a los detenidos en lo que va del conflicto en el estado y la salida de URO de la gubernatura. Participaron miembros de organizaciones de derechos humanos, sociales, organizaciones indígenas, estudiantes, ayuntamientos populares y sindicatos, así como miembros de la democrática sección 22 del Magisterio, durante el recorrido se fueron sumando personas que salían de sus hogares, comercios y centros de trabajo.

La movilización popular en Oaxaca continua mostrando a México y al mundo lo lejos que esta la derrota de esta lucha que desde su inicio estuvo bajo la persecución del Estado Mexicano, mismo que se ha jactado de respetar el derecho a la libre expresión y a los derechos humanos, la realidad es que en nuestro país existe una sistemática violación a los derechos humanos mas fundamentales. El nuevo gobierno de Felipe Calderón ha demostrado en su corta estancia en el poder que mantendrá la misma política de represión en contra de movimientos sociales. Calderón pretende hacer oídos sordos al reclamo social, las manifestaciones de apoyo a Oaxaca los han perseguido incluso fuera del país.

En su gira por Europa Calderón se topo con manifestaciones en las ciudades de Berlin en Alemania, en Davos Zuiza en el marco del Foro Económico Mundial, en Londres Inglaterra así como en Madrid en España.

En Davos, en pleno estado de sitio decenas de personas portaron pancartas y camisetas con las consignas de “Calderon tortura y mata” y “fuera Ulises Ruiz del Poder”. Se planearon mas manifestaciones para esa misma tarde. El 29 de enero en Londres una decena de jóvenes expreso su inconformidad por la visita de Calderón al país, en la calle Downing sede de la casa de Tony Blair primer ministro británico, se colocaron los manifestantes con pancartas que denunciaban la represión en Oaxaca, a la salida de Calderón del lugar las pancartas fueron levantadas y mostradas al gobernante espurio.

El sábado 3 de febrero se llevo a cabo la novena megamarcha, partió de crucero del Aeropuerto a la Plaza de la Danza mas de 150 mil personas marcharon refiriéndose a Ulises Ruiz como un asesino y torturador, el Estado desplegó mas de 4 mil efectivos, la marcha se realizo sin por mayores, en el mitin los oradores reafirmaron su compromiso de continuar la lucha hasta la salida de Ulises Ruiz.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: