“Me detuvieron en Santo Domingo el 25 de noviembre del 2006 como a las 9:00 p.m. Cuatro hombres camoflajeados. Sí me pegaron muy feo, me patearon y pegaron en la cabeza. Me decían que nos iban a matar brutalmente, decía aquel que nos íbamos a morir. La primera vez no me acuerdo, ya de ahí nos llevaron a Miahuatlán. Sí fui victima de la violencia física y psicológica. Me tocaban las piernas. Pues me trataron mal, me golpearon, me mentaban la madre, me decían que era una maldita, que me iba a morir, que era una perra, una idiota, una pendeja, me preguntaban quien me habían pagado para andar ahí y cuantos miles de pesos me habían pagado.

Los policías y los mismos que nos detuvieron. Sí me amenazaron de muerte, sí ya vino mi hermana a verme, sí he comido, no he dormido bien todas las noches, hay mucha vigilancia. Me siento triste. Les quiero decir que se cuiden mucho de esa gente, sí pero es caso que yo no hice. No hemos hablado con nuestro defensor. Nos sacaron de Miahuatlán en helicóptero al aeropuerto para trasladarnos a Tepic, Nayarit, subimos en el avión, nos regañaban bien feo, nos bajaron a golpes, nos gritaban bien feo y llegamos aquí. Nos metieron a un lugar para quitar la ropa que traíamos, nos desnudamos delante de las mujeres oficiales, y ya de ahí nos pasamos a un lugar donde nos tomaron los nombres, firmamos, pusimos huellas, tomaron fotos y ya de ahí nos pasaron a la celda; ahí no puede uno ni hablar nada. Por eso yo le pido a usted que nos ayude para salir de aquí lo más pronto posible y gracias de antemano.”

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: