Raramuris en Sisoguichi, La sierra Taraumara, Chihuahua/Audio

Escucha o descarga los audios

 

 

Aquí en el pueblo Sisoguicho nos encontramos con las comunidades Raramuris de las cuatro sierras. Después de la ceremonia de bienvenida empezó el encuentro, en el cual participaron varios compañeros Raramuris, adherentes a la Sexta y organizaciones civiles.

Los Raramuris llevan años dando la lucha por sus tierras, contra el despojo de las grandes empresas y pequeños propietarios, y para defender su derecho a la autodeterminación.

 

Entre las problemáticas que nos platicaron en este encuentro se vieron semejanzas con los pueblos indígenas de todo el país: el despojo de tierras, la privatización de todo recurso natural, la educación que enseña solo el interés del capital y la influencia insidiosa y siniestra de la droga como herramienta para el genocidio de los pueblos indígenas. Y el mensaje del Congreso Nacional Indígena dictado por los compañeros Lauro del pueblo Wirarika y Don Juan Chávez del pueblo Purepecha fue claro, como hemos ido escuchando durante esta gira, es que se quiere acompañar entre hermanos del “mismo corazón” en la lucha no solo para la resistencia pero además para tumbar a los malos gobiernos y construir un nuevo país donde cada pueblo sea respetado según su modo.

 

Aquí en el pueblo Sisoguicho nos encontramos con las comunidades Raramuris de las cuatro sierras. Después de la ceremonia de bienvenida empezó el encuentro, en el cual participaron varios compañeros Raramuris, adherentes a la Sexta y organizaciones civiles. Los Raramuris llevan años dando la lucha por sus tierras, contra el despojo de las grandes empresas y pequeños propietarios, y para defender su derecho a la autodeterminación.

 

Entre las problemáticas que nos platicaron en este encuentro se vieron semejanzas con los pueblos indígenas de todo el país: el despojo de tierras, la privatización de todo recurso natural, la educación que enseña solo el interés del capital y la influencia insidiosa y siniestra de la droga como herramienta para el genocidio de los pueblos indígenas. Y el mensaje del Congreso Nacional Indígena dictado por los compañeros Lauro del pueblo Wirarika y Don Juan Chávez del pueblo Purepecha fue claro, como hemos ido escuchando durante esta gira, es que se quiere acompañar entre hermanos del “mismo corazón” en la lucha no solo para la resistencia pero además para tumbar a los malos gobiernos y construir un nuevo país donde cada pueblo sea respetado según su modo.

 

“Un Raramuri sin tierra no es nada” dijo el compañero Luis de la región baja de la Taraumara. La compañera Susana nos explico sobre el proyecto local de la Reserva de Biosfera que es una de las ramas de la privatización del agua a nivel global. La SEMARNAT propone “proteger” una zona de 800mil hectáreas donde hay una mayor población indígena en la Taraumara. A lo que va este proyecto neoliberal es el control federal de la fuente de los cinco ríos mas importante al occidente de México, incluso el Rió Ponchos, y con eso aun mas desprecia a las autoridades ejidales y indígenas. La compañera relaciono esta problemática local con la agenda de privatización del agua que se esta mandando de arriba sin absolutamente nada de consulta con las comunidades tanto en las ciudades como en la sierra. En el estado de Chihuahua actualmente lo que mas le interesa al gobierno es la privatización el servicio de agua en conjunto con la ley federal del agua. Su plan viene disfrazado con el término suave “concesionar”, que efectivamente quiere decir privatizar. Las tres empresas que actualmente están pujando por gestionar el agua en Ciudad Juárez son Aguas de Barcelona (donde ya se sabe su historia vergonzosa en Saltillo, Coahuila) Suez y Bibembi. Se dio las altas cuotas de Telmex también, como ejemplo general de las tendencias comunes de las empresas privadas.

La invasión de las tierras ejidales y de las comunidades Raramuris por empresas se escuchó en las participaciones de compañeros de la comunidad La Laguna y la región baja Taraumara entre otras. Los derechos que se dicen “legales” están pisados en lo cotidiano tanto por el gobierno como por el empresario que va apropiándose de terrenos para talar árboles o construir lugares turísticos que no tienen ningún beneficio para las comunidades. El turismo es una trampa para la gente indígena, nos dice el compañero Luis. El sistema capitalista y neoliberal convierte l@s seres humanos a espectadores y la naturaleza a mercancía, añadió Don Chávez. Esa invasión del neoliberalismo se ve en formas más sutiles también como explico la compañera Susana que se refirió a los supuestos apoyos de alimentos que son productos transgenicos. Ella demandó que se digan bien de donde viene tal apoyo y que contiene de contaminantes. El caso mas común es el maíz transgenico que brindan a las comunidades con efectos irreversibles a la tierra y a la salud.

En las escuelas que se encuentran en la región Taraumara nos contaron que obligan a los niños a hablar español y se desprecia a la lengua madre. Recordamos que hablar el idioma es un derecho ancestral.

 

Una compañera hablo de la necesidad de pasar las tradiciones a las nuevas generaciones pero que la influencia de los programas de gobierno ha hecho desconfiar a la gente sobre sus propias formas de curación y medicina. El compañero Luís se refirió a la crisis de identidad que embarca todos esos temas. Se identificó la necesidad de la autonomía en tanto la salud y la educación porque planamente al gobierno no le interesa obedecer las demandas de la gente. Por ejemplo, el departamento de salud del estado ha puesto un hospital en Samachixe para atender a los chabochis (Meztisos) y ricos pero ni siquiera le ofrecen a las comunidades, clínicas con rayos-x o laboratorio. A los indígenas se les niega la consulta medica y el medicamento que podría salvar sus vidas.

 

A través de las necesidades de las consulta medicas, la compañera Susana nos hablo también de los problemas graves de alcoholismo y consumo de droga. Se encuentran también las tiendas clandestinas de vinos y narcomenudeo en las comunidades que por resultado traen la violencia domestica e intrafamiliar que se repite continuamente.

Cuando se pobló el mundo los dioses primeros mandaron a los hombres y mujeres de maíz como guardianes de la madre tierra y así continuamos siéndolo y como guardianes de cada montaña, de cada rió, de cada
tierra.

“Delegado Cero”

¿Te gustó este articulo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribución de nuestros lectores. Considera hacer una donación:

Más de la autora

Redes Sociales

66,772FansLike
16,451FollowersFollow

INSTAGRAM

Tienda de fotógrafia

spot_img

TENDENCIAS