El pasado 2 de noviembre en esta capital, cerca de las 13 horas fue reprimida una manifestación pacífica de solidaridad con el pueblo oaxaqueño que concluía en la Plaza Constitución, dejando seis personas arrestadas y golpeadas por la Guardia Municipal.

Después de hacer una marcha por la acera para conmemorar la “Muerte de la Democracia” y protestar por los hechos violentos en el estado de Oaxaca, alrededor de cincuenta ciudadanos de diferentes organizaciones civiles y sociales, algunos adherentes de la Otra,  fueron atacados violentamente por un grupo de unos 40 policías municipales y unos 10 vestidos de civil, sin importar que estuvieran presentes mujeres y niños. El operativo fue comandado por  Amadeo Valladares Alvarez, secretario de seguridad pública municipal de dudosa situación migratoria  especialista en desarticulación de movimientos contrainsurgentes. Lo cual no deja más que al descubierto el descaro y cinismo con que operan los gobiernos panistas en Querétaro,  quiénes se conducen bajo líneas fascistas de disolución de grupos manifestantes que no comparten las formas con que actúan, en nombre de un discurso democrático e incluso en nombre de Dios para legitimar el uso de la fuerza publica en aras de salvaguardar el trillado y banalizado Estado de Derecho de los mexicanos.

Seis ciudadanos fueron secuestrados y  subidos a la camioneta K-9 M-136, en el trayecto fueron amenazados, pateados y golpeados en la cabeza con los cascos de los policías. Permanecieron desaparecidos aproximadamente una hora. Finalmente les llevaron al Juzgado Cívico Municipal, donde fueron liberados después de pagar entre 1600 y 2000 pesos (entre 150 y 190 dólares) de multa, acusados de obstruir la vía pública, alterar el orden público y agravio físico y verbal contra inspectores municipales.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos tiene conocimiento de los hechos y múltiples organizaciones civiles y sociales han expresado su solidaridad e inconformidad ante la violencia ejercida por las autoridades locales de Querétaro.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: