2O de octubre, el recorrido de la Otra Campaña llegó a Mexicali y se dirigió al salón de los compañeros trabajadores jubilados ferrocarrileros, donde se llevó a cabo una reunión a la que también asistieron miembros del Partido de los Comunista entre otras organizaciones.

Posteriormente se dirigió al pueblo indígena Cucapá llamado el Mayor, un pueblo que por tradición se mantiene de la pesca desde hace nueve mil años, tal como lo señalaron las compañeras de la Soc. Cooperartiva Pesquera Indígena Cucapá, “Somos un pueblo que nos dedicamos a la pesca…” expresó Monica Paulina Gonzales Portillo presidenta de la Sociedad.

A la reunión también asistieron maestras de escuelas primarias de la región y compañeros indígenas Kiliwas, quienes contaron su lucha y su dolor. Los Kiliwas es una comunidad apunto de desaparecer porque sólo cuenta con 54 miembros de los cuales sólo 5 ó 6 hablan la lengua; y lo más grave es que han decidido hacer un pacto de muerte como respuesta a los años de injusticias en contra de ellos, la mujeres no quieren que sus hijos vivan siendo esclavos.

La compañeras cuentan que en 1993 el entonces estúpido presidente Carlos Salisnas de Gorati, decretó una área natural protegida, donde los Cucapas han llevado a cabo sus actividades pesqueras y con eso vinieron una serie de restricciones, pues el sitio de desembarque queda en una zona núcleo y las leyes ambientales les prohíben pescar dentro de esas áreas, “sin considerar nuestros derechos, eso es lo que venimos peleando!” dice Monica.

Las compañeras han promovido 13 amparos para pescar en temporada, sin embargo estos no abarcan el total de los productos que se pueden pescar, pues de entre la variedad de especies, solamente una pueden pescar. Cabe mencionar que a su vez han sufrido varios enfrentamientos muy fuertes con la PROFEPA, la marina y los militares que los hostigan, “cada vez que llegamos a la delta del río Colorado nos están esperando. En una ocasión a una compañera que estaba embarazada le pusieron el cañón del arma en la boca del estómago y amenazaron que dispararían si no nos íbamos”.

“En nuestro trabajo hay que aprovechar la marea si no ya no comes, ya no pagas lo que debes, esperamos año con año la temporada, ahí solventamos nuestra situación económica a lo largo del año. Y aún así tenemos 60 actas administrativas y en una sí les encontraron culpabilidad por desacato a la autoridad, por no dejarnos quitar la embarcación, nos demandó la PROFEPA y todavía nos pidieron hacer un dictamen antropológico, para ver si es verdad que somos una etnia y si teníamos derecho de estar ahí”

Los compañeros del Congreso Nacional indígena, también dirigieron un mensaje a la comunidad, con el Compañero Jefe Purépecha Juan Chávez: “Es un gran dolor, olvido, destrucción e injusticia, hasta ahora es lo que hemos visto con nuestros hermanos indígenas; los malos gobiernos están implementando sus políticas neoliberales de destrucción y van por todo. Nosotros estaremos con ustedes defendiendo nuestra patria”.

Ante tales situaciones a las que se ven sometidos los compañeros Cucapás, al final y después de una reunión a puerta cerrada con los compañeros Cucapas el Delegado Zero, anunció que se levantará un campamento zapatista en la próxima temporada de pesca que comprende de febrero a mayo, con el fin de apoyar y hermanar esta resistencia e impedir que se siga deteniendo y reprimiendo a los compañeros “Si detienen a los Cucapas tendrán que detener a los zapatistas”.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: