Mesa 6, Justicia y seguridad comunitaria

 

 

• Se debe fortalecer el proyecto de la PC a través de las experiencias de proyectos similares que se han desarrollado en otros lugares, como en algunos casos de litigio que se han llevado a nivel internacional aplicando el Convenio 169.

•Frente al gobierno del estado pedimos una nueva relación de respeto. No buscamos que nos reconozca, no buscamos que nos haga la norma, la norma la hacemos nosotros.
• Como Coordinadora, buscamos superar nuestras propias deficiencias, para ello es importante capacitarnos y mejorar nuestros sistemas de comunicación, impulsando la creación de una radio comunitaria. Es importante seguir con la formación de cuadros por lo que se propone realizar cursos de capacitación.

• Para que el proyecto de la policía comunitaria pueda ampliar su visión es necesario utilizar el Centro Comunitario de aprendizaje, para educar a la comunidad.
• Es necesaria la asesoría técnica para duplicar los logros y combatir los vicios que se tienen al interior de la Policía Comunitaria para evitar su semejanza con las corporaciones policíacas del Gobierno.
• La experiencias de otros estados sirven para fortalecer los procesos, debemos buscar espacios para compartir experiencias.
• Es importante buscar y consolidar las relaciones con otros actores sociales y académicos que puedan fortalecer el proyecto.
• Más allá del tema de seguridad y justicia, buscaremos desarrollar el derecho al desarrollo de los pueblos indígenas, impulsando el fortalecimiento de nuestro propio mercado interno. Así, impulsaremos con la fuerza y voluntad del pueblo un modelo de desarrollo, diferente al capitalista.

• Es importante realizar análisis políticos serios que permitan posicionarnos frente al gobierno del Estado, gobierno municipal y Congreso Local.• La legalidad de la Policía Comunitaria esta establecida en el Convenio 169 y en la libre determinación de los pueblos, plasmada en los Acuerdos de San Andrés.
• La CRAC tiene su propia dinámica, y ha marcado un precedente en todo el País, se ha implementado el derecho a la libre determinación de los pueblos indígenas y se están llevando a práctica los acuerdos de San Andrés.
• El asunto de Justicia y Seguridad es un negocio para el Estado, pero para la Policía Comunitaria no es negocio, pues la justicia es gratuita. Para los integrantes de la CRAC ha implicado un sacrificio, un esfuerzo, un servicio comunitario.
• A pesar de la represión y de los esfuerzos del gobierno por desarticular la policía comunitaria, al tener una base social fuerte, hemos resistido. Los pueblos han sostenido este proyecto, pero el gobierno se ha endurecido.
• Nosotros tenemos la legitimidad y no la legalidad. Los pueblos deben tener fuerza y razón para administrar la justicia y seguridad en sus comunidades.
• Los partidos políticos no son alternativa de cambio, el cambio va a venir de las mismas comunidades.
• Hay opiniones que indican que se debe legalizar la Policía Comunitaria, alinearnos con el estado, nosotros decimos que no, que hay otras formas como crecer y es la que estamos creando. Nosotros somos una institución aunque el gobierno diga que somos ilegales. Los pueblos indígenas desde siempre hemos tenido sus instituciones de administración de justicia, los comisarios tienen sus policías y ejercen justicia, sin necesidad de estar legalmente reconocidos.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: