Omeapa, Guerrero

La madre de uno de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa,  Minerva Bello Guerrero, «murió combatiendo el cáncer y la impunidad de de un gobierno que nunca le dio respuesta sobre el paradero de su hijo», acusan los padres de familia en redes sociales. El cuerpo de «Doña Mine» -como cariñosamente le llamaban en la Normal Rural- lanzó su último suspiro el 4 de febrero a las 10 de la noche.

Ella era pareja de el señor Pancho Rodríguez y madre de Everardo Rodríguez Bello, desaparecido desde septiembre de 2014, originaria de San Juan Omeapa en el municipio de Tixtla. El cáncer acabó con su vida, además los padres de familia señalan que «su enorme dolor agravó su enfermedad y se fue sin poder cumplir su más grande anhelo, el de volver a abrazar a su hijo».

El Estado, causó su degradación física y emocional, al negarse a presentar con vida a los 43 estudiantes desaparecidos, sentencia el Comité Estudiantil Ricardo Flores Magón, de Ayotzinapa.

En días pasados, en el informe que realizó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), revela que la Policía Federal de México participó activamente en la desaparición forzada, en conjunto con los grupos de narcotráfico. Las investigaciones siguen inconclusas y los Padres y Madres de los estudiantes no han obtenido justicia.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: