El pasado domingo 26 de febrero alrededor de las 10:00 hrs., se realizaron dos asambleas ejidales simultáneas en Chocholá, Yucatán. Cerca de diez patrullas antimotines así como una veintena de policías resguardaban un espacio a un costado de la iglesia de dicha localidad en la que se realizó una asamblea alternativa solicitada a la Procuraduría Agraria (PA) por un grupo de ejidatarios encabezados por excomisarios ejidales que han vendido y quieren seguir vendiendo las tierras del ejido al empresario Carlos Abraham Mafud y a la empresa Proser, dedicada a la explotación de cal y la cual quiere establecer una cementera en dicha localidad.

El visitador agrario empezó diciendo que un grupo de ejidatarios podía solicitar la asamblea para remoción del comisariado ejidal y que “decidieron” realizar la asamblea en dicho lugar ya que han sido “amenazados” por parte de distintos ejidatarios, razón por la cual solicitaron la presencia de la policía. Así procedieron al pase de lista, en el que en más de una ocasión el mismo ejidatario levantó las manos dos veces, de igual modo cuando alguien levantaba la mano y no era él, los ejidatarios que defienden el territorio desde afuera del espacio acordonado protestaban y gritaban “ese no es”. Al final, y pese a todas las trampas, los ejidatarios que quieren seguir vendiendo sus tierras, no lograron obtener el quórum necesario y por tanto se abrió una segunda convocatoria para marzo. Mientras tanto, los ejidatarios que están defendiendo el territorio, desde la comisaría ejidal anunciaban: “aquí nos acaban de decir que están engañando a los compañeros de la tercera edad con $1,500.00, no se dejen engañar, acérquense compañeros”, en esta asamblea los ejidatarios, junto con su abogado, Rodolfo Macossay, decidieron ratificar a la comisaria ejidal y que la PA dejó sus papeles de que sí está: “si ahorita, si la Procuraduría decidió salirse, para nosotros la asamblea es legal y todos los que queramos ratificar al comisariado, nos están dejando el campo libre y mañana en el tribunal nosotros haremos valer que la procuraduría se fue en vez de quedarse, y con su firma nosotros vamos a decir que ratificamos”.

Los ejidatarios que están defendiendo el territorio acudieron con pancartas en las que se denunciaban a la mafia agraria, principalmente de la PA, así como de apoyo a la comisaria del ejido: “Se cumplen 25 años de la creación de la PA y hoy en día están vendidos a la mafia de los corruptos, están en contra de los que defendemos las tierras, feliz aniversario ladrones”, “PA ayuda a los estafadores y depredadores del ejido de Chocholá, Yuc.”, “El pueblo unido jamás será vencido, fuera los ladrones y corruptos que vendieron nuestros montes”,  “Mujeres valientes y con valores necesitamos y aquí hay una y su nombre es Claudia Cob”.

Articulación de luchas en defensa de las tierras

Desde enero de 2011 Arturo Gómez Romero y Natividad Quintal vendieron un total de 2, 273 hectáreas por una cantidad de $52, 060, 000 que no fue distribuida entre los 566 ejidatarios, por tanto mencionan que se trata de un despojo del territorio, realizado en complicidad con los ex-comisarios. El comisariado ejidal actualmente está exigiendo la devolución y reforestación de los montes y denunciando que se debió realizar una consulta popular ciudadana para que el pueblo decida si quería que se ponga una cementera en el territorio maya de Chocholá.

Durante la asamblea realizada en la comisaría ejidal, la comisaria Claudia Cob anunció que se encontraban compañeros de la Unión de Pobladores y Pobladoras de Chablekal que están luchando contra la venta de tierras en manos del mismo empresario: “cuando nosotros escuchamos lo que aquí está pasando pensamos que el mismo empresario, los mismos intereses que les perjudica a ustedes ahorita es el mismo que nos está perjudicando a nosotros y a lo mejor si ustedes y nosotros, y otros pueblos, nos juntamos, podemos hacer más grande la lucha, si luchamos solos a veces nos vencen, pero si somos muchos no nos van a vencer […] entonces compañeras, compañeros podemos venir nosotros un día para enlazar estas luchas y hacer un frente y agarrar fuerzas […] vamos a hacer una fuerza tan grande que esos corruptos autoridades van a tener que caer”.

Por su parte, la comisaria ejidal mencionó que “necesitamos unirnos como pueblos, unirnos para luchar por nuestras tierras, como ellos comentan ellos no son ejidatarios pero también tienen derecho a disfrutar de los recursos naturales como son el monte, también todos los que somos nativos de Chocholá nos corresponde por derecho, entonces no es justo que sólo un grupo de ejidatarios tome decisiones que afectan a toda la población, nuestro reglamento interno dice que los pobladores tienen derecho a opinar en ciertas decisiones y aquí se está violando su derecho”. Finalmente vieron como un triunfo que el ejido esté unido frente al despojo e invitaron a los ejidatarios que aún no están en la defensa del territorio a que se sumen a esta lucha para no dividir al pueblo

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: