Sueños estancados más no olvidados: Andrés Pérez Rosales

Andres Perez Rosales fue detenido el 2 de octubre de 2013 en Reforma 93 a la edad de 18 años, el joven era estudiante del Colegio de Bachilleres plantel 2 quién realizaba distintas actividades para solventar sus gastos como estudiante y para apoyar en su casa, como lo eran vender en el tianguis de Tizayuca en el estado de Hidalgo, y también comercializaba dulces, comenta su hermana.

“No es posible que la gente y el gobierno se basen solo en lo que dice el noticiero, el periódico tan amarillista de señalar a un estudiante”

Leticia Pérez González es hermana de Andrés, nos comenta que al momento de la detención de su hermano, hubo muchas trabas en la 50 agencia del ministerio público, pues en donde supuestamente estaba detenido, no era así, ya que se encontraba en total aislamiento, pero el día 3 de octubre Andrés logró comunicarse con ella y le dijo que estaba detenido en la agencia Tlalpan 3.

Después de haber sido torturado por la policía, lograron que firmara una declaración en donde asumía haber saqueado un oxxo, además de haber golpeado a unos policías; en tales oficinas a su hermana se le mostró el periódico del día anterior en donde salen fotografías de individuxs esbozadxs, además también le dijeron “habían videos” los cuáles inculpaban a su hermano, también le preguntaron que si contaba con dinero en ese momento, pero les dijo que no y horas más tarde fue enviado al Reclusorio Sur, en donde se encuentra en la actualidad.

Las inconsistencias de la averiguación previa en contra de Andres se denota en las declaraciones de los trabajadores del oxxo así como la de los policías, en sus primeras declaraciones un policía alega que fue agredido por el joven al patearle la cabeza para luego cambiar su testimonio a que había sido agredido con una bolsa; mientras un trabajador del oxxo como primicia declaró que nunca en su vida había visto a Andres para posteriormente alegar que si lo reconocía y que efectivamente se trataba de quien había atracado la tienda de conveniencia.

Andrés había acudido antes al mercado de la Merced para comprar dulces y cigarros para comercializarlos durante la movilización del 2 de octubre, cargaba su mercancía en una pequeña mochila, pero durante las detenciones arbitrarias el joven fue tacleado por varios policías y golpeado brutalmente, posteriormente los policías se encargaron de cambiar su mochila por otra más grande con distintos objetos incriminatorios, que en otro video se ve claramente como fue arrebatada a otra persona.

Sentencia de 8 años 10 meses y 14 días.

Los ánimos de la familia han decaído por estas arbitrariedades a lo largo de estos dos años de injusta reclusión, el padre del joven preso político falleció hace unos meses, y siempre tuvo la esperanza de ver a su hijo libre, pero ahora su hermana sabe que su caso es muy parecido al de otrxs compañerxs secuestradxs por el estado y hace un llamado a la unidad y a la organización para poder hacer muchas cosas.

“No hay que dejarnos intimidar, porque hay que sacar a todos.”

Algunos medios de la Ciudad de México han continuado el linchamiento mediatco, al desplegar algunos artículos en periódicos en donde se le asume cómo el “preso que nadie quiso defender” ya que otrxs compañerxs detenidxs ese año, fueron asistidos por organizaciones y abogadxs solidarixs, pero el abogado que contrató la familia Pérez Gózales no hizo nada para poder desvirtuar los delitos de tintes políticos por los cuáles está preso el estudiante.

¿Te gustó este articulo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribución de nuestros lectores. Considera hacer una donación:

Más de la autora

Redes Sociales

66,772FansLike
16,452FollowersFollow

INSTAGRAM

Tienda de fotógrafia

spot_img

TENDENCIAS