Dentro de la conferencia dada el pasado 6 de Septiembre por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), dieron a conocer elementos que narran un suceso relacionado con un quinto camión que habían tomado los Normalistas de Ayotzinapa y que en la investigación de la PGR hay una intención de ocultar información sobre parte de la historia de aquel 26 de septiembre en Iguala, al grado de afirmar que solo se habían tomado cuatro camiones y que ese quinto camión fue destruido a las afueras de la estación de autobuses.

El GIEI muestra una hipótesis donde explican que la actuación de la policía y el nivel de violencia, muestra que hay una intención para no dejar salir a ninguno de los autobuses de la ciudad de Iguala.

Explican que en las declaraciones hechas por los Normalistas hablan de no solo 4 autobuses como lo afirma la PGR, si no de 5 tomados para sus actividades políticas. En la declaración hecha por el chofer hay una versión totalmente diferente y la PGR concluye que ese camión se descompuso y fue abandonado por los normalistas para tomar otro. Por su parte los normalistas afirman que esto no sucedió y que en ese momento el camión seguía tomado hasta llegar a las afueras de iguala donde fue interceptado por una patrulla de la policía federal, con la cual se desato una persecución con armas de fuego obligando a los normalistas a huir hacia una colina ante las magnitud del ataque de la policía.  

En la investigación hecha por el GIEI obtienen la declaración del chofer de este quinto autobús, el cual da una versión diferente a la de los normalistas que resulta contradictoria. A su vez entre los expedientes de la PGR existe un manuscrito (sin precisar la autoría) que relata una versión parecida a la de los normalistas y que muestra que la versión del chofer esta manipulada.

Dentro de las inconsistencias de la PGR en algún momento es presentado en físico un autobús para su revisión el cual no coincide con el que se muestra en el video saliendo de la central de autobuses. Un experto en análisis de video y fotografía realizo un peritaje mostrando que muchos elementos como calcomanías y vestiduras de los asientos que no coinciden con el camión presentado por la PGR.

En esta hipótesis hay una necesidad de buscar un móvil de actuación el cual puede estar relacionado con procesos judiciales y fiscales hechas en Estados Unidos donde afirman que en Iguala hay autobuses acondicionados para transportar droga y que estos tienen como destino la ciudad de Chicago. Relacionando esto con la forma en la que actuó la policía y la hipótesis que explica que había una intención de no dejar salir a ningún autobús de la ciudad de Iguala refuerza una posible explicación del por que la policía y los sicarios buscaron a toda costa cumplir con este objetivo y resguardar los autobuses, es decir impedir su salida de la Ciudad de Iguala.

A su vez el GIEI afirma que mediante las investigaciones los normalistas iban exclusivamente por camiones para poder transportarse a la marcha conmemorativa del 2 de octubre del 2014 la cual se realizaría una semana después y no iban por ningún autobús en particular.

La investigación que actualmente se encuentra en proceso, que tiene como hipótesis que los camiones o alguno de estos, iba cargado de droga y que tenia como destino la unión americana, podría convertirse en una explicación de estos hechos lamentables y podría vincular a la policía municipal, estatal, federal y ministerial con la protección a los transportes usados por los capos de la droga, reforzando la teoría de que nos encontramos con un Narco Estado.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: