El viernes 8 de mayo por segunda vez las abejas de Acteal se encontraron con una comisión de padres y madres parte del comité de familiares que exigen la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, y justicia para los tres compañeros asesinados la fatídica noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre, así como para Aldo, joven que recibió un tiro en la cabeza y se encuentra desde entonces en coma.

La actividad inició con una peregrinación que partió de la tijera de Majomut, aun costado del destacamento militar, entre el Municipio autónomo de San Pedro Polhó y la sede de la organización pacifista Las Abejas, en el municipio Chenaló. Un encuentro de dos luchas; la anfitriona caminando por la justicia y la paz por más de 17 años, exigiendo justicia para sus 49 hombres, mujeres y niños masacrados en la Ermita mientras realizaban una jornada de ayuno y oración por la paz el 22 de diciembre de 1997. Los padres, madres y alumnos de Ayotzinapa, luchando incansablemente por la presentación con vida de sus hijos por más de 7 meses.

 

 

Tras la peregrinación se llevó a cabo un encuentro de la palabra en el santuario sagrado de los mártires de Acteal. Una especie de auditorio de concreto al aire libre, techado. Esta descripción se queda corta, los compañeros y compañeros le nombran el santuario sagrado, pues bajo nuestros pies, en una cámara resguardada por la cooperativa de tzotziles integrantes de las Abejas, yacen los restos de los 45 hombres, mujeres y niños asesinados el 22 de diciembre producto de la guerra contrainsurgente que se desató después del levantamiento zapatista en contra de los pueblos organizados.

Resonaron las palabras de los hombres y mujeres sobrevivientes de la masacre paramilitar del 97, después la palabra de doña Berta y de José, estudiante normalista de la Raúl isidro Burgos. Pudimos escuchar la estrategia que aplicó el Estado mexicano sobre el caso Acteal y que quiere repetir en el caso Iguala, el desgaste, el olvido, injusticia e impunidad: “fueron transcurriendo los años, hasta que el Estado Mexicano creyó que habíamos olvidado su crimen, entonces, a través de su podrido sistema de justicia, administrado por la corrupta y mal llamada “Suprema Corte de Justicia de la Nación” (SCJN), empezó a liberar a los paramilitares… Después de la masacre… condenamos y exigimos que se garantizara la no repetición… pero, nuestra demandas y exigencias de justicia, fueron respondidos por el Estado Mexicano con impunidad y con más masacres.

 

 

Para Ayotzinapa, el gobierno ha querido cerrar una y otra vez, se ha burlado, ha creado montajes y ha venido cubriendo con el manto de la impunidad a los principales actores intelectuales de la masacre y desaparición. El mensaje de las Abejas para el comité de padres y madres de Ayotzinapa fue claro: “hay que seguir unidos en la lucha y nada nos podrá detener”.

La jornada finalizó con una ceremonia religiosa –tradicional y católica- en donde pidieron por la justicia y por la paz, y se honró a los caídos por parte de los normalistas, y de los tzotziles.

 

 

Lee el comunicado de las Abejas de Acteal a los padres y madres de los 43 jóvenes estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: