“Hoy desde Xochimilco seguimos haciendo nuestra la demanda de cada una de las 43 familias de los estudiantes, de las más de 23 mil familias hoy en México que no tienen a un miembro en su hogar desde la llamada “Guerra contra el narcotráfico”; nosotros decimos: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

Con infinito amor y solidaridad les decimos que no están solos, que su dolor es nuestro dolor, su rabia es la nuestra y su palabra un aliento para seguir de pie” 

Frente Autónomo Xochimilco

 

Xochimilco está formado por pueblos y barrios concientes que a lo largo de la historia han jugado un papel activo en los procesos de transformación social; al día de hoy asirve de “Refugio” para Ángel Aguirre Rivero, ex gobernador de Guerrero que salió con licencia por el Caso de Aiguala, paseándose por Tepepan, gozando del privilegio de la impunidad. Así lo denuncio el Frente Autónomo Xochimilco -grupo que se define como independiente, apartidista y autogestivo, conformado por ciudadanos residentes de ese territorio-.         

Vistos de la impunidad en esta región del sur de la ciudad de México relacionados con el ex gobernador de Guerrero, se presentaron a finales del mes de noviembre del 2014, cuando Excelsior reportó el decomiso de armas de alto poder de uso exclusivo del ejercito a dos supuestos “escoltas” de Aguirre Rivero, integrantes de la Coordinación de Seguridad de Transporte Aéreo (grupo creado en 2005 por el gobernador en turno, Zeferino Torreblanca).

En este marco, la tarde del 29 de enero se llevó a cabo una jornada de movilización en Xochimilco encabezada por una representación de padres y madres de familia de los 43 estudiantes normalistas rurales desaparecidos desde hace ya poco más de 4 meses. De los barrios y pueblos del sur del Distrito Federal llegaron jóvenes, amas de casa, trabajadorxs, campesinxs, que se sumaron al llamado para luchar contra la violencia, corrupción, y en contra de la permanencia de “la ausencia de gobierno para el pueblo” y por supuesto por la presentación con vida y justicia para los jóvenes.

La movilización se da con el ingrediente que forma el repudio al Informe de Murillo Karam con el que el gobierno mexicano quizo cerrar “la investigación” del caso de los jóvenes ausentes el pasado 27 de enero. Hay otra lógica que no muestra la superficie que representa una movilización: la mayoría de los esfuerzos están dirigidos a acciones locales, situadas en los márgenes de la urbe y se organizan por la defensa del territorio, recursos naturales y culturales a través de la Coordinación de Pueblos, Barrios Originarios y Colonias de Xochimilco e incluso en células autónomas de carácter barrial; en su conjunto y cada quién con sus formas, se suman al “¡Ya basta! ¡Fue y es el Estado! ¡Fue y es el Ejército!”.   

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: