Cuatro meses de no oír la voz de los Normalistas, de no poderlos abrazar, de una lucha incansable por parte de los padres de familia. Cuatro meses en que se ha evidenciado la corrupción y podredumbre de la clase política Mexicana y el hartazgo de la población. 122 días de la desaparición forzada suscitada aquella noche sangrienta. 43 estudiantes desaparecidos, así como 43 Kilómetros recorridos en la Octava Jornada Global por Ayotzinapa, compuesta de 4 manifestaciones en cada punto del Distrito Federal: Indios Verdes, Taxqueña, Zaragoza y Auditorio Nacional, más tarde todas arribarían al Zócalo Capitalino.

Eran las 10 de la mañana. En cada punto convocado ya se iban congregando organizaciones sociales, estudiantes, trabajadores, amas de casa, campesinos, profesores. Todos provienen de algún punto del país con una consigna: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

Ahora estamos más seguros que nunca que nuestros hijos están vivos

Miles de almas acompañan a los padres y madres de familia a 122 días de la detención y desaparición de los 43 normalistas rurales en los hechos de Iguala. Como las tres rutas restantes, la que partió de Taxqueña por Tlalpan para llegar al zócalo, fue encabezada por los incansables, entiéndase familiares y compañeros normalistas, así como por organizaciones muy cercanas al movimiento guerrerense, como la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Estado de Guerrero (CETEG), el Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG), entre las que destacó la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) Chilpancingo.

La octava jornada global por Ayotzinapa que se desarrolló en la Ciudad de México y en decenas de ciudades del país y el mundo, demostró que organizaciones sociales, estudiantiles, barriales y familias enteras no están dispuestas a dejar de lado el dolor que provoca la ausencia de 43 hijos, historias y sueños que hasta el momento se encuentran en el limbo jurídico, pero presentes en la resistencia cotidiana de quienes los esperan. De manera significativa fue la presencia del pueblo de Tecoanapa, Guerrero, del cual son originarios 8 de los jóvenes normalistas, incluyendo a Alexander Mora Venancio.

Dos mítines se realizaron durante el trayecto, el primero en avenida Churubusco y un segundo a la altura del metro Villa De Cortés; el mensaje central fue el de presentación con vida de los jóvenes ausentes desde hace cuatro meses, además de dejar claro que el estado está apostando a cerrar el caso mediante argumentaciones falaces y mentiras, sin argumentaciones sólidas, ni mucho menos científicas.

Concentración Auditorio Nacional

La movilización partió del Auditorio Nacional cerca de las cuatro de la tarde, fue integrada por familiares de los estudiantes, el Sindicato Mexicano de Electricistas y el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, profesores de la Sección XVIII (CNTE Michoacán), estudiantes de la UNAM, IPN, UACM, UAM, y bases eclesiales. Todos unidos para exigir la presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos.

Los padres de familia dejaron clara la poca credibilidad hacia las respuestas que ha dado el gobierno a cerca de la desaparición de los jóvenes. Consideran que éstas no han sido convincentes ni para los familiares, ni para los estudiantes de la Normal. También se  escuchó el rechazo hacia las reformas estructurales implementadas por el gobierno mexicano, la crítica hacia éstas es sobre las afectaciones que tienen sobre el pueblo, en donde los beneficios en su mayoría son para los de arriba, los del poder.

Durante el recorrido la gente que observaba, daba muestras de solidaridad que iban desde aplausos hasta sonidos con el claxon de los automóviles, personas que levantaban una cartulina sumándose a la demanda de la movilización. De esta manera se fueron sumando más contingentes e individuos.

Ayotzinapa: la chispa que incendie la hoguera

Miles de personas se concentraron en el metro Indios Verdes para iniciar un recorrido que visitó varios puntos del Norte del Distrito Federal, a lo largo de éste se irían sumando más organizaciones sociales a acompañar a los padres de familia que encabezaban esta extensa manifestación en la que participó el Magisterio Mexiquense, la Preparatoria Nº 9,MAIZ y Vicam.

El primer punto a visitar fue la Prepa 9 y posteriormente se marchó por la avenida Insurgentes. A la altura del metro La Raza, bajo el calcinante sol de las dos y media de la tarde, se sumó un contingente de estudiantes normalistas que caminaban con el puño en alto, portando una manta alusiva a los asesinatos en Ayotzinapa, con la leyenda «Ni perdón ni olvido».

“Iguala es un panteón de fosas clandestinas. Que no haya ni un voto, ni más presidentes municipales funcionando con la delincuencia y desapareciendo gente”  dijo un padre de familia que inició el primer mitin que se llevaría a cabo a la altura de Tlatelolco, así mismo recalcó que ellos ya no quieren gobierno, quieren a la gente luchando. La manifestación siguió avanzando, observando a su paso las muestras de solidaridad, la empatía, los murmullos de la gente que iba pasando o que estaban ahí, en sus puestos de comida, en sus trabajos, en sus casas, en sus cotidianidades.

La tercera parada fue frente a la sede del PRI en la colonia Buenavista, “la cuna de bandidos” decían los profesores. Inició el mitin: “Si no presentan a los jóvenes esa puede ser la chispa que incendie la hoguera”. Mientras tanto dos jóvenes pintaban a las afueras de las oficinas del PRI la leyenda «Asesinos».

Oaxaca presente en la acción global por Ayotzinapa

De la calzada Ignacio Zaragoza partió un contingente de por lo menos 10 mil maestros y maestras de la Sección XXII, pertenecientes a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, en la vanguardia avanzaba una comitiva de padres y madres de familia que no han cesado la búsqueda de sus hijos estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero.

En la vanguardia se encontraban un grupo de alumnos de dicha normal, que también han alzado la voz en distintos lugares del país por sus compañeros ausentes, sus consignas de justicia para los caídos, presentación con vida de los jóvenes secuestrados por la policía en Iguala, liberación de todas las personas presas políticas.

Se realizaron tres mítines, uno frente al Poder Judicial de la Federación y en la Cámara de Diputados. En el poder judicial hubo lugar para que voceros de distintas organizaciones, se pronunciaran respecto de la lucha en la que están encaminados, por ende, la c
onsigna de la presentación con vida de los estudiantes normalistas, se conjugó con la lucha de los pueblos en defensa del territorio, la defensa del agua y del bosque, los pueblos que luchan por su autonomía y por la presentación con vida de todos los desaparecidos y todas las desaparecidas del país.

Frente a la cámara de diputados, denunciaron que los burócratas federales han sido cómplices de la avanzada de leyes neoliberales y por solapar la impunidad en el país. El otro mitin tuvo lugar en la calle Pino Suárez, en pleno centro de la ciudad, en donde cientos de personas que se asomaban al escuchar las voces de padres y madres de familia.

Miles arribando al Zócalo

Al ritmo de Héctor Guerra y su pachama Crew fueron internándose en el Zócalo cada uno de los contingentes. Posteriormente dio inicio el mitin. Mientras se preparaban, un niño portaba una pancarta: «¡Papá! ¡Aguanta la prueba aquí te estamos esperando!».

Las participaciones transcurrían, a un costado se encontraba la madre de Luis Ángel Abarca Carrillo, sosteniendo la imagen de su hijo con su cara recargada sobre una de sus manos, con la tristeza y cansancio en el rostro, con frio en el cuerpo, pero gritando consignas a la par de sus compañeros.

La semilla a la insurgencia

“Somos la semilla que florece a la insurgencia. Cada segundo de dolor y sufrimiento lo van a pagar muy caro por que el pueblo de México se los va a cobrar segundo a segundo” dice el padre de familia que inicia el mitin. También señala que los gobernantes omiten las declaraciones que involucran a los militares. Culmina diciendo que en guerrero no habrá elecciones.

Carmelita Cruz, madre de Jorge Aníbal Cruz, señala que el 27 Batallón de Iguala participó en la desaparición. “Ya estuvo bien de que nos hagan sufrir” culmina y salen algunas lágrimas.

Hilda Hernández apunta que los narcotraficantes y el gobierno son uno mismo, que a sus hijos se los llevó el gobierno. Hace un llamado a todos (abuelitos, niños, estudiantes) a abrir los ojos y crear un país libre. Al terminar su participación los asistentes gritan: ¡Fue el estado! ¡Fue el estado!

Cortarle la cabeza a Peña Nieto

 

“Para saludar a este pueblo hay que quitarse el sombrero, y para tener la dignidad de gobernar a este país tendría que quitarse el copete nuestro gobernante o tendríamos que cortarle la cabeza” inicia Omar García con el mitin y llama a aglutinarse en un Movimiento Nacional para cambiar el país. Tenemos que apostarle a algo distinto, agrega.

El secretario General de la Normal Rural de Ayotzinapa, Pedro David Flores Maldonado, menciona que en estos días se ha hablado de represión para atemorizarlos. Lanza un concreto mensaje: Si la represión se avecina, pues la esperamos y la esperaremos de frente.

Los padres de familia, el Comité Estudiantil de la Normal Rural de Ayotzinapa y las organizaciones sociales lanzan un comunicado en el que condenan la desaparición de los estudiantes. Así mismo mencionan que las instancias  gubernamentales de seguridad son las mismas que extorsionan, matan y desaparecen. En el comunicado se deja claro que  la Asamblea Nacional Popular va a seguir luchando por la aparición con vida de los 43 y que los padres de familia se están preparando para entrar en los cuarteles militares a buscar a sus hijos. Hacen un llamado al pueblo a congregarse el 5 de febrero en una reunión nacional que tendrá cita en Guerrero.

Por último el padre de Alexander Mora Venancio menciona que no cree en la versión del gobierno que dice que su hijo está muerto. “Me pongo en pie a buscarlo con vida. Nos quieren amenazar”. Al grito de ¡Alexander vive! ¡Julio César Vive! ¡César Vive! ¡Daniel vive! culmina el mitin.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: