Guerrero, la capital de la ruptura

“Entonces el nombre de sus hijos, el nombre de sus hijas, de sus familiares va poder hacer retumbar esta tierra, y que se sepa que la sangre de esos hijos, y de esas hijas, de esos familiares desaparecidos… empezó a derrumbar este Estado corrupto y a fundar una nueva legalidad y un nuevo gobierno”.

Omar García, estudiante de la normal de Ayotzinapa

 

 

Con los crímenes de lesa humanidad ocurridos en Iguala la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre que dejaron como saldo tres estudiantes ejecutados extrajudicialmente y cuarenta y tres más detenidos desaparecidos, se destapó la cloaca de la relación del Estado con el crimen organizado, siendo ambos partes fundamentales para su reproducción y subsistencia, así como actores centrales para crear la indefensión en que se encuentran la mayoría de las personas en el país ante la corrupción y violencia. Este escenario abrió la posibilidad de conocer la capacidad organizativa y de respuesta que tiene el  movimiento social en Guerrero, el cual ha sabido consolidarse y crear una Asamblea Nacional Popular que construye acciones que permiten la lucha cotidiana por la presentación con vida de los estudiantes desaparecidos y es integrada por decenas de organizaciones.

 

La revuelta cotidiana

Las acciones ante el crimen de Estado que lleva a cabo la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM), incluida la Normal Rural de Ayotzinapa, así como el Comité de Padres y Madres de los jóvenes detenidos desaparecidos son constantes y llenas de fuerza. El mismo 26 de septiembre los normalistas llamaron a una conferencia de prensa para dar a conocer el ataque armado perpetuado en  contra de sus compañeros (que dicho sea de paso, la respuesta fue un una nueva lluvia de plomo). La reacción fue inmediata y desde entonces no han parado de llevar a cabo acciones diarias, siempre en coordinación con las ocho normales públicas del Estado aglutinadas en el Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG), así como la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), La Policía Comunitaria del Fortín en Tixtla, Guerrero, y la búsqueda de fozas clandestinas que desde los primeros días de octubre encabezó la UPOEG.

Esta suma de voluntades ha desembocado en una revuelta que incluye movilizaciones multitudinarias, un plantón permanente en el centro de Chilpancingo, tomas temporales de radios, liberación de casetas, expropiaciones de productos y vehículos de empresas transnacionales, toma de autobuses; además de acciones radicalmente simbólicas que incluyen la quema de instituciones gubernamentales, y tomas de las instancias de justicia del Estado, o el bloqueo del aeropuerto de Acapulco, así como la ocupación temporal de 28 presidencias municipales de la entidad.

Todas estas no son actividades sin sentido, tampoco quedan reducidas a demostraciones organizativas o de fuerza, por el contrario, son acciones planeadas minuciosamente y encaminadas a la permanencia de la lucha en muchos sentidos, desde la subsistencia alimenticia y vinculación con la población a través de las expropiaciones y su reparto; la movilidad a través de la toma de autobuses y pipas; así como el brigadeo informativo constante. Una de las actividades fundamentales son las tomas de estaciones de radio, ya que a través de ellas se transmiten las posturas políticas de las acciones, denuncias y exigencias del movimiento, funcionando como un puente importante con la sociedad civil.

 

8 de noviembre del 2014. Protesta a las afueras del palacio de gobierno del estado de Guerrero. Fotografía por Carlos Ogaz

 

En algunas de las acciones es alto el simbolismo que se encuentra impregnado, pero también los mensajes son directos, como lo ocurrido el 8 de noviembre con la quema de vehículos de corporaciones y un vehículo de la Policía Federal en Chilpancingo a las afueras del palacio de gobierno de Guerrero; esto fue una respuesta a las afirmaciones del titular de la Procuraduría General de la República, Murillo Karam al pretender dar por finiquitada la investigación respecto a la desaparición de los 43 estudiantes, señalando que ya habían sido encontrados en bolsas y estaban hechos cenizas. Ese mismo día Omar García -miembro del Comité Ejecutivo Estudiantil “Ricardo Flores Magón” de la Normal de Ayotzinapa-, comentó que esas acciones fueron para expresar rabia y dolor, para que quedara “un mensaje claro al gobierno de que vamos con todo… estamos dispuestos a todo, a entrarle a las actividades del tipo que sean, somos partidarios que sean pacíficamente, violentamente, ya importa poco”.   

Las quemas y tomas de las sedes de las instalaciones de procuración de justicia, las de gobierno, así como los edificios de los partidos políticos, implica una ruptura con la política tradicional: es un mensaje directo y simbólico al mismo tiempo de que el cambio por construir espacios políticos tangencialmente distintos quiere emerger. Esto se reafirma con la toma de los ayuntamientos en la entidad, así como la reciente búsqueda de creaciones de consejos populares que sean ocupados física y funcionalmente, para tratar de dejar a un lado la relación de subordinación, corrupción y muerte que rodean a éstas.

 

Lo que la represión quiere callar

Seguir pensando que las actuales movilizaciones que detonaron alrededor de la exigencia de presentación con vida de los 43 jóvenes arrebatados, así como por la justicia para los asesinados extrajudicialmente, siguen en la misma lógica inicial, es no estar realizando una lectura adecuada del movimiento. Los familiares y normalistas han venido diciendo que esto ha sido rebasado, pues ahora tratan de conjugar un movimiento social que cambie de tajo las estructuras políticas y económicas que mantienen la corrupción y la subsistencia del narco Estado, pues el movimiento ha escalado a otra etapa en la cual existe una dualidad en las exigencias y objetivos del movimiento. Ese fue el mensaje central emitido por los normalistas y padres de familia el pasado 20 de noviembre en el mitin realizado en la plancha del zócalo de la Ciudad de México; esto es lo que las provocaciones policiales, las detenciones selectivas, así como las arbitrarias y los asesinatos quieren callar.

Los familiares de los 43 normalistas detenidos desaparecidos señalaron la indignación que ha causado la forma en que el Estado mexicano se ha manejado sin seriedad, a través de simulaciones y montajes que ha creado; “en lugar de resolver y profundizar nuestras investigaciones, lo único que está haciendo es amenazar a los padres de familia y a la sociedad que se está movilizando”.

Además, hicieron hincapié en la represión que ya había sido desatada por el Estado mexicano, y dejaron entrever el momento en que se encuentra el movimiento: “Peña Nieto  está pensando de qué manera reprimir al pueblo para callar la voz, pero queremos decirle que el momento ha llegado de ajustar cuentas, que esto que hicieron con Guerrero y Ayotzinapa va a ser la caída de este gobierno maldito que está matando a nuestros hijos”.

En una primera intervención de Omar García, estudiante
de Ayotzinapa, mandó un mensaje respecto a la represión que el estado mexicano está ejerciendo en contra del movimiento: “queremos decirle al gobierno mexicano que deje de criminalizarnos y que deje de criminalizar a todas las personas que se solidarizan con nosotros y con cualquier otra causa social”, añadió lo absurdo que es el manejo discrecional del “Estado de Derecho”; “no puede ser que en México vivamos bajo esos reglamentos, bajo esas leyes que hacen de los verdaderos criminales unos inocentes corderitos y a nosotros, a la gente de abajo, nos traten como a los peores  lobos y de las peores aves de rapiña”.

 

20 de noviembre. Enfrentamiento entre manifestantes y policía, se pretendía tomar el aeropuerto internacional de la Ciudad de México. Fotografía por Carlos Ogaz

 

Por su parte, una madre de “uno de los niños que están ahora desaparecidos”, con todo el dolor y el sufrimiento de más de 50 días, le expresó al gobierno que no iban a permitir “más asesinatos, más desaparecidos; porque no son nada más nuestros hijos”; Además, aprovechó para agradecer la solidaridad y dar cuenta del proceso de reconocimiento que se está llevando a cabo alrededor de ellos, en donde miles de personas en el país que tienen familiares desaparecidos “se están uniendo a nosotros y a nuestra lucha… y estamos pidiendo que si no pueden con esto (el gobierno), porque está visto y bien claro, que se vaya con todo y gabinete, que se vaya a chingar a su madre”.

En voz de los estudiantes también pudimos encontrar el discurso que plantea una ruptura ya con el Estado mexicano. Pedro David, estudiante de Ayotzinapa y miembro del comité ejecutivo estudiantil “Ricardo Flores Magón”, se pronunció en contra de los intentos de represión los cuales, añadió, tienen el objetivo de “apaciguar el movimiento”, porque, “el gobierno ya está cansado de que “nosotros como pueblo le digamos sus verdades, de que… le exijamos las cuentas de las cuales son responsables”.

El joven con voz fuerte dejó en claro que no bastó con la renuncia del gobernador del Estado, Ángel Aguirre Rivero, y tampoco bastaría con “la renuncia de un presidente; queremos que todos caigan… porque todos son culpables, porque si se baja uno, se sube otro perro, otro puerco igual, a la presidencia.

Los aires de cambio, cuyo principal motor es la fuerza y entereza de la juventud, se hicieron resonar esa noche llegando a miles de oídos receptores presentes en el zócalo capitalino: “nosotros vamos a críar un nuevo país… porque esto tiene que cambiar… por nuestros compañeros desaparecidos seguiremos en lucha, no importa cuánto tiempo; y esperamos contar con el apoyo de todos ustedes”, puntualizó Pedro David.

El último en tomar la palabra fue Omar García, quien reafirmó las intenciones de crear una permanencia del movimiento social para que logre cambiar “de una vez por todas a este país… convocamos a las organizaciones sociales, a los estudiantes, a los campesinos… a toda la gente que nos acompañó en estas caravanas y en esta gran marcha a que reflexione acertadamente acerca de lo que tiene que seguir a partir de este día. Porque nosotros como estudiantes de Ayotzinapa y como Padres de familia estamos determinados… a mandar a la fregada a sus instituciones que ya no funcionan, a su Estado que ya no funciona”.

 

Los Consejos Municipales Populares. “La autonomía se logra y se logra luchando”

Desde finales del mes de octubre la Asamblea Nacional Popular instaurada en la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, decidió la toma del mayor número posible de ayuntamientos como medida de presión para que el gobierno presentase a los 43 estudiantes y exigir justicia por sus compañeros asesinados. Como muestra de la nueva etapa de lucha en la que se encuentra el movimiento social en Guerrero, el 28, 29 y 30 de noviembre a partir de los ayuntamientos tomados, inició la construcción de los primeros Consejos Municipales Populares; fueron 5 los consejos que se crearon –y se espera que con el paso del tiempo se sumen más-: Tlapa de Comonfort, Acapulco, San Luis Acatlán, Ayutla de los Libres y Tecoanapa, ocupando las regiones de Costa Chica, Montaña y Zona Centro.

 

6 de diciembre del 2014. Tlapa de Comonfort, Guerrero; se conforma el municipio popular. Fotografía por Carlos Ogaz

 

Consejos Municipales Populares, los cuales se rigen, según Agustín Flores Vázquez (estudiante de la normal Raúl Isidro Burgos) “por la misma autonomía de pueblo… no se trata de que al mes o a los dos meses les vas a regresar el poder a las mismas personas… porque te van a seguir chingando, quieras o no. Para que el consejo tome las riendas de un ayuntamiento y las riendas de su pueblo”.   

Es de rescatar que los representantes de los consejos son elegidos por su propio pueblo, mediante una discusión de por medio, exponiendo pros y contras de los representantes propuestos, para enseguida ser elegido a través de una pregunta general en donde se cuestiona si avalan o no al candidato a ocupar un puesto en el consejo popular.

Charlando con los normalistas de Ayotzinapa, tras haber regresado de los actos de creación de los consejos, no dudan en compartir su entusiasmo por el “proyectote” que apenas arranca: “creemos y estamos seguros que sí funcionara, porque el propio pueblo está ejerciendo el poder del pueblo; ya incluso quedaron expulsados el poder municipal ya no existe”.

Es un proyecto que no va a ser de un mes ni de dos meses, va de largo y lo dijeron los mismos pobladores… se escogieron los seis municipios porque hay cierta sangre de luchadores sociales que han hecho una causa, que han luchado por el pueblo. La ciudadanía también nos lo expresaba”. En buena medida la instalación de estos primeros consejos en esos municipios particulares, tiene que ver con que son lugares en donde la movilización exigiendo la aparición de los 43 jóvenes desaparecidos ha sido amplia.

La idea, señala el joven Agustín Flores, surge en una reunión de la asamblea nacional popular, pues “en el mismo comedor de la normal se llevó esa idea como Ayotzinapa y las organizaciones respondieron y dijeron que adelante”.

 

 

“Se trata de que el poder ya sea del pueblo, hecho por el pueblo y trabajado por el pueblo… Y es eso como normal lo que les pedimos, que ciertamente ya sean autónomos, que ya no implementen el poder del Estado, ya no lo ocupen para nada, ustedes mismos pueden hacer su seguridad, su policía, en sector salud, sector económico, sector educativo; ya no se necesita una persona del Estado para hacer eso… La autonomía se logra y se logra luchando” Lo anterior es una muestra palpable de la dirección que pretende tomar el movimiento e
n la entidad de Guerrero, de consolidarse los consejos populares, se estará ejerciendo en la práctica nuevos horizontes políticos que terminarán por llevar a cabo la ruptura que normalistas y pueblo de Guerrero han venido delimitando y ahora impulsando desde “la larga noche del 26 de septiembre”.

 

Video: Vidulfo Reséndiz del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan platica sobre la necesidad de crear los Consejos Municipales Autónomos, así como su función:

¿Te gustó este articulo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribución de nuestros lectores. Considera hacer una donación:

Más de la autora

Redes Sociales

66,772FansLike
16,452FollowersFollow

INSTAGRAM

Tienda de fotógrafia

spot_img

TENDENCIAS