México, D.F. 24 de octubre de 2014.

En el marco de la jornada internacional de “acción global” por la presentación con vida de los 43 normalistas detenidos-desaparecidos por el Estado mexicano un grupo de distintos universidades y bachilleratos de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México decidió realizar la “toma” de las instalaciones de la Dirección General de Televisión Universitaria, TV UNAM, para exigir un espacio televisivo a fin de poder dar un mensaje e información sobre el caso; el mensaje principal que se transmitiría lo darían directamente estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa a quienes se invitó a dar a conocer su situación de manera directa y desmentir las falacias difundidas por las empresas televisivas al servicio del Estado, como Televisa y TV Azteca.

 

La toma de las instalaciones comenzó alrededor de las 4:00 p.m., y una vez que se tuvo el control se entabló un diálogo telefónico con el director de TV UNAM, Ernesto Velázquez, quien minutos antes había abandonado el lugar; en dicha conversación se presentaron las exigencias del grupo que tomaba el lugar y acordaron que transmitiría el mensaje sin editar, en un aproximado de dos horas, ya que desde esas instalaciones no se transmite en vivo. El grupo ocupante abandonaría las instalaciones después de que el mensaje fuera transmitido.

 

Enseguida del acuerdo el director Velázquez regresó a las instalaciones para proporcionar el equipo así como personal necesario para llevar a cabo la grabación, sin embargo antes de comenzar, el director informó que “sólo se grabaría si los que emitían el mensaje se descubrían el rostro y proporcionaban sus nombres”, a lo cual el grupo que tomó las instalaciones se negó, esta orden expresa venía directamente del rector de la UNAM José Narro Robles.

 

Debido a esta nueva situación se tensaron las relaciones y el diálogo directo se rompió, hasta que los normalistas de Ayotzinapa decidieron descubrirse el rostro a fin de poder emitir su mensaje, asumiendo todos los riesgos que ello implicaba. Los trabajadores sindicalizados de la UNAM ofrecieron apoyar en esta decisión y asegurar la integridad física de los normalistas trasladándolos a un lugar seguro después de la grabación.

 

El grupo que tomó las instalaciones decidió grabar sus propios videos para emitir el mensaje y difundirlo a través de los “medios libres” y “autónomos”, exigiendo la presentación con vida de los 43 normalistas “detenidos-desaparecidos”, justicia para los 3 normalistas asesinados, esclarecimiento de los hechos y castigo a los culpables materiales e intelectuales.

Aproximadamente a las 10:00 p.m. se transmitió el mensaje de los normalistas de Ayotzinapa, es decir, 6 horas después de iniciada la toma; enseguida de que se llevó a cabo la transmisión, el grupo que ocupaba el lugar leyó un comunicado a los que afuera con su presencia apoyaban la acción posteriormente abandonaron las instalaciones, sin causar ningún daño material a las instalaciones y respetando los acuerdos firmados con los funcionarios de TV UNAM.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: