Compartiéndonos su palabra, y en ella la historia y la lucha de la Tribu Yaqui-Yo´eme, actualmente en lucha contra el Acueducto “Independencia”, con el que se pretende despojarles del agua del río Yaqui que les corresponde como Tribu.

 

Hoy 13 de octubre del 2014, nos acompañó en la cabina de Regeneración Radio, Tomas Rojo, quien es el Vocero de las Autoridades Tradicionales de la Tribu Yaqui, junto con Guadalupe y Gerardo, del grupo de apoyo a la Tribu Yaqui, quienes han acompañado a la Tribu en su lucha contra el despojo del agua que el gobierno de Sonora pretende implementar con el Acueducto “Independencia”, participes de la Campaña de Solidaridad con la Tribu Yaqui “NAMAKASIA”.

 

La Tribu Yaqui-Yo´eme, es un pueblo indígena que ha habitado, por lo menos desde hace 2,500 años en la región a los márgenes del río Yaqui. Una cultura milenaria, que se ha destacado por su incansable lucha contra el despojo de su territorio, prácticamente desde los primeros contactos con los invasores europeos, allá en 1533.

 

La historia de la Tribu Yaqui es una historia de lucha, por defender su territorio, su cultura, su vida en el noroeste mexicano. No han sido pocas las veces que les han intentado despojar de su territorio y condenarlos a la esclavitud. A finales del siglo XIX y principios del XX, la Tribu Yaqui protagonizo una de las más largas guerras que se han presentado en México. La llamada “Guerra Yaqui”, fue un levantamiento de la Tribu para defenderse del despojo que el entonces dictador Porfirio Díaz, quiso implementar, lo que originó que el pueblo Yaqui se levantaran en armas para defender su territorio, su identidad y su vida.

 

Después de décadas de lucha contra los gobierno mexicanos (el de Díaz, los gobiernos “revolucionarios” de 1910, y los “postrevolucionarios”, a finales de la década de 1920 las “guerras Yaquis” concluyeron con tratados de paz, que años más tarde llevarían a la firma de acuerdos entre el gobierno mexicano y la Tribu Yaqui, donde éste, el gobierno tuvo que restituirles el 34% de lo que fuera su territorio ancestral, así como a reconocer a sus Autoridades Tradicionales, y reconocer el derecho de uso del 50% del agua de la Presa “La Angostura”, del río Yaqui, así como la totalidad de pozos y escurrimientos no controlados por el gobierno.

 

A pesar de estos acuerdos, la Tribu Yaqui ha señalado que no se han cumplido en su totalidad, pues el agua de la que disponen corresponde a un porcentaje inferior al acordado y la amenaza de despojo de su territorio ha sido una constante desde entonces.

 

En el 2010, el entrante gobernador del estado de Sonora Guillermo Padres Arías, del Partido Acción Nacional, anunció la implementación del “Proyecto Integral Sonora SÍ”, dentro del cual se anuncia la construcción del Acueducto “Independencia”, con el cual el gobierno pretende llevarse 75 millones de metros cúbicos de agua del río Yaqui, hacia la ciudad de Hermosillo, para beneficiar a los capitales nacionales y transnacionales, dueños de la industria de la ciudad, así como a la zonas residenciales de la misma. Ante esto, desde ese año la Tribu Yaqui se ha levantado en pie de lucha para defender el agua del río, que no sólo les corresponde, sino que al que están anclados culturalmente. Han emprendido desde entonces diferentes acciones, sociales y jurídicas para detener el despojo del agua.

 

Han realizado bloqueo en la carretera federal México-Nogales, a la altura de la población de Vicam, que es una de las 8 cabeceras donde se concentran los pueblos Yaqui. Se han movilizado, tanto a nivel local, estatal, nacional e internacionalmente para difundir su lucha y denunciar el despojo que el gobierno y los grandes capitales pretenden sobre el agua del río Yaqui. Han además interpuesto diferentes medidas jurídicas como estrategia para contrarrestar el robo del agua del río, en este sentido es que han ganado amparos a su favor, que han sido ratificados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que ordenan detener las obras del Acueducto “Independencia”, que han sido desacatadas por el gobierno estatal e instancias federales como SEMARNAT y CONAGUA.

 

La lucha de la Tribu Yaqui, está constituida por sus 8 pueblos, y encabezada por sus Autoridades Tradicionales, y han sido acompañados por diferentes grupos, colectivos y organizaciones solidarias, quienes han impulsada la Campaña de Solidaridad con la Tribu Yaqui “NAMAKASIA”. Han logrado ganar en los tribunales, donde ha quedado patente de la ilegalidad de la obra gubernamental, desde su propia licitación. La Tribu Yaqui ha mantenido sus movilizaciones y sus acciones, y el gobierno en su afán de continuar con su proyecto de despojo ha emprendido una campaña de “criminalización” de las Autoridades Tradicionales de la Tribu Yaqui, así como de sus diferentes órganos comunitarios.

 

En este sentido han sido apresados dos miembros de la Tribu Yaqui: Mario Luna, quien fuera el Vocero de las Autoridades Tradicionales de la Tribu, y Fernando Jiménez, quien es miembro de la Tribu y ha participado decididamente en la defensa de la Tribu Yaqui. Ambos acusados de secuestro y robo, presos en diferentes penales de Sonora desde septiembre pasado.

 

Esto es parte de lo que nos platica Tomas Rojo, Vocero de las Autoridades Tradicionales de la Tribu Yaqui, y sobre quien también pesa una orden de aprensión, acompañado de los compañeros de la Campaña de Solidaridad con la Tribu Yaqui “NAMAKASIA”.

 

Acá dejamos el audio de la vista de los compañeros en la cabina de Regeneración Radio

AUDIO

¡NAMAKASIA!

¡Por el agua y por la vida de la Tribu Yaqui!

 

Para más información y contacto:

http://www.namakasia.org.mx y yaqui.namakasia@riseup.net

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: