El martes 30 de septiembre l@s estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) realizaron la segunda mega marcha en oposición al plan de estudios que pretenden imponer desde la administración de la institución, así como al nuevo reglamento interno 2014. En esta ocasión se entregó al Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el pliego petitorio emanado de la Asamblea General Politécnica. Según datos proporcionados por los organizadores, la movilización aglutinó alrededor de setenta mil estudiantes, más del triple de los que marcharon en la unidad de Zacatenco el pasado 25 de septiembre hasta la dirección general del IPN.

 

La convocatoria tenía como objetivo principal seguir avanzando en su lucha organizada; llegar ante el secretario de gobernación era una prioridad, ya que en declaraciones pasadas, éste había señalado estar al pendiente de la lucha politécnica, por ende se emplazó a la secretaría a otorgar una respuesta el próximo viernes 3 de octubre; será la misma modalidad, Chong frente a los estudiantes dándoles una respuesta.

 

Al arribo de la vanguardia sobre la calle Bucarelli la marcha  se topó con vallas resguardadas por aproximadamente 500 cuerpos antimotines de la Policía Federal. Al llegar, ya estaba instalado un templete el cual sirvió para que los voceros de las distintas escuelas congregadas encararan al titular de la Secretaría de Gobernación y posteriormente se presentara ahí mismo a recibir el pliego petitorio de la comunidad del IPN.

 

Ante los “huelum” y por compromiso de los contingentes a guardarle respeto al burócrata federal, éste decidió subir al templete después de más de dos horas de arribo a la SEGOB. A los congregados se les reiteró el mismo mensaje, respecto a que el gobierno federal quiere una pronta salida al conflicto: “Denme treinta minutos para darles una respuesta favorable”, fue el mensaje a los miles de estudiantes.

 

Esta movilización se da en un momento muy difícil para la sociedad en general, por un lado se encuentra próxima la conmemoración número 46 de la masacre en la plaza de las tres culturas en Tlatelolco, también se da en el contexto de una incansable búsqueda de más de 40 alumnos desaparecidos de la escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, que en un principio fueron agredidos a balazos por policías municipales en el municipio de Iguala, Guerrero, además del ataque de un grupo paramilitar en Chilpancingo en el mismo estado, dejando un saldo de 7 muertos y decenas de heridos hasta éste momento.

 

Mientras en el Estado de Guerrero -con la complacencia y silencio del Gobierno Federal- se asesinan, desaparecen y desollan estudiantes normalistas que luchan por la educación y en contra del exterminio de las Normales Rurales; en el centro del país se muestra el rostro amable (sic) del gobierno federal al salir a dialogar en público con los estudiantes del IPN frente a la prensa nacional e internacional, con lo que sin duda alguna combaten el rostro inhumano del estado mexicano ante la opinión pública. No hay duda que el PRI está de vuelta.

 

El gobierno le está apostando a una supuesta solución inmediata a una movilización que ha resultado multitudinaria, ésto con el objetivo de que los estudiantes cesen en la organización hacia adentro y hacia afuera de sus escuelas, pero la lucha de los estudiantes continuará el 1 de Octubre con un Foro de análisis del reglamento en “ESIME unidad Culhuacan”, además de la decisión de participar también en la marcha del 2 de octubre.