Náyeris y Wirraritaris en defensa del río San Pedro

 

Desde el 2008 la Comisión Federal de Electricidad (CFE) presentó un proyecto de construcción de cinco presas hidroeléctricas en el estado de Nayarit, sobre el cauce del río San Pedro o río libre como lo llaman lxs pobladores de esa zona, es el séptimo más caudaloso de México y el último que cruza libre de presas la Sierra Madre Occidental, su cuenca es un inmenso territorio de casi tres millones de hectáreas que conecta el Desierto Chihuahuense y con el Golfo de California, nace en las montañas de Durango, desciende hacia el altiplano, atraviesa la Sierra por el cañón del Mezquital y termina su recorrido en el Océano Pacífico. En 2011 la CFE anuncia que solo se construirá la presa las cruces sobre este río libre, la cual tendría un impacto ambiental irreversible, además de afectar directamente a 5 comunidades, Tuxpan, Santiago Ixcuintla, Ruíz, el Nayar y Rosa Morada, puesto que se dedican a la pesca, agricultura, ganadería y a la osticultura (cultivo de ostión).

Marcos Moreno Torres, vocero de la comunidad Boca de Camichin, menciona que vienen al Distrito Federal para mostrar su descontento con la intención de la CFE de construir la presa las cruces, que afectaría directamente a su comunidad, ellxs nunca fueron informados sobre el impacto que esta construcción tendría pero se han organizado y conformado el Consejo Intercomunitario para el Desarrollo Sustentable para el Río San Pedro. En esta zona se encuentran más de 25 cooperativas de osticultura que producen más de 20 toneladas de una especie nativa de ostión al año, se verían extinguidas. Habría un deterioro ambiental irreversible como las 170 mil hectáreas de áreas de manglares conocidas como Marismas Nacionales y a la cultura, ya que para ellxs el río es una parte muy importante como la isla de Mexcaltitan conocida como la isla de Aztlán, lugar del que parten los aztecas para dirigirse al valle de México.

Marcos Moreno Torres

{mp3}music/liberacion/Rio_San_Pedro_Presa_las_cruces/Marco_Moreno_Torres{/mp3}

Para lxs wirraritari, el río san pedro es el río libre, le llaman así porque así lo quieren ver LIBRE; en voz de una de sus representantes, Marcelina López de la Cruz, comenta que la construcción de esta presa tendrá un impacto demasiado fuerte a su cultura y espiritualidad, puesto que en este río se encuentra uno de los centros ceremoniales o lugares sagrados para ellxs, ahí van a dejar ellxs sus ofrendas para agradecer o pedir no solo por su comunidad sino por el mundo entero, como indígenas exigen respeto a su cultura y sus tradiciones, además de que nunca fueron consultados, “como mujer indígena me duele, nosotros somos raíces de México”.

Marcelina López

{mp3}music/liberacion/Rio_San_Pedro_Presa_las_cruces/Marcelina_Lopez{/mp3}

El representante del pueblo Cora o Náyeri, Odilón de Jésus López, menciona están preocupadxs por el riesgo en el que se encuentra su cultura, están siendo invadidxs, les han impuesto una obra en la que ellxs no tienen ningún interés, inundarían sitios sagrados que afectarían de raíz a una cultura milenaria, por un “desarrollo económico” que promete el gobierno. Ellxs quieren que los dejen vivir en paz, que se les permita seguir practicando sus tradiciones, si quieren un desarrollo, pero de acuerdo a las formas y modos de su pueblo, tienen claro que su cultura es la que los ha hecho sobrevivir como pueblo y si la pierden desaparecerían. Como náyeris saben que cada vez tienen menos territorio, han venido siendo despojados por el gobierno con la construcción de hasta ahora tres presas. Denunció también el acoso que existe por parte del gobierno del estado con la presencia de la policía nayarita (fuertemente armados, cubiertos del rostro y sin identificación de ellos ni de sus vehículos) y autoridades gubernamentales en las asambleas comunitarias, el uso de programas de asistencias social para dividir a la comunidad, además de que no hay claridad en la información que proporcionan sobre la presa.

Odilón de Jésus López

{mp3}music/liberacion/Rio_San_Pedro_Presa_las_cruces/Odilon_de_jesus_lopez{/mp3}

Heidy Orozco, integrante de Nuwari A.C, comparte que la CFE de manera dolosa ha ocultado información a los pueblos sobre la construcción de la presa, que forma parte de un megaproyecto, aunque lo nieguen, el sistema hidráulico interconectado del noroeste, que implica a 16 ríos desde el río Lerma hasta el río yaqui. Otra de las mentiras que la CFE ha dicho a lxs pobladores es que el proyecto es único en el mundo, ya que no iba a retener sedimentos, ni tener impacto en el ambiente. Fueron engañadxs mediante la autorización que dio la asamblea comunitaria de las comunidades San Pedro Ixcatan y San Juan Corapan, de realizar los estudios de impacto ambiental, y les hicieron firmar documentos que no correspondían a los permisos, sino eran autorizaciones para el cambio de uso de suelo y de expropiación. Es tanto el empecinamiento del gobierno de Nayarit por la construcción de esta presa que ha gastado exorbitantes cantidades de dinero en espectaculares y spots radiofónicos que dicen sí a la presa, dinero obviamente del pueblo.

Heidy Orozco

{mp3}music/liberacion/Rio_San_Pedro_Presa_las_cruces/Heidy_orozco{/mp3}

Manuel Rebolledo, miembro del grupo ecológico manglar, explica que se llevó a cabo una consulta pública en la que participaron más de cuatro mil personas de las que en su mayoría se oponen a la construcción de esta presa. En estos días la CFE tendría que presentar su informe de impacto ambiental, la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) tendría la responsabilidad de no aprobar este proyecto, ya que no se justifica que se invada la zona de Marismas Nacionales (zona natural protegida), existe una veda desde 1948 en las aguas del río san pedro que no se ha levantado y sobre todo porque no se ha hecho una verdadera consulta a los pueblos originarios que la CFE quiere hacer pasar por algunas reuniones que realizó el año pasado con las comunidades afectadas, que no fueron incluyentes y en las cuáles la información que se presentó no fue completa ni verdadera.

Manuel Rebolledo

{mp3}music/liberacion/Rio_San_Pedro_Presa_las_cruces/Manuel_rebolledo{/mp3}

En caso de que este proyecto sea concretado, se verían afectadas más de 10 mil hectáreas, incluida la zona de Marismas Nacionales, que representa el 20% de los manglares mexicanos, la desaparición de lugares sagrados para las culturas náyeri y wirraritari, en los cuáles realizan ceremonias para tener una conexión y dialogar con sus deidades, dejando ofrendas de agradecimiento o petición de bienestar en el siguiente orden: nivel familiar, comunidad y del mundo entero además de que la comunidad de San Blasito sería desplazada.

 
En su visita al D-F estos representantes del Consejo Intercomunitario para el Desarrollo Sustentable para el Río San Pedro, entregaron a un representante de la SEMARNAT, que se comprometió a entregarlas turnarían a la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental para que ellos revisen la petición y la valoren, más de 49 mil firmas en rechazo a la construcción de la presa las cruces.

¿Te gustó este articulo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribución de nuestros lectores. Considera hacer una donación:

Más de la autora

Redes Sociales

66,772FansLike
16,450FollowersFollow

INSTAGRAM

Tienda de fotógrafia

spot_img

TENDENCIAS