El pasado 2 de mayo del 2014 fueron agredidas bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional pertenecientes a la zona del “Caracol 1, Madre de los Caracoles mar de nuestros sueños”, ubicado en el Municipio Oficial de las Margaritas. Los hechos fueron perpetrados por paramilitares militantes del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Partido Acción Nacional (PAN) y de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos Histórica (CIOAC-H).

 

En un comunicado fechado el 5 de mayo y firmado por La Junta de Buen Gobierno de la Realidad señala que de este ataque paramilitar resulto cruelmente asesinado José Luis Solís López, quien en vida fuera Base de Apoyo del EZLN, y maestro de zona de la “Escuelita por la Libertad según las y los Zapatistas”. Recibió “una bala en la pierna derecha y otro en el pecho derecho con bala de calibre 22, con machetazo en la boca y lo rematan con un tiro de gracia a tras de la cabeza del mismo calibre y con varios garrotazos en la espalda”. Otros 15 bases de Apoyo fueron heridos en el ataque: 2 de bala en piernas y pecho y 13 más con heridas de machete, piedras y garrotes en múltiples partes del cuerpo. Para su atención, todos ellos fueron traslados al hospital autónomo “la primera esperanza compañero Pedro”.

 

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas informa que desde el pasado 1° de mayo se desarrollaba una reunión permanente en las oficinas de la Junta de Buen Gobierno del Caracol 1, en donde estaban participando “con el consentimiento y presencia de representantes de la CIOAC-H, integrantes de la JBG y dos personas de este Centro de Derechos Humanos, en calidad de observadores. Desde el inicio del encuentro y hasta la tarde del día 02 de mayo se estaba llegando a acuerdos para resolver la problemática derivada por la retención de un vehículo perteneciente a la JBG”.  A pesar de esto, ese mismo día se presentó la provocación paramilitar con el saldo ya mencionado.

 

Cabe señalar que la reunión permanente estaba orientada a resolver problemáticas provocadas por los planes contrainsurgentes, cristalizadas a través de apoyos a la vivienda que el Gobierno Federal y Estatal han implementado en la zona para dividir a las comunidades indígenas, así como por el fomento y fortalecimiento de grupos paramilitares quienes “están pagados, organizados, dirigidos y entrenados por los tres niveles de los malos gobiernos para dividirnos, provocarnos a los pueblos zapatistas y al gobierno autónomo”, señalan los zapatistas.

 

Respecto a la retención del vehículo por parte de la CIOAC Histórica la JBG señala: “Como Junta quisimos resolver pero ellos nunca quisieron entender, porque los dirigentes paramilitares CIOAQUISTAS de la Realidad son ellos que llevan su gente en contra de la junta de Buen gobierno y así no se pudo resolver y lo llevaron arrastrando la camioneta de la Junta de Buen Gobierno hasta la casa ejidal que hasta hoy día está en sus manos”.

 

A lo anterior hay que agregar que los medios de comunicación tradicionales, incluyendo La Jornada, se sumaron a una campaña de desinformación y mentiras alrededor de las agresiones a las y los zapatistas, pues el manejo que hicieron de la información giró alrededor de un enfrentamiento entre campesinos y Zapatistas, lo cual no sucedió.

 

Para que un enfrentamiento (ya sea armado o a golpes) se suscite tiene que haber por lo menos dos partes dispuestas a confrontarse. Es de dominio público que la parte civil que integra al zapatismo no tiene armas y su dispocisión al diálogo fue clara con la reunión permanente con la CIOAC-H. Lo que ocurrió en las Margaritas fue un ataque armado, una emboscada a las Bases de Apoyo Zapatistas: “Los paramilitares de la Realidad ya estaban organizados y el plan de lo que iban a hacer, estaban en 2 grupos, un grupo en la entrada de la comunidad y otro grupo en el centro armados con armas largas y corta- machetes, garrotes y piedras, antes de llevar a cabo el asesinato empezaron con la provocación destruyendo la escuela autónoma de nuestros compañeros bases de apoyo de la comunidad, cortan la tubería de agua de nuestros compañeros zapatistas y del centro del caracol”.

 

En medio de las mentiras de los medios masivos, La Junta de Buen Gobierno de la Realidad anuncia que decidió dejar en las manos de la Comandancia General del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional “para que investigue bien y para que se haga justicia”.

 

 

Lee completo:

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: