A un año de distancia de la colocación del primer letrero, esta comunidad organizada en la Sexta vuelve al predio del Desengaño para impedir al dueño de fraccionar y vender las tierras. Los indigenas de San Francisco entran a trabajar la milpa de forma colectiva.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: