“Opté por mi vida, ¿quién no va a querer su vida?”

Peribán se ubica entre los municipios de Los Reyes y Tancítaro, en el estado de Michoacán, la comunidad está integrada por alrededor de 21 mil habitantes. En ese poblado desde el pasado 26 de enero, apoyados por policias comunitarias de otros municipios, armados con rifles y pistolas, algunos con el rostro cubierto, colocaron barricadas y retenes en los accesos, para días después iniciar un proceso desde el interior del municipio, con la participación directa del pueblo, sumándose con esto a los 15 municipios con presencia de autodefensas en el Estado de Michoacán en ese momento.

En este lugar, la madrugada del día 27 de marzo, el ataque de un comando armado provocó la movilización de las patrullas de la Policía Comunitaria “Por Un Peribán Libre”, durante la madrugada fué baleada la barricada número 3 ubicada en uno de los extremos del poblado Peribán, que más bien parecía una provocación, al movilizarce en busqueda de los agresores, fue aprovechado para atacar otra de las barricadas ubicadas en el interior del pueblo, comentó Benito Ruíz Villanueva, uno de sus integrantes: “Tiraron unos balazos alguien en la (barricada) 3, allá dónde está el depósito, una cuadra abajo, acá para sacarnos de onda, un camarada y yo nos fuimos en chinga, porque las patrullas andaban patrullando en San Pancho vigilando el área, y no hayamos nada. Nombre como a los 15 minutos empezó la chinga en la (barricada) 2, por ahí así y unos compañeros se los encontraron y se armó la joda, duró como una hora la balacera”.

 

{mp3}music/liberacion/autodefensas/01_denuncia_periban_editado{/mp3}

 

Reportan saldo blanco por parte de quienes se encontraban en las barricadas.

Ante muchos atropellos de la policía municipal en contubernio con la delincuencia organizada, los habitantes de la comunidad de Peribán, acordaron mediante asamblea popular en la plaza principal en la última semana de febrero, la creación de la Policía Comunitaria “Por Un Peribán Libre”, y así tomar la seguridad del poblado en donde habitan aproximadamente 21 mil personas. Por eso se instalaron 6 barricadas en distintos puntos del poblado, en donde día y noche están vigilando el libre tránsito y la no incursión del grupo del crimen organizado al cual combaten, “Los Templarios”: “La misma gente veía que ellos (la policía municipal) agarraban a los vatos, y ya después no aparecían o se los encontraban muertos, ya no podías andar en la noche, nos tuvimos que esconder”.

Aunque hay presencia de cientos de agentes de la Policía Federal, a estos se les observa paseando y apostados en las calles del centro, por la noche se acuartelan en alguno de los dos hoteles que utilizan como lugar de descanso, dejando de lado su obligación de patrullar y a su suerte a los de la “comunitaria”, quienes en un principio se encontraban cuando mucho 2 en cada barricada, pero en estas noches se logran reunir hasta más de 10 personas.

Fuera de la lógica de muerte que genera el estado a través de los distintos operativos orquestados por el ejército/marina y la policía federal,  realizando ejecuciones extrajudiciales, los miembros de la “Policía Comunitaria Por Un Peribán Libre”, comentan que los miembros del crimen organizado que capturan, deben cooperar, para que entreguen a los demás, ya que son los únicos que conocen la estructura delincuencial: “por allá agarraban a unos y cuello … nosotros vimos que en otros lugares se hacían otras cosas, por eso se están dejando para trabajar, para ir destejiendo la madeja … Ellos (policía federal, militares/marinos) traen buenas armas, y nada más las andan paseando, en la noche se van a dormir y nos tocan los chingadazos”.

 

{mp3}music/liberacion/autodefensas/02_hartazgo_periban_2{/mp3}

A finales del mes de enero del presente año, aproximadamente 100 guardias comunitarios provenientes de otras comunidades cercanas (Tepalcatepec y Buenavista), acudieron a la petición del pueblo de Peribán para suplir a los policías municipales que habían atentado contra habitantes, detenían arbitrariamente a personas para después entregarlos a los sicarios de “Los Caballeros Templarios” quienes selectivamente secuestraban, exigían un monto monetario y aún después de que se cubría dicha cantidad por los familiares, muchas veces no aparecían sus seres queridos, o aparecían desmembrados en bolsas negras.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: