“En esto estamos poniendo, además del pingüino, nuestra vida”.

Se realizo la primera reunión convocada por la sexta declaración de la selva lacandona. Representantes de 32 organizaciones sociales declaradas de izquierda estuvieron presentes para discutir la propuesta de la otra campaña convocada por el EZLN.

 Estuvieron presentes Sindicalistas del IMSS, Pujiltic, Uníos, revista Rebeldía, Reflexiones en Acción, frentes Zapatista, Socialista, del Pueblo en Defensa de la Tierra de Chalco, los partidos sin registro PRT, POS, PC, PPS,  Fuerza de Izquierda Revolucionaria del Pueblo, San Salvador Atenco, la Casa de Cultura para Todos de Ciudad Juárez y la Red Toma las Calles. La reunión se llevo a cabo en la comunidad tzeltal de San Rafael. Esta reunión fue Presidiad por la Comisión Sexta, compuesta por 16 miembros del CCRI-CG del EZLN (9 mujeres y 7 hombres).

 

El Mensaje del EZLN en la primera reunión de “la otra campaña”.

 

“Los compañeros y compañeras que están aquí, comandantes y comandantas, son parte de la Comisión Sexta, en este caso de la zona selva tzeltal. Hay compañeros y compañeras que fueron voluntarios para el trabajo de la Sexta en la zona fronteriza que es la zona tojolabal, la zona de los altos que es la zona tzotzil, la zona norte que es la zona chol, y la zona tzotz choj. En algunas reuniones verán a unos, en otras verán a otros. El trabajo principal de ellos es presentar a todos ustedes, informar a las bases de apoyo de lo que se esta planteando. Mi trabajo es funcionar como puente entre la comandancia y el comité o las organizaciones, personas, grupos, que vayan a trabajar con nosotros en la Sexta Declaración”.

 

“Queremos agradecer que hayan venido. En primer lugar porque la relación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y las organizaciones políticas de izquierda ha sido mala, fundamentalmente por nuestra torpeza y nuestra novatez a partir de enero de 1994 para ir calando lo que era el ambiente nacional y el trabajo que esas organizaciones estaban realizando. Sin embargo, en ningún momento hemos cuestionado la legitimidad que ustedes se han ganado. Reconocimiento y admiración que nos provoca a estas alturas del partido, con toda la ofensiva neoliberal y capitalista, la gente que se define de izquierda, sobre todo cuando la moda es ser de centro o de derecha moderada.

 

“La mayoría de las organizaciones de izquierda aquí presentes tiene trabajo importante, tienen trabajo de base. Tienen nuestra garantía de que reconocemos ese trabajo, no sólo no lo vamos a cuestionar, sino que lo vamos a reconocer públicamente.”

 

“Sabemos que corrieron riesgos para venir, porque por mucho que se diga, el EZLN sigue siendo una organización político-militar y pesan sobre él diferentes tipos de amenazas. ¿Cómo le llaman, ‘estado de derecho’? Sabemos que venir acá o establecer una relación con nosotros implica un riesgo; creo que todas las organizaciones aquí presentes están conscientes de que vamos a enfrentar una campaña de desprestigio muy intensa, más que la que recibió en contra el movimiento de la huelga de la UNAM en 1999, y estoy seguro de que hay muchas apuestas de que esto va a fracasar, que ‘cualquier intento de hacer acuerdos con la izquierda está destinado al fracaso, por definición’. Estamos dispuestos a fracasar, como ya fracasamos antes en nuestras relaciones con el Partido de la Revolución Democrática, con lo que fue el cardenismo y con ciertos sectores digamos progresistas”.

“No estamos pensando en una acción como la de la marcha de los mil 111 o la consulta de 1999, ni la Marcha de la Dignidad Indígena. Estamos pensando en un trabajo político para contradecir el plan de una década -si sale menos, a todo dar-. En ese sentido, aunque se presenta frente a la coyuntura electoral de 2006, lo que plantea el EZLN en la otra campaña va más allá, no sólo en sus planteamientos políticos sino también en su calendario. A pesar de que el EZLN sale y regresa cuando son las elecciones, podrá hacer un intermedio en lo que son los sufragios, y seguirá el trabajo independientemente de lo que registre el proceso electoral”.

“No nos vamos a espantar de nada, deveras, pero eso sí, lo que no vamos a permitir es que sean deshonestos con nosotros, porque nosotros sí estamos siendo honestos con ustedes; a partir de ahora todo lo vamos a compartir: si llega una propuesta de Fox que quiere hablar con nosotros, la van a conocer ustedes, si Marta Sahagún quiere que la otra campaña la apoye, lo van a saber ustedes; en ese sentido cualquier cosa que se pueda mantener a nivel secreto lo vamos a compartir con ustedes y vamos a decir cuál es nuestra posición, a lo mejor no están acostumbrados, pero lo que dice la Sexta es lo que dice, no hay otra cosa escondida”.

 

“Nos pueden creer o no, pero hemos sido honestos cuando decimos desde que nacimos como Ejército Zapatista de Liberación Nacional, nuestra convicción no sólo era no ser la vanguardia de un movimiento de transformación en México, sino que además pensamos que ese movimiento es producto de la acción de muchas fuerzas políticas de izquierda, entre las que somos una parte. Esta acción necesita forzosamente la participación de obreros, campesinos, estudiantes, trabajadores de la ciudad y del campo”.

 

“no tiene trabajo obrero ni estudiantil, sino fundamentalmente indígena. No vamos a disputar a ustedes la legitimidad que se han ganado en el movimiento obrero, campesino o popular. La Sexta es muy clara, queremos unir nuestras luchas con las de obreros y campesinos, no queremos dirigir la lucha de obreros y campesinos. Ustedes tienen el trabajo que tienen, no lo voy a detallar aquí, saben que se han ganado el reconocimiento de esa gente, no importa si no aparecen en los medios. La lógica mediática y la lógica cuantitativa de que una organización es importante por el número de gente que tiene no pega con nosotros. Nosotros empezamos seis, así que cuando dicen ‘no hables con esa organización porque es muy pequeña’, pensamos que si son más de seis ya vale la pena, puede crecer”.

 

“Y si vamos al espacio cuantitativo aquí estaría sentado el PRI -en todo caso es el que tiene más gente-. Eso es lo que les pedimos, que nos ayuden, no les estamos pidiendo que nos sigan ni que hagan lo que les vamos a decir que hagan. Ustedes tienen trabajo obrero, trabajo con los estudiantes, con colonos, con campesinos, con grupos populares y no gubernamentales. Les pedimos que sean el puente para que el EZLN pueda escuchar lo q
ue los compañeros tienen que decir sobre esos puntos”.

 

“si son de tendencia anarquista, no importa, queremos hablar con ellos… lo mismo si son trotskistas, maoístas, lo que sea… mientras que en esa gran franja anticapitalista y tengan un proyecto y una propuesta, queremos escucharla. Y queremos ver si es posible unir nuestra lucha con la de ustedes”.

“La propuesta de la otra campaña no es ir a tirar línea, ni promover la lucha armada. Es preguntar a la gente qué piensa. No nos guiamos por las encuestas. Si una dice que hay un gran movimiento apoyando a López Obrador es el problema de López Obrador y de la gente que está pagada por él”.

“la Sexta Declaración la vamos a cumplir aunque sea solos, y si nadie quiere trabajar con nosotros, vamos a poner un letrero que diga: ‘se cortan cordones de hamaca, se despluman gallos'”.

 

Todos somos presos (oaxaca)

“nunca nos han respetado…no los queremos en nuestro mundo. No queremos el mundo de los que pretenden acabar con los demás…hemos aprendido a desconfiar de los que deciden por los demás. Esos son los que han hecho las constituciones de los países”.

Colectivo Rebeldía.

Este es un proceso…No se trata de armar consignas bien hiladas, sino de asumir que los pueblos de los Altos, la selva y la zona norte tomaron una serie de demandas que permitieron su levantamiento” .

 

 

 

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: