A los medios de comunicación.
A los estudiantes.
A los campesinos.
Al Pueblo en general.

Por medio del presente informamos al pueblo en general, que el día de hoy, al filo de la una de la mañana cuando un grupo de compañeros de la normal regresaba de Atoyac, donde habían ido a dejar a integrantes de organizaciones sociales que participaron en la marcha del día 14 de los corrientes.

Al venir circulando en la autopista a la altura del entronque de Tierra Colorada el autobús fue interceptado por varios vehículos, que les marcaron el alto, y al no detenerse los ocupantes de los vehículos lanzaron varios disparos al aire obligando al conductor a detener la marcha.

Seis personas con armas largas abordaron el autobús y los empezaron a cuestionar acerca de sus protestas y que ya no siguieran de vándalos, es mas, que en ese momento los quemarían junto con el autobús. Minutos más tarde el autobús continúo su marcha mientras las personas permanecían a bordo y el resto de los vehículos del que descendieron los agresores los seguía. Al llegar a la entrada de Chilpancingo obligaron al chofer a tomar el retorno hacia Acapulco ahora por la vía federal y al llegar a la altura del corralón Municipal de Chilpancingo, ante la negativa del conductor se genero una discusión por lo que estos sujetos lo golpearon con sus armas, este perdió el conocimiento y volcó el autobús. Dejando un saldo de tres estudiantes heridos así como el chofer y su esposa, los cuales permanecen hospitalizados.

Estos acontecimientos forman parte de una escalada de agresiones a los estudiantes de la Normal Rural Raúl isidro Burgos de Ayotzinapa, los mismos se suman a las declaraciones de las autoridades que descalifican a nuestra normal para colocarla fuera de la legalidad y criminalizarla. La reprimen con la policía como aconteciera el día 10 de noviembre de los corrientes.

Todos los poderes gubernamentales en Guerrero emiten la opinión de que los normalistas son violentos, favoreciendo un marco que nos coloca en la vulnerabilidad y permite la agresión en contra de nuestros compañeros. Un ejemplo de ello es la irresponsabilidad del Congreso del Estado y del Ejecutivo de cerrar sus oficinas por la manifestación pacífica que nuestra normal realizó el día de ayer, circunstancia que proyecta un mensaje a la población que nos criminaliza. Por si esto fuera poco ahora grupos armados con la aquiescencia del gobierno nos agreden aprovechando la oscuridad de la noche y el manto de impunidad otorgado por el estado.

Por lo anterior, lo acontecido el día de hoy es responsabilidad directa del gobierno del estado de guerrero.
Por todo ello exigimos:
Una investigación pronta e imparcial y sanción ejemplar a los agresores.

Alto al desprestigio y a la criminalización de nuestra normal.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: