Desde Ostula, Michoacán, los comuneros lanzan hoy una alerta luego del  asesinato de Teódulo Santos Girón, luchador social acribillado este miércoles en la comunidad vecina de La Ticla. En esta región, señalan pobladores que se niegan a dar su nombre por temor a represalias, “los narcoparamilitares siguen operando”.

Maestro de profesión, activista político, participante del Congreso Nacional Indígena (CNI), promotor de la recuperación de tierras en Ostula, conocido en su comunidad como el “profesor modelo”, Santos Girón fue “levantado” el martes en las calles de La Ticla y su cuerpo con dos tiros en el cuerpo y uno en la cabeza fue encontrado en las puertas del panteón de la comunidad un día después.

Teódulo fue uno de los principales promotores, junto con Trinidad de la Cruz, mejor conocido como don Trino o El Trompas, de la recuperación de un predio de más de mil hectáreas en disputa, desde hace más de 40 años, con supuestos pequeños propietarios de La Placita. Se trata de unas tierras codiciadas durante años por narcotraficantes, inversionistas inmobiliarios, los supuestos pequeños propietarios y empresas mineras. La lucha desde su recuperación ha costado la vida a más de 30 comuneros y hay un registro de al menos cuatro desaparecidos.

“Nuestro movimiento es legal, pacífico, civil y constitucional y se planeó para hacer respetar nuestros derechos y nuestra autonomía… Las leyes nos respaldan. El artículo segundo constitucional dice que tenemos derecho a ejercer nuestra autonomía y nuestras costumbres”, declaró en los días de de la recuperación.

Las tierras recuperadas forman parte de las 28 mil hectáreas de tierras comunales que pertenecen a la comunidad indígena de Ostula. Los nahuas explican que la comunidad “fue reconocida en su personalidad y en sus propiedades ancestrales a través de la resolución presidencial sobre confirmación y titulación de bienes comunales de fecha 27 de abril de 1964”.

De su historia política, Teódulo gustaba de contar que en agosto de 1994, siguiendo la convocatoria del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), se fue en camión a la selva chiapaneca para participar en la Convención Nacional Democrática. Fue el inicio de su involucramiento con la lucha zapatista. Posteriormente, en 2001, en el marco de la Marcha del color de la tierra, acudió a la comunidad purhépecha de Nurío para participar como delegado de Ostula en el Congreso Nacional Indígena (CNI). Después siguió la marcha hasta el Distrito Federal.

Con el CNI caminó durante los años siguientes, y con esta red de pueblos, tribus y naciones participó en la celebración de la segunda asamblea nacional extraordinaria, celebrada en Xayakalan, nombre que se le dio al pueblo que nació sobre las tierras recuperadas.

En 2007, en el recorrido por Michoacán de La Otra Campaña, fue parte importante de la recepción al Subcomandante Marcos en su paso por las tierras nahuas. Ante todo, dicen desde Ostula, “fue un compañero fundamental en la lucha de la comunidad por la recuperación de las tierras y por la reactivación de la guardia comunal de su pueblo”.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: