Fin de la Jornada: !Alto a los ataques a los luchadores sociales, a un año del asesinato de Marisela Escobedo!

El día 16 de diciembre finalizo la  Jornada de Lucha Nacional, la cual se titulo  !Alto a los ataques a los luchadores sociales, a un año del asesinato de Marisela Escobedo! dicha movilización tenia  un pliego de exigencias para el gobierno mexicano, la primera es acabar con el hostigamiento y asesinato contra los luchadores sociales,

como es el caso de Maricela Escobedo, la cual fue  asesinada frente del Palacio de Gobierno de Chihuahua, donde sostenía un plantón exigiendo justicia para su hija Rubí Marisol, asesinada en agosto de 2008. Marisela había dicho una semana antes al instalarse frente al Palacio Nacional “Si me matan, que lo hagan frente a palacio de gobierno, para que (a las autoridades) les dé vergüenza”.

A un año del feminicidio de Marisela, otro caso es el de la compañera Norma Andrade,quien exigía justicia por el asesinato de su hija Lilia Alejandra García Andrade asesinada en febrero de 2001 , se vuelve otra exigencia urgente, ya que para el dia de hoy  se encuentra en recuperación de cinco impactos de bala recibidos en un ataque contra su persona el pasado dos de diciembre. Al día de hoy su hija Malú García fundadora de Nuestras Hijas de Regreso a Casa, se encuentra con ella en Cd. Juárez, poniendo en peligro su vida. Malú se traslado en marzo a la Cd. de México por seguridad junto con algunos familiares de la familia Reyes Salazar con quien había sido solidaria, pues un mes antes su casa había sido quemada y la familia Reyes Salazar había sufrido nuevamente un ataque: a un año del asesinato de Josefina Reyes en enero de 2011, fueron encontrados los cadáveres de los hermanos de Josefina, María, Elías y su esposa Luisa Ornelas, a 18 días de  su desaparición. No había pasado más de un mes del asesinato en Cd. Juárez de Susana Chávez el 6 de enero, también luchadora social contra los feminicidios y poeta.

Durante meses, con la presión que logró ejercer la solidaridad en torno al movimiento en Cd. Juárez y posteriormente con el surgimiento del Movimiento por la Paz con Justicia y Diginidad, los asesinatos de activistas sociales y luchadores contra la militarización y la violencia parecían ser una cuestión local de Cd. Juárez, una realidad lejana a la Cd. de México, una realidad que no llegaría al corazón de los movimientos nacionales.

“Hoy, a un año del asesinato de Marisela Escobedo, la realidad es otra: los movimientos andamos con nuestros compañeros muertos a cuestas, los asesinatos y ataques a luchadores han incrementado los últimos meses, tocando a todos, particularmente a quienes se han manifestado en contra de la guerra, la violencia y la militarización del país.”

El 16 de agosto desaparecieron a Isela Hernández, también de la familia Reyes Salazar; el 1ro de septiembre, asesinaron a las periodistas de Contra Línea, Marcela Yarce y Rocío González Trápaga. El 5 de octubre, a una semana del segundo diálogo del MPJD con el gobierno federal, asesinaron a Pedro Leyva, comunero de Ostula, Michoacán, quien iba a participar en el diálogo como miembro del movimiento. El 26 de octubre, asesinaron a Carlos Sinuhé Cuevas Mejía, activista de la Facultad de Filosofía y Letras, afuera de su casa con 13 impactos de bala.

Hace apenas una semana, el 28 de noviembre, asesinaron en Sonora a otro miembro del MPJD, Nepomuceno Moreno Muñoz, quien exigía la presentación con vida de su hijo Jorge Mario Moreno León de 18 años, desaparecido en el mes de julio de 2010. Este mismo sábado 3 de diciembre, fue encontrada en el tinaco de su casa despedazada otro miembro del Movimiento por la Paz con Justicia y Digindad, la actriz Julia Marichal. Este martes 6 de diciembre, fue secuestrado y asesinado otro miembro de la comunidad de Ostula, Trino, en el marco de la Caravana de Observación del MPJD a Ostula, comunidad que carga ahora con el luto de más de 27 muertos en sus tierras desde 2008.

A estos asesinatos, al ataque de Normal, se suman las amenazas constantes a los luchadores sociales, activistas y periodistas, los allanamientos, las detenciones como el caso de los indignados de Juárez el pasado 1ro de noviembre en su exigencia de justicia para los más de 7,000 mil asesinatos en la ciudad. Además del asesinato de Bety Cariño y Jyri Jaakkola en abril de 2010, rumbo a la caranava en apoyo al Municipio Autónomo de San Juán Copala.

Los ataques a los luchadores sociales son hoy una realidad en nuestro país que exige la más amplia solidaridad y unidad por parte de la población organizada y no organizada, que exigen una respuesta humana, una respuesta de repudio, un exigir Ya Basta!
Por que a pesar de que hoy el diputado David Cantú, se comprometio a apoyar a Norma y el instituto de la Mujer puso el templete para el acto, recordemos que la seguridad y la solidaridad solo la encontraremos entre nosotros y nosotras.

 

¿Te gustó este articulo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribución de nuestros lectores. Considera hacer una donación:

Más de la autora

Redes Sociales

66,772FansLike
16,259FollowersFollow

INSTAGRAM

Tienda de fotógrafia

spot_img

TENDENCIAS