LLAMA RESISTENCIA HONDUREÑA A LA SOLIDARIDAD INTERNACIONAL

La Habana.- Dirigentes del Frente Nacional de la Resistencia Popular (FNRP), reafirmaron aquí su rechazo a la reincorporación de Honduras a la OEA y al reconocimiento internacional del gobierno del presidente Porfirio Lobo hasta tanto no se cumplan los cuatro puntos exigidos por esa organización. El retorno con plenas garantías para su vida del ex presidente Manuel Zelaya y el resto de los exiliados, la instalación de una Asamblea Constituyente, el reconocimiento del FNRP como una organización política, y el respeto a los derechos humanos son requisitos fundamentales en cualquier proceso de mediación internacional, dijeron

Sonia Banegas y Francisco Ríos, quienes se desempeñan en la Comisión de Comunicación del FNRP, ofrecieron una conferencia este jueves en la sede de la Organización de Solidaridad de los Pueblos de Africa, Asia y América Latina (OSPAAAL), sobre la crítica situación económica, política y social que enfrenta Honduras desde el derrocamiento de Zelaya, en junio de 2009.

Al referirse a la mediación en curso, dijeron que el hecho de que haya sido solicitada por el propio Lobo, a través del presidente Manuel Santos, de Colombia, y que ambos hayan solicitado la participación del mandatario venezolano Hugo Chávez, revela la impotencia del régimen de facto y la derecha internacional para incorporar a Honduras a los organismos de integración política continental y regional.

Ante una nutrida concurrencia, entre los que se encontraban representantes de partidos y organizaciones políticas acreditadas en Cuba, afirmaron que una salida política es la única vía posible en la actualidad para el retorno del país a la normalidad, para lo cual se mantendrán las movilizaciones populares el tiempo que sea necesario.

Ríos reconoció que la mediación política no resuelve por sí sola el problema interno hondureño, pues la resistencia exige no solo el retorno a la constitucionalidad, sino también la solución de la crisis social creada por la reimplantación del sistema neoliberal.

Luego del derrocamiento de Zelaya por un golpe militar que contó con el apoyo de la oligarquía interna y del gobierno de Estados Unidos, surgió en Honduras el FNRP,  que está integrado por una amplia gama de organizaciones sindicales, políticas, campesinas y otros estratos sociales.

El gobierno afirma que menos el retorno de Zelaya, los otros tres puntos están cumplidos, pues cambió artículos de la Carta Magna, creó el Ministerio de Derechos Humanos y sus fuerzas, dice, no reprimen, lo cual resulta una farsa por parte de Lobo, señaló Ríos.

Recordó que hace apenas 48 horas fue muerto a tiros el reportero Héctor Francisco Medina tras abandonar las instalaciones del canal de televisión Omega Visión, en el Municipio de Morazán, con lo que se eleva a 11 el número de periodistas asesinados en ese país desde 2010.

También el miércoles –dijo- fueron asesinados en el denominado Bajo Aguán otros dos campesinos, donde paramilitares y matones al servicio de terratenientes han dado muerte ya en el mismo período de tiempo a 27 integrantes de organizaciones del sector que defienden sus derechos frente al desinterés o complicidad del régimen.

En respuesta a una pregunta, Ríos admitió la posibilidad de que el gobierno  trate de incumplir su parte en los acuerdos que surjan del proceso de mediación en curso, por lo que –dijo-  la movilización popular se mantendrá siempre, pues esta es la base de la lucha del FNRP en los 18 departamentos y 298 municipios del país.

En su intervención, Ríos también refirió que Honduras –a la que catalogó de cabeza de playa contra la Alianza Bolivariana para las Américas, de la cual formaba parte ese país– es en estos momentos una plataforma del imperialismo estadounidense para actuar contra otros procesos de liberación que tienen lugar en la región.

Al abundar sobre la crisis social hondureña, Banegas refirió que la oligarquía nacional es débil, pues responde a los intereses de las trasnacionales norteamericanas. Sin embargo, acotó, en este proceso neoliberal que afecta de manera directa a la población, Lobo ha entregado las minas y hay proyectos para también adjudicar el agua a entidades foráneas, con sus graves consecuencias sociales.

La dirigente del FNRP señaló que el gobierno está detrás, además, de los fondos de pensión de los maestros y de los sindicatos y viola de manera permanente los derechos de esos gremios, lo cual mantiene en permanente vigilia a los trabajadores, pues el Ejecutivo pretende dejarlos en la miseria.

Respecto a la violencia que vive Honduras, Banegas precisó que el Gobierno asesina a cuadros intermedios de la resistencia casi a diario. No obstante, comentó, las movilizaciones continúan y el pueblo sigue en la calle.

Durante la conferencia, también se hizo mención a una carta difundida este jueves por Zelaya en la que califica la mediación de Colombia y Venezuela en el conflicto hondureño “como una salida para la crisis política”, en tanto exigió una postura clara de Estados Unidos sobre ese procedimiento.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: