CARTA ABIERTA

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas 28 de enero de 2011

C. Juan Sabines Guerrero.

Gobernador Constitucional del Estado de Chiapas.

C. Cecilia Flores Pérez.

Presidenta municipal de San Cristóbal de Las Casas.

Los trabajadores de  medios de comunicación denunciamos que el miércoles 27 de enero,  policías municipales de San Cristóbal de Las Casas, detuvieron a nuestros compañeros: Carlos Herrera, Víctor Camacho, Manuel de la Cruz y Moyses Zúñiga, mientras transitaban a bordo de un vehículo particular en el centro de la ciudad al concluir  la cobertura informativa que dieron de  los funerales del obispo Samuel Ruiz García.

Los hechos ocurrieron a las 2 de la mañana a media cuadra de la Plaza Catedral sobre la calle Guadalupe Victoria, cuando los policías al mando de un comandante llamado Adonai Robledo, les cerró el paso poniendo delante de su vehículo la  camioneta marca Dodge, pick up,  placas DA-62-622 con número PC-35 y detrás el coche patrulla marca Nissan, modelo Tiida, placas DPD 55-35, con número PC-26, obligándolos detenerse.

De manera prepotente los policías exigieron que se bajaran  los 4 reporteros  quienes envían notas informativas y gráficas para las agencias internacionales EFE, AP y AFP, así como para el diario La Jornada, los periódicos  Cuarto Poder, Expreso, Mirada Sur, La Foja Coleta, bisemanario Di, Meridiano y  radio 640, entre otros medios.

Sin identificarse como agentes del orden, los agresores empezaron a interrogar a los periodistas  respecto a su origen, destino y oficio, entre otros cuestionamientos que no fueron respondidos por los detenidos quienes pidieron que primero se les informara que falta habían cometido.

Los policías acusaron a los 4 representantes de reconocidos  medios de comunicación de “burlarse de la autoridad” y amenazaron con trasladarlos a la base de la policía municipal, pero desistieron cuando los fotógrafos  dispararon sus cámaras para documentar las evidencias del ataque.

Siendo México  de los países donde la labor de los periodistas es considerada de las más arriesgadas por la  cantidad de homicidios, detenciones y secuestros en contra del gremio,  no es infundada la sospecha de  premeditación en la agresión contra quienes aún cargando sus instrumentos de trabajo y cuando se disponían a descansar, fueron detenidos en el perímetro donde habían permanecido desarrollando su labor durante  al menos 48 horas en  un evento con la presencia de  decenas de agentes de vigilancia y seguridad de los tres niveles de gobierno.

Si es verdad que los policías sancristobalences desconocían quienes eran los detenidos, la situación se torna, de igual forma, preocupante ya que son muchos los ciudadanos  que por trabajo,  asuntos familiares, de recreo y turismo, transitan por la madrugada y están expuestos a sufrir lo que vivieron nuestros compañeros.

Tenemos conocimiento de la lamentable situación en distintas entidades y regiones mexicanas donde la inseguridad  ha restringido de facto o incluso oficialmente, libertades de tránsito, expresión y trabajo, pero hasta este momento no considerábamos la primera cuadra de ésta ciudad dentro de dichas circunstancias.

Por lo anterior pedimos a usted tomar cartas en el asunto e informarnos de los resultados o, en su defecto, informarnos si hay  medidas de excepción,  horarios de toque de queda o territorios en Chiapas donde debamos asumir el ejercicio de nuestra profesión bajo nuestro propio riesgo.

ATENTAMENTE

TRABAJADORES DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN SOLIDARIDAD CON NUESTROS COMPAÑEROS AGREDIDOS.

Amalia Avendaño, Heriberto Velasco, René Araujo, Concepción Villafuerte, Elio Henriquez, Pepe Gallegos, Fredy Martín Pérez, Francisco Ruiz Zuarth, Victor Vieyra, Hugo Robles, René Genaro Mandujano

 

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: