Audio de la Declaracion de Tuapurie

Convocados y reunidos en el poblado de In akwaixit a, Comunidad Wixárika de Tuapurie Santa Catarina Cuexcomatitlán, municipio de Mezquitic, Jalisco, para realizar la decimoséptima reunión del Congreso Nacional Indígena de la región centro – pacífico,los pueblos, comunidades y organizaciones indígenas de los estados de Chihuahua, Durango, Jalisco, Colima, Michoacan,, Guanajuato, guerrero, morelos y Oaxaca presentes hemos acordado emitir la siguiente declaración:

Desde hace más de quinientos años nuestros pueblos han sufrido una permanente guerra de conquista a través  de la cual los poderosos pretenden nuestro total exterminio; así ocurrió  con la invasión europea y con el surgimiento de de México como estado independiente.

 

Congreso Nacional Indígena Región Centro – Pacífico XVII Reunión

Declaracion de Tuapurie

 

La guerra de independencia, así como las revoluciones de Ayutla y de 1910, costaron mucha sangre a nuestros pueblos y poco o nada obtuvimos a cambio del sacrificio que hicieron nuestros más viejos abuelos para construir  y liberar la patria de todos los mexicanos, pues las sucesivas constituciones de 1824, 1857 y 1917 ni tan siquiera  reconocen  nuestra existencia.

 

Hoy en día el estado mexicano  y los grandes grupos capitalistas transnacionales han intensificado la guierra de exterminio  en contr de nuestros pueblos  como nunca antes lo habían hecho, saqueando y robando nuetros territorios y cultura, justamente lo que se ha dado en llamar neoliberalismo no es otra cosa  que una guerra de conquista  y de saqueo en contra  de nuestros pueblos, de la Nación  y de la humanidad en su conjunto  para multiplicar las ganancias de las empresas capitalistas que hoy dominan el mundo y que controlan el gobierno del país.

 

La contrareforma agraria de 1992 y la contrareforma indígena  de 2001 , junto con las leyes que en los últimos años han aprobado legisladores  de todos los partidos políticos, tienen justamente el fin de saquear  y destruir la Nación entera.

 

De este modo las leyes Agraria, Minera,  de Desarrollo Forestal Sustentable, de Aguas Nacionales, de Bioseguridad, de Consulta a los Pueblos Indígenas y otras muchas, junto con la iniciativa de Ley de Acceso a los Recursos Genéricos, Ley de Energías Renovables y reforma de la Ley de Propiedad Industrial, tienen el propósito de privatizar  y destruir los territorios de la Nación  y de nuestros pueblos, separando cada una de sus partes , mismas que para nosotros son inseparables: aguas, aire, tierras, montes, maíces, plantas, animales, bosques, minerales, costas y mares, incluidos nuestros saberes tradicionales.

 

Asimismo, programas gubernamentales como  el de cetificación de derechos ejidales (PROCEDE), de certificación en comunidades (PROCECOM), de pago por servicios ambientales  y el OPORTUNIDADES, más los intentos por restringir y prohibir  el ejercicio de la medicina tradicional, permittir la introducción a nuestro país de maíces transgénicos y de la llamada tecnología “termineitor” que provoca la infertilidad de lassemillas de maíz, junto con la construcción de grandes presas, autopistas, corredores interoceánicos, megaproyectos turísticos , mineros e industriales que facilitan la migración de nuestras familias hacia las ciudades o el extranjero y el despojo de nuestros territorios , forman parte de esta guerra neoliberal que el poder ha desatado contra nuestros pueblos y contra la Nación entera.

 

En dicho sentido el proyecto de Ley sobre Derechos y el Desarrolloo de los Pueblos y Comunidades Indígenas del Estado de Jalisco no tiene mas finalidad que restringir los derechos  y la autonomía de nuestros pueblos para provocar su desintegración.

 

Por lo mismo, no resulta casual que en los últimos años, meses, semanas se haya incrementado  la agresión del gobierno y las grandes corporaciones empresariales hacia nuestros pueblos, tal como ocurre con la comunidad wixárika de Bancos de San Hipólito, Durango, a la cual se le niega el reconocimiento de sus tierras y de sus misma existencia como comunidad, en tanto que otras personas reciben autorizaciones para aprovechar  sus ricos bosques de ocote  y encino; así tambien es como el municipio autónomo de Suljaa’, Guerrero, y su radio comunitaria, que son perseguidos y reprimidos desde el gobierno; de igual manera pasa en Zirahuén, Michoacan , con su Lago Azul y sus tierras que son codiciados por empresas extranjeras; en la Misión de Chichimecas, Guanajuato, donde caciques de la región amparados en ilegales resoluciones judiciales pretenden apropiarse  de sus tierras comunales; o en Tepoztlán , Morelos, en cuyas tierras poderosos grupos económicos insisten en la construcción de un club de golf  y actualmente la comunidad lleva su  defensa  ante los Tribunales Agrarios  a pesar de las amenazas para despojarlos; o es elcaso del ejido nahua de Ayotitlán, Jalisco, donde la Minera Peña Colorada del grupo Hylsamex, la mas grandeAmérica Latina, día con día roba y destruye las tierras, montes y aguas del ejido  con la complicidad del gobierno; lo mismo pasas en las comunidades  zapotecas del Itsmo de Tehuantepec ante la codicia de las compañias españolas como Gamesa, Endesa, Preneal e Iberdrola que estan robando sus tierras con la intensión de construir plantas eoloeléctricas; o es lo que ocurre en las comunidades nahua de Cuzalapa y wixárika de Haimatsíe, ambas del estado de Jalisco, que pretenden ser desmembradas por la aplicación del Programa de Certificación en Comunidades.

 

II

 

Frente a la guerra de exterminio neoliberal nuestros peublos han incrementado sus luchas de resistencia y han protegido sus territorios y sus culturas del modo que les ha sido posible.

 

En el mismo sentido, el levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacion
al en 1994 representa un parteaguas histórico en el largo caminar de nuestros peublos y en la lucha por nuestra plena liberación , junto con ellos construimos un movimiento que conmovió a la nación y al mundo, buscando el reconocimiento constitucional de nuestros derechos mediante la incorporación de los Acuerdos de San Andrés a la Constitución de la Republica.

 

La traición de todos los poderes del estado mexicano en 2001 al ahber aprovado, promulgado y ratificado la contrareforma indígena, mejor conocida como “ley Barttlet-Cevallos-Ortega”, nos  llevo a desconocer la aplicación de dicha reforma y declarar a los Acuerdos de San Andrés como la cosntitución de nuestros pueblos en materia indígena, llamando a todos los pueblos indígenas de México a no solicitar mas reconocimientos del gobierno sino fortalecer en los hechos nuestra autonomía, nuestro sgobiernos y nuestra cultura.

 

Congruentes con nuestras experiencias de lucha por la autonomía y sabedores de que solos no podremos alcanzar nuestra plena liberación como pueblos indígenas, hoy en día estamos dispuestos a incrementar y fortalecer nuestra resistencia y a incorporarnos al llamado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional para construir una gran fuerza anticapitalista que junte la resistencia de los pueblos indigenas con las luchas de los trabajadores del campo y la ciudad y de todo el pueblo de México para construir  una sociedad efectivamente justa, libre y democrática.

 

III

Consecuentes con todo lo expresado arriba DECLARAMOS:

 

PRIMERO.- Rechazamos la contrareforma agraria de 1992 y contrareforma indígena de 2001, así como todas las leyes que el estado mexicano ha aprobado y promulgado para provocar la destrucción de nuestros pueblos, la privatizacion de los recursos naturales, el despojo de nuestras tierras y territorios y el robo de los bienes dela Nación, incluidos los tratados de libre comercio con las grandes potencias.

 

SEGUNDO.- Ratificamos que los Acuerdos de San Andrés son la Constitución de nuestros pueblos en materia indígena, por lo que desconocemos todas las leyes federales y estatales que se  hayan hecho o estén por hacerse al amparo de la contrareforma  constitucional en materia indígena de 2001, incluidos los proyectos de leyes  indígenas para los estados de Jalisco y Michoacan.

 

TERCERO.- Ratificamos la Declaración  de Zirahuén y declaramos muerta  todas las reformas constitucionales y las leyes referidas en los dos puntos anteriores.

 

CUARTO.- Rechazamos la aplicación en uestros territorios de los programas gubernamentales tendientes a nuestra destrucción, como el de certificación de derechos ejidales (PROCEDE), de certificación de comunidades (PROCECOM),   de pago por servicios  ambientales y el OPORTUNIDADES. Asimismo la ejecución de los grandes megaproyectos eléctricos, mineros, turísticos, acuícolas, hidráulicos y de comunicaciones que afecten  nuestras tierras y territorios, así como su convalidadción por elgobierno mexicano a través de las autorizaciones, permisos y decretos que han emitido  o que emitan en lo futuro.

 

QUINTO.- En el ánimo de fortalecer la autonomía de nuestras comunidadesllamamos a:

1.      Defender la tierra, el territorio, los montes, las aguas, los seres espirituales y naturales, así como los saberes y cultura propias.

2.      Fortalecer nuestros gobiernos propios, nuestras asambleas y nuestras autoridades tradicionales y agrarias bajo el principio de mandar obedeciendo.

3.      Defender los maíces propios por medio de su seimbra para garantizar  nuestra soberanía alimentaria y nuestro derecho a la alimentación, promoviendo el cuidado, protección e intercambio  solidario  de nuestros maíces y evitando la introducción  en nuestros territorios de maíces transgénicos o mejorados.

4.      Defender nuestra medicina tradicional fortaleciendo su ejercicio y difusión  en contra de las restricciones que nos impone el gobierno y protegiendo nuestros saberes ancestrales de la rapiña de las grandes empresas farmacéuticas.

5.      Fortalecer la educación, la economía y la salud propias de nuestras comunidades.

 

SEXTO.- Ratificamos nuestra ADHESIÓN a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona emitida por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena- Comandancia General  del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y nuestra participación dentro de la “Otra Campaña”, con la finalidad de construir con otros sectores sociales en lucha una gran alianza anticapitalista y de izquierda que permita la cosntrucción de una nueva sociedad, efectivamente justa, libre y democrática.

 

SEPTIMO.-Hacemos un llamado urgente a la unidad del movimiento indígena nacional en torno al Congreso Nacional Indígena, para que en el marco de la “Otra Campaña” podamos resistir  la guerra de exterminio neoliberal y avancemos en el fortalecimiento  de la aotonomía de nuestros pueblos, en alianza con todos los sectores de la sociedad que estén empeñados en la construcción de un nuevo proyecto de nación y una Nueva Constitución.

 

OCTAVO.- Los pueblos , comunidades y organizaciones indígenas reunidos en esta asamblea nos manifestamos en incondiciona
l solidaridad con:

 

1.      Las luchas de las comunidades y municipios indígenas de Bancos de San Hipólito, Durango, Suljaa’, Guerrero, Zirahuén, Michoacán, Misión de Chichimecas, Guanajuato, Tepoztlan , Morelos, Ayotitlán, Cuzalapa, Haimatsíe, Jalisco, Atonalismo,Nayarit, La Venta, La Ventosa, Unión Hidalgo y Juchitán, Oaxaca. Asimismo, nos solidarizamos con la lucha del Consejo Indígena y Popular de Oaxaca- Ricardo Flores Magón y exigimos el cese del arepresión del gobierno de Ulises Ruíz en contra de esta organización hermana y de todas aquellas comunidades y organizaciones que sufren persecusión y represión.

2.      –Las comunidades indígenas y no indígenas afectadas por el huracan “Stan” en el estado de Chiapas.

3.      La lucha de las comunidades campesinas que se oponen a lacontrucción de la Presa en la Parota, Guerrero.

4.      Las luchas de los pueblos y naciones de todo el mundo en contra del neoliberalismo y victimas del racismo y explotación delos estados más poderosos.

 

IN+AKWAIXIT+A, NUEVA COLONIA, COMUNIDAD INDÍGENA DE TUAPURIE SANTA CATARINA CUEXCOMATITLÁN, TERRITORIO WIXÁRIKA, A 27 DE NOVIEMBRE DE 2005.

 

ATENTEMENTE

POR LA RECOSTITUCIÓN INTEGRAL DE NUESTROS PUEBLOS

NUNCA MÁS UN MÉXICO SIN NOSOTROS

DEL PUEBLO WIXARIKA

COMISARIADO DE BIENES COMUNALES

TUAPURIE SANTA CATARINA CUEXCOMATITLÁN

 

COMISRIADO DE BIENES COMUNALES

WAUT+A SAN SEBASTIAN TEPONAHUAXTLAN

 

CONSEJO DE VIGILANCIA DEL COMISARIADO DE BIENES COMUNALES

WAUT+A SAN SEBASTIAN TEPONAHUAXTLAN

 

COMISARIO AUTONOMO DE

BANCOS DE SAN HIPOLITO

 

COMUNIDADES DE HAIMATSIE

 

DEL PUEBLO RARAMURI

 

DEL PUEBLO CHICHIMECA

 

COMISARIADO DE LA COMUNIDAD

MISIÓN DE CHICHIMECAS

 

DEL PEUBLO NAHUA

 

COMISARIADO DE BIENES COMUNALES

TEPOZTLAN, MORELOS

 

TESORERO DE BIENES COMUNALES DE

TEPOZTLÁN, MORELOS

 

CONSEJO DE MAYORES DE

AYOTITLAN, JALISCO

 

POR LA COOPERATIVA TRIPLE “S” DE AYOTITLAN, JALISCO

 

POR LA COMUNIDAD DECUZALAPA

 

POR LA COMUNIDAD DE TUXPAN, JALISCO

 

POR LA COMUNIDAD DE OSTULA, MICHOACAN

 

POR LA COMUNIDAD DE SUCHITLAN, COLIMA

 

POR LA COMUNIDAD DE TIERRA NEGRA, JALISCO

 

DEL PUEBLO ZAPOTECO

 

POR EL CONSEJO CIUDADANO UNIHIDALGUENSE, OAXACA

 

POR EL CIPO –RFM

 

ORGANIZACIONES ACOMPAÑANTES

 

UNIDAD DE APOYO A COMUNIDADES
INDIGENAS

DE LA UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA

 

 

ASOCIACIÓN JALISCIENSE DE APOYO  A COMUNIDADES INDÍGENAS

 

DEL PUEBLO AMUZGO

 

POR LA COMUNIDAD DE SULJAA, GUERRERO

 

POR EL PUEBLO PUREPECHA

 

UNIÓN DE COMUNIDADES EMILIANO ZAPATA.