América del Valle libre en San Salvador Atenco: “Aquí estoy. Gracias, gracias, gracias”.

Las campanas y los cañones sonaron de nuevo cuando América del Valle llegó a los brazos del pueblo de San Salvador Atenco el domingo, 18 de julio.  No importaba que la Secretaría de Relaciones Exteriores de México hubiera estropeado  la recepción planeada afuera de la Embajada de Venezuela al exigir su salida adelantada. No valían todos los esfuerzos del gobierno de Enrique Peña Nieto para encarcelarla.

Después de cuatro años de incertidumbre, cuatro años de de estar separada de su familia y su tierra bajo la constante amenaza de de ser detenida, torturada y encerrada en un campo de exterminación,  la hija del pueblo regresó a casa. ¡Libre!  Gritos de alegría, un sentido de alivio, una conciencia de que ya lo hicimos, que todo el mundo lo sepa podemos derrotar al gobierno. La fiesta sería larga, con agradecimientos, discursos, canciones, y luego… el bailongo.

Mientras la gente gritaba ¡Zapata vive!, América empezó a hablar desde el templete con mucha emoción: “Hice lo que pude, compañeros, siempre siguiendo mis principios… que sí hubo errores. Claro que los hubo. Y también hubo aciertos. Hice la tarea, compañeros. Hice lo que ustedes me habían enseñado.  No me quedó otra que seguir su ejemplo, el ejemplo de nuestros pueblos de la orilla del agua, mi querida orilla del agua, mi pedacito de patria, Atenco.  Vengo a reintegrarme a las tareas, al trabajo porque es mucho  y no se acaba. Es nuestra responsabilidad seguir sembrando dignidad, unidad porque es lo que nos hace falta en este momento. Es lo que hace falta a nuestra patria. Las diferencias nos tienen que enriquecer. No nos tienen que dividir….”

“Esta victoria no es ningún obsequio, como se atreven a decir esos desdichados…. Que nadie nos venga a decir que es una concesión de los de arriba, de los represores, de la Suprema Corte de Justicia. Fue el resultado del trabajo de todos, desde el niño Mario, de los más pequeños hasta nuestros hermanos y compañeros abogados, de la constancia, paciencia de los familiares de los presos. Fue resultado de la propia decisión firme de los presos políticos de llegar con dignidad hasta el día que fuese necesario. Ustedes nos trajeron. Ustedes nos devolvieron a nuestro pueblo. Y eso no tiene con qué pagarse. Yo no tengo nada. No soy nada frente a ustedes. Pero aquí tienen mis manos. Las pongo a disposición de mi pueblo… Siguen muchas causas pendientes….Ya no somos los mismos. La lucha, todo el tiempo, nos está cambiando, por fortuna, para llenarnos de más convicción, de más firmeza, de más decisión….Aquí estoy. Gracias, gracias, gracias”.
Más consignas iniciadas por el niño Mario con su machete en alto: ¡Atenco no se vende. Atenco no se da. Porque tiene campesinos con mucha dignidad!   ¡Que sube, que baja, Atenco no se raja!

La compañera Marta Pérez anunció la lectura del documento del FPDT  y Trinidad Ramírez empezó a leer:  “En nuestro Atenco el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra les comparte que hemos sumado un nuevo triunfo: la cancelación de las órdenes de aprehensión que amenazaban a los 12 presos, América y Adán. América y Adán tuvieron que dejar su amado pueblo, sus casas y familias por la brutal represión del 3 y 4 de mayo del 2006….Hoy ambos están aquí físicamente tras más de cuatro años después de mil quinientos días en los que estuvieron condenados a un encierro psíquico, que significó una gran injusticia, aún cuando éste no era nada comparable con las rejas y mazmorras a los que fueron enviados 207 compañeros…. Ni el odio de los poderosos ni la distancia lograron separarnos de América y de Adán. Ellos nunca se fueron. Siempre estuvieron con nosotros, en nuestros corazones,  en cada marcha, en cada mitin, en cada actividad….Pero las buenas noticias no terminan aquí. Además del fin de exilio de América y de Adán, decimos llenos de alegría que otras órdenes de aprehensión han sido canceladas, se trata de aquellas que amenazaron con volver a ser prisioneros del gobierno a nuestros recién liberados compañeros Ignacio del Valle y Felipe Álvarez, así como el estudiante universitario, Héctor Galindo, además de nuestra compañera Malena, también perseguida por defender la tierra….”

La niña Fátima siguió leyendo: “Queremos subrayar que lo que todos hemos hecho no se trata de cualquier cosa. Tiramos condenas de hasta 112 años de prisión. Enrique Peña Nieto se tragó su soberbia, esa que…lo llevó a decir que de ser necesario volvería a actuar en Atenco como lo hicieron en su momento. Sus pruebas falsas y amañadas siempre fueron insostenibles y ahora la actual decisión de la libertad plena y absoluta nos habla de que lo pensarán no dos ni tres veces sino muchas más antes de volver a meterse y a confrontar a este digno pueblo.  Pero además, algo que nadie puede negar es que con su sangrienta represión incluso esperaba poner fin a esta hermosa lucha y resistencia del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra. Deseaba que la gente de Atenco no volviera a salir con esperanza, que temiera que les pasara lo que a todos nuestros compañeros presos y perseguidos…, que no volviera a ponerse un pie en nuestras calles. Sin embargo, aquí estamos todos. No falta ninguno. Cada uno de nuestros compañeros ha regresado con ganas de seguir defendiendo nuestras tierras y hacer más por nuestro pueblo. No han podido ser extinguidos….”

La joven Sandra leyó la última parte: “Con esta nueva victoria, cerramos una etapa más, pero esto no significa que la lucha haya terminado porque a lo largo y ancho de este país, la represión es la única respuesta de los malos gobiernos frente la movilización del pueblo. De ello, centenares de luchadores sociales se encuentran privados de su libertad injustamente. Y por esto vale la pena terminar de una vez por todas con la criminalización de la protesta social. Pero además está el caso de nuestros compañeros del SME, despojados de sus trabajos…para ellos, para los compañeros en huelga de hambre, y  para el compañero Cayetano, con más de 80 días sin probar alimento, exigimos solución. Falta hacer mucho por ellos, por los mineros, por las comunidades zapatistas, y por este digno pueblo mexicano, y lo vamos a lograr…Y tenemos un compromiso más, y es precisamente el que nos dio la oportunidad de derrotar al gobierno: la defensa de la tierra. Como todos sabemos, el gobierno federal babea por ella…Escuchen bien Calderón, Peña Nieto y dueños del dinero…, no estamos dispuestos al arrebato”.

La labor de las mujeres de Atenco se mostró y se comentó una y otra vez durante el acto. Antes de darles un reconocimiento especial al equipo de abogados de Leonel Rivera, dijo Ignacio del Valle: “Antes mandaba yo, pero ahora son las mujeres que mandan en San Salvador Atenco”.

Presentado por Marta Pérez como “el esposo de la compañera Kata y el abuelo del niño Mario”, Felipe Álvarez volvió a expresar su gratitud a todos por el gran triunfo y pidió más aplausos para  “la compañera América del Valle, una compañera que estimo con todo mi alma, una muchachona, muchachita que siempre allá a dentro de los calabozos la traje de corazón a esta muchachilla…que ha sabido dar el ejemplo a este municipio de Atenco. Queremos muchas Américas en Atenco”.

Al hacer uso del micrófono el compañero Adán Espinoza agradeció a todos, pero  más que nada a las mujeres.  “Son las que mandan, nada más que nos hacen creer que nosotros mandamos”. Explicó que ya se había incorporado a la lucha de nuevo, pero con orden de aprehensión. Ahora esa orden queda cancelada. Dijo: “Ahora lo que me corresponde es ese gran compromiso moral, seguir luchando, seguir organizándonos, que es lo que nos queda, seguir juntando más compañeros, y decimos  NO A LA CONAGUA. No vamos a dejar nuestras tierras. Es lo más importante. No nos
van a engañar. Quieren hacer el cambio del uso del suelo. Y esto no lo vamos a
permitir. …Dice el gobierno que ‘el uso común’ no tiene valor. Pero ese uso común  nos mantiene unidos porque es del pueblo. Es de los campesinos. Y les quiero decir que es la parte que nadie puede tocar. Nos dicen que el cambio del uso de suelo es importante porque ‘ahora ustedes pueden vender sus tierras’, pero el hacer este cambio, escuchen bien, hacer este cambio del uso de suelo es dividirnos y eso es lo que quiere el gobierno…. Luego dicen que la tierra ‘es salitrosa ¿para qué la quieren?’ y que ‘la van a hacer ecológica.’ No nos pueden engañar.”

“Ahora les quiero decir que regresaré a mi nopalera. [Gritos de ¡Eso! ¡Bravo!] Está destruida pero vamos a regresar, y si a alguien le caigo mal, posiblemente es cierto, pero ¿saben qué? por eso le decimos “la madre tierra” porque ella está quieta, esperando, y cuando llega uno, nos llena a uno de ese perfume natural, de ese perfume de tierra, de esa grandeza que espera y dice: ‘Llegaste, hijo. [lágrimas y largos aplausos] Llegaste, hijo. Puedes continuar con lo que quieras. Nosotras, yo, como tierra,’ me dirá, ‘reproduciré lo que siembres’. Es la base de la alimentación mundial. La tierra, compañeros.  Gracias”.

¿Te gustó este articulo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribución de nuestros lectores. Considera hacer una donación:

Más de la autora

Redes Sociales

66,772FansLike
16,451FollowersFollow

INSTAGRAM

Tienda de fotógrafia

spot_img

TENDENCIAS