Por fin se los quitamos!!!

El pueblo de Atenco era ya un referente para la resistencia, pues después de un dictamen expropiatorio, este y varios pueblos más organizados en el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra dieron una fiera batalla para impedir que una gruesa capa de cemento donde aterrizarían y despegarían aviones, cubriera los campos que durante generaciones habían traído sustento a las familias de la zona.

Fue el 3 y 4 de mayo del 2006 días que marcarían la historia puesto que la alineación de los tres partidos más fuertes en los tres niveles de gobierno (municipal, estatal y federal), traerían la venganza del fallido aeropuerto. El 3 de mayo compañerxs fueron brutalmente reprimidxs, incluso tuvo lugar la muerte de un joven en la carretera, Javier Cortez de 14 años quien murió por un impacto de bala ejecutado por un policía, y varios compañeros detenidos, para el 4 de mayo en la madrugada fuimos testigos de un impresionante operativo policial, aproximadamente tres mil elementos de diferentes corporaciones, incursionaban a San Salvador Atenco, un pueblo bastante pequeño en tamaño, lo que trajo no solo la muerte de otro joven, Alexis Benhumea quien recibiera un impacto en la cabeza por un cartucho de gas lacrimógeno, sino violaciones sexuales, que siguen impunes, a varias compañeras. El piso de la explanada principal se tiñó de rojo, pues la policía pudo hacer lo que quiso con los detenidos. Los medios masivos hicieron su parte, pasaron hasta el hartazgo, la imagen de un granadero siendo golpeado por los manifestantes, exigían y retaban a las autoridades para que usaran la fuerza y ejercieran el “estado de derecho”, después dieron sus versiones y haciendo el papel de corte sentenciaron a nuestros compañeros a ser tratados como los peores criminales.

Para el 29 de junio de 2010, y a mas de 4 años de estos hechos, 12 atenquenses permanecían secuestrados por el estado, 9 en el Penal Molino de las Flores y 3 en el Penal de Máxima Seguridad del Altiplano “La Palma”, este era el último día para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación tratara el caso Atenco, puesto que tenía como plazo el día 30 de junio para emitir su fallo respecto al caso, que bien devolvería la libertad de nuestros compañeros o demostraría que la justicia mexicana no sirve de nada.

Eran como las 11:30 de la mañana del 30 de junio cuando una comisión de familiares dentro de la suprema escucho el fallo con 4 votos a favor y uno en contra que daba la libertad inmediata a los 9 presos del molino y también para los 3 del altiplano, gusto y felicidad acompañadas con lagrimas decoraron el día, 4 años de lucha incansable rendían fruto y demostraban que se habían inventado pruebas para determinar las sentencias, como la de Ignacio Del Valle de 112 años y medio de prisión, y que los compañeros no son criminales, como el FPDT en reiteradas ocasiones. Los  familiares dieron una pequeña conferencia de prensa a las afueras de la suprema, donde  organizaciones sociales, estudiantes del IPN y de la UNAM y muchas otras personas estuvieron atentos, después de esta, se abrió un espacio donde compañeros platicaron sus experiencias del 3 y 4 de mayo, algunos otros trajeron su canto para festejar y denunciar. Mientras tanto se organizó la salida de 4 camiones para recibir a nuestros compañeros, 2 al altiplano y 2 al molino. Eran como las 3:30 cuando partimos.

En el penal del Molino de las Flores los compañeros fueron puestos en libertad ese mismo día, aunque cabe resaltar que hicieron un proceso lento y desgastante ante el cual, los familiares, compañeros y amigos ejercieron presión con golpes en las rejas y puertas, así como consignas y pancartas, fue así como uno por uno vieron salir a los 9 esperados, los cuales fueron recibidos con alegría, abrazos, dignidad y palabras de resistencia.

Lamentablemente no paso lo mismo en “La Palma”, arribamos allá como a las 7:30 de la noche consignas, gritos, mantas, participaciones musicales y un camión con sonido rompían el aislamiento que tiene dicho penal, la lluvia y el frío hacían pesada la espera, veíamos camionetas que se acercaban a la entrada desde el interior y todos poníamos atención, muchas fueron las falsas alarmas esperamos hasta las 4 de la mañana y nuestros compañeros no salían, al otro día temprano nos informaban que el director del CEFERESO era el que estaba reteniendo a los tres atenquenses, puesto que había mandado escritos a los tribunales de Texcoco y Toluca para saber si estos, tenían procesos u órdenes de aprensión, rebasando así su autoridad y retando a la SCJN, aun así nadie se iba pero el coraje crecía, otro informe nos dijo que si hay órdenes de aprensión y que en el comunicado del gobierno federal este obliga al estatal (él cual siempre dijo que no había más ordenes de aprehensión ni procesos jurídicos en contra de los compañeros), a llevar a cabo las detenciones ya sea dentro o fuera del penal, la Suprema Corte, había quedado rebasada, llego el momento en que se dijo: “nuestros compañeros no saldrán hoy, tenemos que retirarnos”.  Ante esto Doña Trini mostro el temple y la fuerza que la caracteriza, animando a los presentes a no sentir esto como una derrota, puesto que era una victoria ya que los compañeros recluidos en el Molino de las Flores estaban libres. Aun así la tristeza nos invadió mezclada con la rabia.

Ante esta notica, las personas que nos encontrábamos a las afueras del penal, decidimos partir rumbo a Atenco, pero justo en los primeros metros de recorrido de la caravana de camiones y vehículos que se dirigían hacia esa comunidad, se volvió a percibir la alegría en el ambiente, gente con machete en mano corría de un transporte a otro, el anuncio era:” se cumplirá el fallo de la suprema a las 8:30 pm aproximadamente” todos dimos marcha atrás y regresamos.

De nuevo la demora de los procesos burocráticos hizo que pudiéramos ver a Nacho y a Felipe hasta alrededor de la 9 y media de la noche, se les recibió como se lo merecen, entre vallas de seguridad conformadas por el mismo FPDT, abrazos, llanto, la entonación del himno zapatista y miradas que parecían ver a alguien que no estuvo ausente y es que ellos han estado en el corazón de su pueblo siempre, de inmediato se pusieron su sombrero y cargaron su machete, símbolo ya de su lucha, Nacho hablo de lo terrible que es la prisión y la califico como un centro de exterminio, y que estaban dispuestos a seguir luchando por los presos, por los perseguidos, por los que se encuentran en huelga de hambre. Por su parte, Felipe Álvarez dijo “que le quede claro a Peña nieto que no vamos a descansar hasta que se haga justicia, por las violaciones a los derechos humanos de las cuales fueron objeto nuestrxs compañerxs, por nuestros muertos y por nuestras compañeras violadas” reitero que el gobierno pretende que con las cárceles se silencien, acabar con sus ideales, pero remarco que seguirán luchando “con  nuestros compañeros de Chiapas, mineros, electricistas, de San Juan Cópala.” Además realizo críticas bastante fuertes a los medios de comunicación masiva, por no decir la verdad, por criminalizar su lucha, por no hablar de las luchas que se encuentran en plantón en el zócalo de la ciudad de México. Posteriormente se dispusieron a festejar con sus compañerxs de lucha bailando y cantando.

Pero la preocupación de una madre triste nos recordaba que íbamos por tres, la pregunta ¿Dónde está Héctor Galindo Gochicoa? lleno el ambiente de incertidumbre, distintas versiones circulaban, pues él era el único que tenía que pagar una fianza y esto entorpecía el proceso, por un momento pensamos que no saldría ese día, algunos dijeron que era mejor retirarse, otros dijeron que no, Ignacio y Felipe apoyaron fervientemente la consigna de quedarse ahí hasta q
ue no saliera Héctor. Fue como las 11:30 pm cuando vimos circular por el mismo pasillo que horas antes recorrieran Ignacio y Felipe, a un joven cargando una bolsa de plástico y que desde el interior del penal se dirigía a la salida, –ahí esta Héctor—retumbo en el aire, antes de salir el joven nos mostro su gran dignidad con la v de la victoria en la mano su recibimiento fue caluroso, también como se lo merecía, con goyas y la entrega de una constitución política y una playera de la facultad de derecho, dirigió unas palabras a quienes nos encontrábamos ahí, “ahora nos toca luchar por la libertad de todos los presos políticos del país”, ahora sí, ya estábamos completos, era hora de partir rumbo a Atenco en donde un pueblo digno los esperaba. Partimos en caravana 5 autobuses y más de 25 automóviles particulares hacia Atenco, el camino ni se nos hizo lejos, ya estaban nuestros compañeros libres, era lo único que importaba.

Pasadas las 4 de la mañana ya en la carretera Lechería-Texcoco, decenas de integrantes del FPDT encendieron fogatas e hicieron sonar cohetones para recibir a sus compañeros, se  dirigieron en marcha hacia el centro del pueblo, pudimos escuchar a un italiano decir de manera sorprendente –es increíble, en este país hay marchas a todas horas— ¿pero como no haríamos una marcha o un mitin o lo que fuera, después de esta gran victoria? Llegamos a la plaza central del pueblo justo delante del Auditorio Emiliano Zapata, donde se llevo a cabo un mitin, los atenquenses que no pudieron ir a los penales, saludaban a sus amigos, los abrazaban como se abraza la vida, ahí tuvo lugar un mitin.

La primera en tomar la palabra fue doña Trini que agradeció a las personas que ahí se encontraban por su solidaridad,en la lucha por la libertad de los compañeros, continuó el compañero Adán Espinoza quien a pesar de tener órdenes de aprehensión en su contra se animo a ir a recibir a sus compañeros, puesto que él sabe que no tiene de que esconderse, no ha cometido délito alguno. Siguió la participación de Héctor Galindo quien hizo una llamado a seguir luchando por la libertad de los presos políticos y se comprometió ante Ángel Benhumea, padre de Alexis Benhumea, a luchar por conseguir justicia por el asesinato de su hijo, además de recordar momentos en los que él estuvo acompañando al FPDT en su lucha. Le siguió Felipe Álvarez que dijo que tal vez a él no le queden muchos años de vida, pero que los que le queden van a  ser años en el que este participando en el movimiento social, también hiso una invitación a luchar por la liberación de Víctor Herrera Govea, joven anarquista detenido desde el 2 de octubre pasado. Por último tomo la palabra Ignacio del Valle Medina conmovido por escuchar nuevamente el trinar de los pajaros que ya anunciaban el comienzo de un nuevo dis, y quien dijo sentirse como en un sueño, leyó una lista de personas que pertenecieron al Frente y ahora ya no están, pidiendo que se les diera un aplauso al escuchar los nombres, así mismo recordó a su padre, que falleciera cuando él se encontraba en prisión y de quien pudo solo despedirse a través de una llamada telefónica, agradeció a las organizaciones sociales, colectivos e individuos que lucharon por que él y sus compañeros obtuvieran su libertad, cerrando su participación con una consigna que claramente refleja la lucha que han dado desde el 2001 “la tierra no se vende, se ama y se defiende” e hizo un llamado a sus compañeros del frente a estar pendientes por los nuevos proyectos que tiene el gobierno en esa zona. Todo esto mientras se cimbraba la plaza debido a los disparos de un cañon, que el pueblo ha conservado durante varios años.  En resumen los compañeros reafirmaron su compromiso por la lucha y nos dejaron claro que: Atenco vive y vive. La lucha sigue y sigue.

Con esto comienza una celebración en Atenco que suponemos durara varios días y en donde justo las mujeres dieron el ejemplo de que bailando, era la mejor forma de demostrar lo contentas que se sienten al tener de regreso a sus compañeros de lucha en casa.

¿Te gustó este articulo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribución de nuestros lectores. Considera hacer una donación:

Más de la autora

Redes Sociales

66,772FansLike
16,465FollowersFollow

INSTAGRAM

Tienda de fotógrafia

spot_img

TENDENCIAS