Después de Brasil, México es el segundo país en donde hay más de 104 casos por año de muertes por homofobia,  estas actitudes de odio y prejuicio se generan por ignorancia o por miedo. Las manifestaciones de discriminación generan desigualdad y violencia pues hace 20 años la OMS (organización mundial de Salud) retiro de la lista a la homosexualidad como enfermedad mental.

El Concejo Nacional para Prevenir La Discriminación ( Conapred) y organizaciones como cuenta conmigo cometan y a través de análisis demuestran que hay muchas familias homofobicas  que se expresan a partir de golpes, desprecios, aislamientos o violencia psicológica.

Con estos antecedentes y a pesar de las luchas que no han cesado en contra de la homofobia por parte de lesbianas, gays, bisexuales, etc. Los ataques contra la comunidad gay no han acabado. También en la cuestión de los matrimonios entre personas del mismo sexo se han manejado muchas especulaciones predominando las ideas raciales que en este caso se vuelven ideas creadas por la homofobia. Lo que en la marcha de este 26 y en las de cada año, lo que se  busca es que las leyes se otorguen a los derechos que les corresponden, así, cuando esto pase, la sociedad empezará a verlos como “normales” ya que normal es lo que está establecido dentro de las normas o reglas según el criterio de distintas personas que forman parte del gobierno mexicano.

Por otro lado, el presidente Felipe Calderón al firmar el decreto del día Internacional contra la Homofobia, de último momento y faltando a los acuerdos pactados entre funcionarios federales y a las redacciones antes pactadas con la ONU cambió el nombre por el de: “día de la Tolerancia y Respeto a las Preferencias”  a lo cual, muchos de los manifestantes que asistieron a la marcha de este 26 de junio no estaban de acuerdo por lo que mencionaron: “es inaceptable por que a los homosexuales no se nos debe de tolerar, todos nos debemos aceptar en general, lo que queremos es una decreto contra la homofobia”

Calderón prefirió jugar con las palabras y cambiarlas a enfrentar una realidad por la que México esta pasando y dejando atrás una idea concreta, refuerza a la homofobia y no genera respeto por las preferencias sexuales; todas estas situaciones fueron el tema de esta marcha en donde muchos de los manifestantes se dirigían a Felipe Calderón  y a Enrique Peña Nieto como homofobicos y represores.

Muchas de las personas que esperaban con ansias el Día Internacional Contra La Homofobia, al ver el nuevo decreto lamentaron el esfuerzo realizado durante más de cinco años. La decisión tomada por Calderón cambió el sentido y el significado de la lucha social descosiéndolas.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: