En 1971 se llevo a cabo una de las matanzas mas crueles por parte del gobierno de Luis Echeverría en la cual muchas personas, en su mayoría estudiantes de distintas universidades del D.F marcharon demandando la libertad de presos políticos y en solidaridad con la Huelga de la Universidad Autónoma de Nuevo León que rechazaba una ley orgánica impuesta por Luis M. Farias (gobernador del estado de Nuevo León).

La marcha que salío de la Normal Superior hacia el zócalo, fue alcanzada por un grupo de choque conocido como “los halcones” dejando más de 30 muertos. Este grupo de choque estaba entrenado bajo en mando de la Dirección Federal de Seguridad que desde 1960 y durante los siguientes 10 años, el general Alfonso Corona del Rosal fue creando diversos grupos de choque con fines de control público.

El entonces presidente Luis Echeverría se desligó totalmente de las muertes ocasionadas por los grupos de choque culpando al regente de la ciudad, Alfonso Martínez Domínguez y al jefe de la policía capitalina a quienes pidió su renuncia mientras Echeverría  prometió una investigación a fondo, la cual nunca concluyó.

Desde el comienzo de la presidencia de Echeverría sus nuevas reformas de “apertura democrática” dieron a la gente una percepción de un gobierno justo que dejaría al pueblo manifestarse después de un antiguo gobierno represor. Pero las cosas no fueron así ya que a finales de mayo de 1971 surgió un conflicto entre el gobierno de Nuevo León y la Universidad Autónoma del Estado por la aplicación  de la nueva ley orgánica y la drástica reducción de impuestos. El estudiantado de Nuevo León pidió solidaridad y en el distrito federal hubo una respuesta positiva de parte de los estudiantes de la UNAM y el IPN.

Ahora sabemos que las matanzas no fueron realizadas solo por el grupo paramilitar “los halcones” sino que también participaron otras organizaciones financiadas por el DDF (Departamento del Distrito Federal) y por partidos políticos como el PRI que con el propósito de controlar al pueblo formaron a estos grupos paramilitares.

A Luis Echeverría lo persigue la historia y es por eso que cada año se recuerdan marchando a todos los que por desgracia murieron el 10 de junio de 1971. Ahora, aunque los tiempos son distintos, la gente sigue con demandas y con represión a sus espaldas.

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4

En 1971 se llevo a cabo una de las matanzas mas crueles por parte del gobierno de Luis Echeverría en la cual muchas personas, en su mayoría estudiantes de distintas universidades del D.F marcharon demandando la libertad de presos políticos y en solidaridad con la Huelga de la Universidad Autónoma de Nuevo León que rechazaba una ley orgánica impuesta por Luis M. Farias (gobernador del estado de Nuevo León).

 

La marcha que salío de la Normal Superior hacia el zócalo, fue alcanzada por un grupo de choque conocido como “los halcones” dejando más de 30 muertos. Este grupo de choque estaba entrenado bajo en mando de la Dirección Federal de Seguridad que desde 1960 y durante los siguientes 10 años, el general Alfonso Corona del Rosal fue creando diversos grupos de choque con fines de control público.

 

El entonces presidente Luis Echeverría se desligó totalmente de las muertes ocasionadas por los grupos de choque culpando al regente de la ciudad, Alfonso Martínez Domínguez y al jefe de la policía capitalina a quienes pidió su renuncia mientras Echeverría prometió una investigación a fondo, la cual nunca concluyó.

 

Desde el comienzo de la presidencia de Echeverría sus nuevas reformas de “apertura democrática” dieron a la gente una percepción de un gobierno justo que dejaría al pueblo manifestarse después de un antiguo gobierno represor. Pero las cosas no fueron así ya que a finales de mayo de 1971 surgió un conflicto entre el gobierno de Nuevo León y la Universidad Autónoma del Estado por la aplicaciónde la nueva ley orgánica y la drástica reducción de impuestos. El estudiantado de Nuevo León pidió solidaridad y en el distrito federal hubo una respuesta positiva de parte de los estudiantes de la UNAM y el IPN.

 

Ahora sabemos que las matanzas no fueron realizadas solo por el grupo paramilitar “los halcones” sino que también participaron otras organizaciones financiadas por el DDF (Departamento del Distrito Federal) y por partidos políticos como el PRI que con el propósito de controlar al pueblo formaron a estos grupos paramilitares.

 

A Luis Echeverría lo persigue la historia y es por eso que cada año se recuerdan marchando a todos los que por desgracia murieron el 10 de junio de 1971. Ahora, aunque los tiempos son distintos, la gente sigue con demandas y con represión a sus espaldas.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: