Miércoles, 28 de abril, 2010. Unas horas después de recibir las noticias de las compañeras y compañeros baleados, asesinados, heridos y desaparecidos por los paramilitares de UBISORT ayer por la tarde en la comunidad de “La Sábana”, Oaxaca, dos distintos mítines se celebraron en  la ciudad de México.

Alrededor de la 1 de la tarde, una veintena de integrantes del colectivo Mujeres Tejiendo Resistencia, La Otra Cultura,  La Otra Obrera, y un familiar del ex preso político Adán Mejía, protestaron el ataque  contra la Caravana ante la Casa de Gobierno de Oaxaca, con consignas, música y pintas.

Unas horas después, las y los compas del mitin se juntaron con alrededor de otras 200 personas fuera de Gobernación en una manifestación convocada por unos alumnos de la Maestría en Desarrollo Rural (MDR) de la Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco y miembros de la  comunidad Triqui en la Ciudad de México.

Su convocatoria llamó a la gente a “exigir justicia por la brutal emboscada perpetrada por el gobierno estatal de Oaxaca y la organización paramilitar Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui (UBISORT) contra la caravana de Paz integrada por diferentes organizaciones como Voces Oaxaqueñas Construyendo Autonomía y Libertad (VOCAL); Centro de Apoyo Comunitario Trabajando Unidos (CACTUS), Red de Radios y Comunicadores del Sureste Mexicano, la Alianza Mexicana por la Autodeterminación De Los Pueblos (AMAP), Concejales de la APPO, profesores de la sección XXII, así como observadores internacionales de Bélgica, Finlandia e Italia y reporter@s de distintos medios de comunicación, quienes se dirigían al Municipio Autónomo de San Juan Cópala, con la  finalidad entregar alimentos, víveres, ropa y cobijas a la población civil, ya que desde hace meses, la población vive un aislamiento sistemático orquestado por UBISORT y avalado por el gobierno del Estado”.

Entrevistado, el compañero Víctor Castillo Pérez, oriundo de San Juan de Cópala y ahora radicado en la capital, explicó: “El sitio se impuso en los últimos meses de 2009. Han matado a varias personas y todos viven bajo amenaza de muerte, sin agua, sin luz, sin clases en la escuela, sin atención médica. Ayer, la caravana pretendió romper el sitio, y la situación actual podría ser utilizada como pretexto para militarizar toda la región”.

Al hablar de la militarización del país, cabe señalar que el mismo día del despiadado ataque, el Senado de la República aprobó una “Ley de Seguridad Nacional” que permite a Ulises Ruiz o cualquier gobernador a solicitar la presencia del ejército en su estado y que otorga al Consejo  de Seguridad Nacional (actualmente presidido por Genaro García Luna, ya absuelto de sus crímenes en Atenco) la responsabilidad de determinar tanto el área geográfica como la temporalidad de su presencia. ¿Y quién es el encargado de asegurar que los diputados aprueben la ley la semana que viene? Ni más ni menos que otro distinguido represor de Atenco, ahora absuelto y recompensado con el puesto de Presidente de la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados –Ardelio Vargas. En las protestas, hubo un fuerte sentido de que cualquier de nosotros pudo haber sido matado o herido o desaparecido simplemente por participar en una actividad pacífica como una caravana humanitaria. También hubo un fuerte deseo por justicia por las muertes de la compañera Beti Cariño, directora de CACTUS,  el defensor de derechos humanos Juri Jaakkola de Finlandia y por los daños a la compañera herida de bala Mónica Citlali Santiago, igual que un fuerte reclamo por la presentación con vida de los compañeros David Venegas y Noé Bautista de VOCAL; de la reportera Érika Ramírez y el fotógrafo David Cilia de la revista Contralínea”; de Viris Jacola y Meni Morne, de Finlandia; David Casinori, de Italia; Martín Santana, de Bélgica y posiblemente otras 14 personas desaparecidas.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: