Comunicado leido por el delegado zero en la otra queretaro

Las mujeres anarquistas en lucha por nuestra dignidad

 

A las mujeres la dignidad nos está costando la vida. Todas las semanas sabemos de alguna mujer que ha muerto a manos de su compañero sentimental.

Somos defenestradas, apuñaladas, quemadas, apaleadas… Muchas de nosotras descubrimos la sexualidad a través de los bajos instintos de algún desaprensivo, como las niñas abusadas denuncias por activistas de derechos humanos. Otras muchas morimos o desaparecemos para producir placer a los poderosos, como las asesinadas de Ciudad Juárez, Oaxaca, Chiapas y el resto del mundo.

Los Estados, los políticos y las jerarquías, que no mueven un solo músculo para ayudarnos, utilizan nuestra imagen dolorida en su propio beneficio; nos conceden un día al año, como si se tratase de las migajas de un banquete del cual estamos excluidas, de por sí las ya excluidas trabajadoras sexuales, maquiladoras, trabajadoras del hogar, lesbianas, desposeídas, precarias, madres solteras, “enfermas mentales”, mujeres con capacidades diferentes, negras, indias, gordas, despojadas, chimuelas, pecosas, golpeadas, hostigadas, sumisas, las que por fuerza siempre guardan silencio, niñas ancianas, jóvenes, esclavas ocultas por el sistema y sin voz.

Las mujeres anarquistas queremos gritar desde estas páginas que estamos hartas de la violencia que se ejerce sobre nuestro género, de no percibir los mismos salarios que nuestros compañeros varones, del acoso a que somos sometidas en muchos trabajos, de la falta de sensibilidad de los jueces cuyas sentencias parecen formar parte de un sainete humorístico… así como las mofas sobre la farsa de nuestra liberación, de la que hablan en nuestro nombre las ong’s y las corporaciones capitalistas, fundadas en la sociedad de consumo, durante los festejos a las mujeres, mientras nosotras somos las que más perdemos cuando se pierden los derechos de todos.

Desde aquí denunciamos la opresión de la sociedad patriarcal, la manipulación de los Estados y los gobiernos en los que se sustentan, el oprobio que sufrimos al ser cosificadas, vejadas y tratadas como mercancía, incluso por aquellas mujeres que, traicionando su género, quieren demostrar su virilidad psicológica.

Cuando se acercan las elecciones pasamos a formar parte del circo político y somos olvidadas una vez realizado el recuento de las papeletas. Sólo unas pocas mujeres, las que están dispuestas a someterse a los dictados de este sistema creado por y para los hombres, pueden participar de los beneficios de esta sociedad.

Igualmente, dentro de los movimientos de izquierda, la falta de reflexión sobre el machismo obliga a incluir dentro de la sexta la promoción de la auto organización de las mujeres, con espacios asamblearios propios, con decisiones propias, así como el reconocimiento público de parte de la izquierda de la difusión de la lucha de las mujeres mediante la reflexión sobre lo que la izquierda no ha hecho al respecto.

Pues bien, nosotras, las mujeres anarquistas, no queremos sacrificar nuestras ideas para conseguir ningún tipo de beneficio. Estamos dispuestas a luchar por una sociedad de iguales sin privilegios y sin marginación. En este sentido, llamamos nuevamente a la Comisión Sexta y a La Otra Campaña a que la lucha por la emancipación de la mujer, así como la promoción de la auto organización de las mujeres forme parte integral de La Otra Campaña, y no, como se señala en la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, sólo se otorgue un “espacio” dentro de las otras resistencias que, a la larga, son la misma.

Que nadie intente manipularnos porque no estamos dispuestas a consentirlo.

Coordinadora Anarko Feminista

México, D. F.

(Basado en un texto de Irene Pugno, publicado en Tierra y Libertad)

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: