La noche de lunes 25 de enero, unas 50 trabajadoras sexuales marcharon por la Calzada de Tlalpan para reclamar sus espacios de trabajo  amenazados por el programa de reubicación del gobierno capitalino de  Marcelo Ebrard.

Coreando “ ¡Respeto total al trabajo sexual!” y “¡El talón unido jamás  será vencido!” las y los manifestantes llamaron la atención de los  automovilistas y pasajeros del metro.

La manifestación es una de varias acciones planeadas para las próximas  fechas, incluso una marcha de las trabajadoras sexuales de la Merced,  quienes también enfrentan la reubicación.

“Queremos trabajar,” dijo una representante de la Red Mexicana de  Trabajo Sexual. “No nos vamos a salir de la calle. La esquina es de  quien la trabaja”.

“Sabemos que durante más de 3 años, el gobierno del Distrito Federal ha  estado corriendo a los vendedores ambulantes, los limpiaparabrisas, y a  nosotras del centro de la ciudad para entregarla al hombre más rico de  todos—Carlos Slim. Quieren “limpiar” Tlalpan y el Circuito Interior  antes de los festejos del Bicentenario”, explicó David Avendaño (Krisna)  de la Brigada Callejera.

Los manifestantes acusaron al director general de Programas  Delegacionales y Reordenamiento de la Vía Pública del Distrito Federal,  Héctor Serrano Cortes, hombre de confianza de Marcelo Ebrard, de ser un golpeador y matón que ha amenazado  a las trabajadoras sexuales con represalias si no aceptan la reubicación.

Exigen que se respeten los espacios de trabajo y que no criminalicen a  las trabajadoras que están defendiendo sus espacios. Están a favor de aplicar todo el peso de la ley sobre los que exploten a los menores de  edad pero exigen que la PGR-DF y la SSP no tomen como pretexto los operativos contra la trata de mujeres, niñas y niños para hacer una limpieza social en Tlalpan y en todo el DF.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: