con el pretexto del combate a la trata de personas

con fines de explotación sexual en el Distrito Federal

Agencia de Noticias Independiente Noti-calle/Redacción, México, D.F., a 29 de enero de 2010, año del miedo de la clase política mexicana.- El día jueves 14 de enero del año en curso a las 2 de la mañana, seis horas después de haberse iniciado el operativo policíaco en el Hotel Palacio, ubicado en la delegación Cuauhtémoc, informamos a La Otra Campaña (LOC), iniciativa política civil y pacífica convocada por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en la Sexta Declaración de la Selva Lacandona (la 6ª) , y a la opinión pública nacional e internacional, que Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer “Elisa Martínez” A.C., organización que defiende derechos de las trabajadoras sexuales y las diferentes instancias territoriales de la Red Mexicana de Trabajo Sexual, declaramos una alerta roja en tanto siguieran detenidas trabajadoras sexuales de Tlalpan de la Cooperativa Por Mejores Condiciones de Trabajo y Salud, acusadas de diferentes delitos por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, en tiempos donde la trata de personas con fines de explotación sexual, deja jugosos dividendos a las autoridades capitalinas que con ese pretexto, pretenden limpiar las calles de la ciudad donde cuenta con proyectos turísticos e inmobiliarios Carlos Slim, uno de los hombres más ricos de México y de paso, castigar a quienes se opusieron a ser reubicadas de San Pablo y Circunvalación, Izazaga y Calzada de Tlalpan en los primeros años de la administración del Jefe de Gobierno Marcelo Ebrard Casaubond, bajo amenazas del Subsecretario de Programas Delegacionales y Vía Pública de la Secretaría de Gobierno del Distrito Federal, Héctor Serrano Cortés, responsable del retiro de más de 25,000 vendedores ambulantes del perímetro A del Centro Histórico.

 

A partir del 14 de enero, comenzamos a implementar una estrategia de resistencia y de lucha contra la represión hacia las trabajadoras-es sexuales, que ha incluido entre otras, a las siguientes acciones:

 

1.-) Garantizar la presencia de un abogado en las primeras declaraciones de las compañeras, hoy privadas de su libertad en el Centro de Arraigo de la PGJDF, situación que no se pudo lograr en todos los casos por la incomunicación a que han sido sometidas las mujeres detenidas, algunas de las cuáles fueron llevadas a declarar en calidad de testigos o víctimas, y a quienes posteriormente se les libraron ordenes de aprehensión, al ser reconocidas como interlocutoras en los diálogos que se habían sostenido con el Departamento de Derechos Humanos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) y con la Subsecretaría de Programas Delegacionales y Vía Pública de la Secretaría de Gobierno del D.F.

2.-) Por lo menos 30 asambleas generales, entre el 14 y 28 de enero, donde han participado no menos de 450 trabajadoras sexuales independientes de 11 hoteles de La Merced y 7 hoteles de Tlalpan.

3.-) Convocar y llevar a cabo una rueda de prensa el día martes 19 de enero en el Jardín José Martí de la explanada del metro Hidalgo de las 11 de la mañana a la una de la tarde, donde participaron cerca de 50 trabajadoras y trabajadores sexuales, así como el relevo político de la Dirección Colectiva de Brigada Callejera, en caso de que la procuraduría capitalina gire órdenes de aprehensión contra sus integrantes.

4.-) Impulsar una brigada nocturna el día miércoles 20 de enero de las 10 de la noche a la una y media de la mañana del día siguiente en los puntos de encuentro de Tlalpan el día miércoles 20 de enero, donde hubo detenciones y violación de la dignidad humana de trabajadoras-es sexuales, acompañados de 11 medios de comunicación, en el cuál certificamos el acoso policíaco que pretende “inhibir” la práctica del trabajo sexual en dicha vialidad e imponer a elementos de la policía capitalina, como los regenteadores directos de los puntos de trabajo donde hubo aprehensiones. El recorrido fue promovido por Brigada Callejera, la Cooperativa de Trabajadores Sexuales Ángeles en Busca de la Libertad y el Taller de Periodismo Comunitario “Aquiles Baeza” de la Red Mexicana de Trabajo Sexual y la revista virtual “Desinformémonos”.

5.-) El día martes 26 de enero de las 10 a las 11:30 de la noche, llevamos a cabo una marcha nocturna en Tlalpan del metro San Antonio Abad hasta metro Viaducto, donde participaron 57 trabajadoras-es sexuales de Tlalpan, contra la represión hacia este sector de la clase obrera.

6.-) Al día siguiente, miércoles 27 de enero de las 11 de la mañana a la una de la tarde,  llevamos a cabo una marcha de 150 trabajadoras-es sexuales de La Merced, que partió del cruce que hacen Corregidora y Circunvalación, pasó por San Pablo, hasta 20 de noviembre y Zócalo capitalino, donde se llevó a cabo una “mesa de trabajo” con funcionarios públicos del GDF, PGJDF y delegación Venustiano Carranza, tendiente a garantizar el derecho al trabajo sexual. No asistió ningún funcionario público de la delegación Cuauhtémoc.

7.-) Posteriormente, el jueves 28 de enero de las once de la mañana a las 12 y media, participamos en una movilización silenciosa hacia la Territorial Morelos de la delegación Venustiano Carranza, donde las trabajadoras sexuales presentaron su pliego petitorio, ante autoridades y hoteleros de la demarcación. Sólo una comisión de 75 trabajadoras-es sexuales fue recibida por los funcionarios delegacionales y cerca de otras 150, se quedaron afuera.

8.-) En la tarde del jueves 28 de enero, en lo que pasaba una comisión con funcionarios de la PGJDF, se realizó un plantón afuera del bunker y después de la reunión con “autoridades” de la procuraduría, se llevó a cabo una asamblea general unitaria en la que participaron no menos de 350 trabajadoras sexuales de la Merced, Izazaga y Tlalpan.

Las acciones directas y propagandísticas, van a continuar hasta que sean liberadas las compañeras detenidas, cese la represión y el acoso policíaco y se garantice el derecho al trabajo sexual en las calles de la Ciudad de México.

Pliego petitorio de trabajadoras sexuales de la Merced, Venustiano Carranza:

(Presentado a las autoridades de la delegación Venustiano Carranza, PGJDF y GDF, respectivamente)

1.-) Están cerrando muchos hoteles y hay muchos operativos que no nos dejan trabajar. Nos discriminan porque no nos dejan ocuparnos en los hoteles donde se atiende a público en general.

2.-) No estamos de acuerdo con que nos reubiquen. No nos vamos a ir de Circunvalación, San Pablo, Corregidora ni de los demás puntos de la vía pública donde nos encontramos actualmente.

3.-) No nos dejan entrar a los baños, tenemos que llegar vestidas para trabajar, sin pintar, sin maquillaje, porque es una orden de la delegación. No nos dejar usar minifaldas ni escotes.

4.-) No nos dejan que estemos paradas cerca del hotel, nos dicen que caminemos o no nos dan cuarto.

5.-) Si llega el operativo y no tenemos credencial de elector, nos llevan detenidas.

6.-) Los hoteleros están subiendo el precio de las habitaciones donde nos ocupamos y nos están cobrando por dejarnos guardar nuestras cosas o pasar al baño cada vez que lo hacemos en el día.

7.-) Funcionarios
de la delegación, policías y judiciales, mencionan que va a haber operativo, y que nos van a detener traigamos o no credenciales del IFE y nos exigen que traigamos el carnet de salubridad con los exámenes de VIH/Sida.

8.-) Queremos que cese el acoso policíaco hacia nosotras, las trabajadoras-es sexuales y nuestros clientes.

* Puntos adicionales presentados en la reunión con la PGJDF:

9.-) Que se hagan los operativos con respeto a las trabajadoras-es sexuales, no tienen porqué dejar de hacerse, ya que ello enviaría un mensaje de impunidad en torno a la trata de personas con fines de explotación sexual. Que no se obligue, presione o amenace a las trabajadoras-es sexuales presentadas en calidad de presuntas víctimas, para que firmen declaraciones con las que no están de acuerdo, donde se vincula a terceras personas con actividades delictivas que no han cometido, en aras de fabricar delincuentes y justificar el trabajo policíaco de la procuraduría capitalina. Hay mucha gente inocente detenida que no debería estar encarcelada, la mayoría son chambeadotes solamente y ningún pez gordo tras las rejas, sólo unos cuántos padrotes y lenonas de baja categoría.

10.-) Castigo a los funcionarios públicos que agredieron a trabajadoras sexuales durante el operativo y que las torturaron psicológicamente para que declararan en contra de sus propias compañeras. Actualmente esas compañeras sufren los estragos del síndrome post- traumático, por la violencia con la que fueron tratadas por elementos de la policía investigadora.

11.-) Que se lleven a cabo reuniones donde participen hoteleros, trabajadoras-es sexuales y autoridades para estar en el mismo canal y prevenir así, abusos de autoridad y excesos por parte de los prestadores de servicios hoteleros.

12.-) Que no se hagan reuniones donde sólo puedan entrar unas cuántas personas, ya que eso en el pasado ha representado la venta de impunidad del gobierno capitalino, a madrotas que explotan la prostitución ajena.

Cabe mencionar que hemos contado con el apoyo y la solidaridad de la Red zapatista contra la represión, de los colectivos de la otra cultura del Distrito Federal, con el empuje decidido de trabajadoras y trabajadores sexuales adherentes de la 6ª Declaración y activistas de la Otra Campaña. Así mismo, la respuesta que hemos tenido por parte de los reporteros que cubren la fuente en los medios libres de la Otra Campaña y en los comerciales, ha permitido que se escuchen las voces de abajo y no sólo de quienes han orquestado una campaña de limpieza social, sin precedentes en los últimos 50 años del Distrito Federal, equiparable sólo a la que en su tiempo realizó el regente de hierro, Uruchurtu, que ante la imposibilidad de “sellar” la antigua zona de tolerancia que se encontraba en el cuadrante comprendido entre el Eje 2 Norte, Insurgentes, Reforma y Flores Magón, ordena su demolición, construye la unidad habitacional Nonoalco Tlatelolco y reubica el trabajo sexual de dicha zona de tolerancia en las inmediaciones de La Merced, donde ya había un área de la ciudad “con vocación” para albergar a un sector de la industria sexual para evitar que se esparciera  por toda la ciudad.

Ahora, como en todo movimiento amplio, hay quienes sólo participan porque ven en riesgo sus intereses particulares, porque sienten la presión de las asambleas generales de sus hoteles o de la zona donde trabajan, o ven la oportunidad de erigirse como madrotas sobre sus compañeras. Por eso, actuamos con lentitud y suma precaución para no terminar legitimando prácticas de explotación de la prostitución ajena, adulta, infantil y adolescente.  En reiteradas ocasiones, ONG con trabajo en Sida o lésbico gay, nos han enviado mensajes en torno a la necesidad de cerrar filas con madrotas y tratantes de blancas de la talla de Alejandra Gil, que regentea Sullivan, así como con la travesti apodada la Winnie y con Margarita García Arteaga, éstas últimas dos personas, señaladas en la Recomendación 14/2009 de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), como presuntas lenonas y tratantes de menores con fines de explotación sexual en la zona de Buenavista. A dichas organizaciones, les decimos que con nuestras propias fuerzas daremos la batalla en defensa del trabajo sexual de la vía pública y que no vamos a buscar elevar a rango de ley o reglamento, el lenocinio y la trata de personas, fomentando o promoviendo ninguna iniciativa que legalice dichas prácticas en las estructuras del Gobierno del Distrito Federal, donde hay funcionarios públicos señalados por distintas fuentes por su presunta vocación proxeneta, como Héctor Serrano Cortés y Celina Sosamontes, a la espera de explotar la prostitución ajena, abiertamente y no de forma velada como actualmente lo señalan algunas madrotas de la ciudad, que prefieren salvaguardar su identidad por temor a represalias.

Con la Ley de Justicia Cívica, ya derogada y los reglamentos anteriores que sancionaban las faltas administrativas de los ciudadanos, se legitimaba el lenocinio en las estructuras de gobierno de las delegaciones políticas del Distrito Federal. Con la Ley de Cultura Cívica, conocida como la ley Ebrard de la cero tolerancia, aprobada por la fracción perredista de la Asamblea legislativa y su reglamento, elaborado por el Instituto de las Mujeres del Distrito Federal, se erigía como el mayor lenón de la ciudad a la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF). Hoy, con las leyes de extinción del dominio y de trata de personas, es la procuraduría capitalina, a través de la fiscalía de delitos sexuales, la dependencia que concentra el poder sobre el sexo comercial en el Distrito Federal. La pregunta en este momento es, ¿a quién erigirá como proxeneta la Ley de Trabajo Sexual, que va a votarse en la quinta Asamblea Legislativa del Distrito Federal? Pensamos que al Jefe de Gobierno, a través de la Secretaría de Gobierno y en ella, a la Subsecretaría de Programas Delegaciones y Vía Pública, como el operador de la extorsión y el cobro de cuotas por dejar ocupar la vía pública a las trabajadoras-es sexuales de la Ciudad de México.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: