El pasado martes 21 de abril, pescadores indígenas Cucapá del Estado de Baja California fueron agredidos física y verbalmente por miembros de la Marina de Guerra y por inspectores de la Profepa , en la ribera del Río Colorado, Reserva de la Biósfera Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, zona natural de pesca de los Cucapá desde hace miles de años. Los indígenas RICARDO BALBASTRO y LORENZO SAIZ GONZALEZ, y otros pescadores, fueron amenazados por los marinos, apuntando a su cuerpo con arma de alto poder, cortando cartucho para obligarlos a abandonar sus “pangas”. Ante esta agresión, los pescadores respondían a los marinos: “jálele, jálele…”.

Las mujeres indígenas dan cuenta que ese día, en plena actividad de pesca y ante la gravedad del incidente, invitaban a los inspectores de la Profepa a dialogar para evitar consecuencias mayores y, en respuesta, de una lancha a otra, les rompieron sus chinchorros y las insultaron.

 
Es preciso recordar que esta situación de agresiones, amenazas y criminalización de su actividad ancestral pesquera se ha endurecido e intensificado desde 1998 a la fecha, por lo que la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste (CCDH), conjuntamente con la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), han intervenido a favor del pueblo Cucapá representándolos legalmente ante instancias nacionales e internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a la cual se le puso en conocimiento de la situación a través de la solicitud de medidas cautelares y la presentación en Audiencia Pública en Washington, DC, de las violaciones al derecho del pueblo indígena Cucapá  al uso y aprovechamiento de los recursos naturales de su territorio así como al derecho a la consulta previa e informada antes de afectar en cualquier modalidad su territorio, como lo fue el imponerles la creación de la Reserva de la Biósfera y las restricciones derivadas de ello para realizar su pesca tradicional, también en violación a su derecho al desarrollo e identidad cultural como pueblo indígena.
 
Derivado de la audiencia pública sostenida con la CIDH en su sede en Washington, sobre “El Derecho al uso y aprovechamiento de los recursos naturales y consulta previa al Pueblo indígena Cucapá en México”, realizada el 22 de octubre de 2008, y del compromiso adquirido por el gobierno federal mexicano a instancias del Comisionado Florentín Meléndez para celebrar Mesas de Diálogo con los indígenas Cucapá, se llevaron a cabo dos reuniones en Mexicali, la ultima el 6 de febrero del año en curso.
 
A dichas reuniones acudieron autoridades federales encabezadas por la Semarnat , así como la Dirección de Gobierno de la Secretaría General de Gobierno del Estado de Baja California, e invariablemente su posición fue en el sentido de que la pesca de los indígenas en la Reserva es ilegal, a pesar de lo previsto en el Artículo 2º. Constitucional que otorga derecho preferencial a los indígenas sobre los recursos naturales en sus territorios, y lo establecido en la Convención 169 de la OIT para Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, para la debida protección de sus derechos.
 
Los representantes oficiales nunca cedieron en su pretensión de impedir a toda costa la pesca de los indígenas, por lo que el esfuerzo de diálogo y solución hasta ahora ha sido nulo; sólo acreditaron las sesiones para “cumplir” con la CIDH. Como tampoco prosperó el acuerdo y compromiso adquirido por la Dirección de Gobierno para concertar a la brevedad posible una audiencia con el Gobernador del Estado de Baja California, José Guadalupe Osuna Millán, para solicitar su intervención, a pesar de que éste declaró hace unas semanas a un medio televisivo que estaba “esperando a los Cucapás” para dialogar.
 
Y para que no quepa duda de la posición oficial, EN PLENA ETAPA DE DIALOGO Y NEGOCIACION (nunca se ha notificado a los indígenas de su terminación), el pasado 29 de abril le fue entregado a la SOCIEDAD COOPERATIVA DE PRODUCCION PESQUERA “PUEBLO INDIGENA CUCAPA CHAPAY SEISJHIURRAR CUCAPA”, S.C. DE R.L. DE C.V., Oficio No. PFPA/4.3/4S.3/0002-09 firmado por el M. en C. Javier Enrique Sosa Escalante, Director General de Inspección y Vigilancia de Vida Silvestre, Recursos Marinos y Ecosistemas Costeros, de la Profepa, en el que comunican a los pescadores indígenas que:
 
“En seguimiento a las acciones de Inspección y Vigilancia que el Gobierno Federal realiza en coordinación con las Entidades Federativas y los Municipios para hacer efectivo el cumplimiento de la legislación vigente en materia de protección ambiental (…) en la Reserva de la Biósfera Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, me permito informarle que a la fecha se ha puesto a disposición del Ministerio Público a quince personas, de las cuales a dos se les ha dictado auto de formal prisión por contravenir el Código Penal Federal en su artículo 420 artículo 420 fracción III” (los subrayados son nuestros).
 
De este amenazante oficio se marca copia  a los titulares de la Semarnat, de la Secretaría de la Marina, de la Profepa, de las comisiones nacionales de Aéreas Naturales Protegidas y de Acuacultura y Pesca, y a los Delegados Regionales de la PGR y de la Profepa en Baja California y Sonora, entre otros funcionarios.
 
El próximo lunes 04 de mayo del presente es la ULTIMA MAREA del año, razón por la cual las autoridades van a impedir la actividad pesquera a los indígenas Cucapá; éstos han manifestado que, COMO ES SU UNICA FUENTE DE INGRESOS, VAN A INGRESAR A LA CAPTURA DE LA CURVINA GOLFINA.
 
Por todo lo anterior, los abajo firmantes hacemos responsables a las autoridades federales de la Semarnat, la Profepa, la Secretaría de las Marina, la PGR y otras que resulten coparticipes y responsables, por la vida, la integridad física, la libertad personal y la seguridad jurídica de los pescadores indígenas Cucapá y de sus familiares.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: