Tlapa, Guerrero, México, a 27 de octubre de 2008.- El gobierno de Guerrero se negó a establecer un diálogo con la Coordinación Alemana para los Derechos Humanos en México, organismo civil que buscaba tratar el caso de los cinco indígenas me´phaa presos en la cárcel de Ayutla señalados por el homicidio de un informante del Ejército, informó el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

Una delegación de la Coordinación Alemana integrada por dos miembros, realiza una visita a Guerrero de ocho días (del 22 al 29 de octubre) para conocer la situación que se vive en la entidad en cuanto a los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (DESCA).

Dentro de esta observación que comenzó en Petatlán y concluye este próximo miércoles en Tlapa, la ONG alemana solicitó el 16 de octubre mediante dos escritos una audiencia para este lunes 27 de octubre al titular del Juzgado Mixto de Primera Instancia con sede en Ayutla, Alfredo Sánchez Sánchez así como al director del reclusorio de Ayutla, Roberto Hernández Benítez.

Los cinco defensores de derechos humanos que pertenecen a la Organización del Pueblo Indígena  Me´phaa (OPIM) están presos en el reclusorio de Ayutla desde el 17 de abril, luego de haber sido detenidos en un retén policiaco-militar. El 27 de junio la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó al Gobierno mexicano la ampliación de medidas cautelares a favor de los indígenas inculpados. El 7 de julio los inculpados promovieron un amparo ante un juez federal contra el auto de formal prisión que les fue dictado el 23 de abril. El 15 de octubre les fue concedido la protección de la justicia federal excepto a Raúl Hernández Abundio. Actualmente se está en espera de la liberación de los cuatro amparados.

El interés de la Coordinación Alemana de sostener un diálogo con el juez Mixto Alfredo Sánchez Sánchez era para demandar que a Raúl Hernández Abundio se le siga un juicio imparcial, independiente y expedito, una vez que sean liberados sus cuatro compañeros (Manuel Cruz Victoriano, Orlando Manzanarez Lorenzo, Natalio Ortega Cruz y Romualdo Santiago).

Con el director del reclusorio Roberto Hernández planeaban sostener una conversación acerca de la integridad física y la salud de los detenidos durante su estancia en esa prisión que tiene a su cargo.

Sin embargo, los dos funcionarios se negaron a establecer algún diálogo con los integrantes de la Coordinación Alemana. El juez Alfredo Sánchez Sánchez respondió por escrito que no podía recibir a la delegación porque hoy 27 de octubre era día oficial y estaría en Chilpancingo; en tanto que el director del penal, Roberto Hernández Benítez, canceló de última hora el encuentro que había agendado para las 10 de la mañana de este lunes.

La misma respuesta encontró la Coordinación Alemana con el secretario General de Gobierno, Guillermo Ramírez Ramos, quien se negó a conceder una cita argumentando que hoy lunes 27 era día oficial. No obstante que se le pidió cambiar para el martes el posible encuentro, esté simplemente ya no respondió.   

Como Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan consideramos que es grave la actitud que asume el gobierno de Guerrero y sostenemos una vez más que en la entidad hay una cerrazón al diálogo con las organizaciones que defienden los derechos humanos como la Coordinación Alemana.

La negativa del gobierno de Zeferino Torreblanca Galindo para recibir a la Coordinación Alemana evidencia el poco compromiso que éste con los derechos humanos, y corrobora lo denunciado por la Red Guerrerense de Organismo Civiles de Derechos Humanos en audiencia ante la CIDH el pasado miércoles 22, en el sentido de que no existe disposición de diálogo y que más bien se le apuesta a la criminalización de la lucha social.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: