“Entonces el pueblo empezó a organizarse, ya no es tiempo de que haya patrones, ya no es tiempo de que nos maltraten, ya no es tiempo de que nos manipulen, entonces nos levantamos en armas”…“de 2000 a 2008 el gobierno nos quiere joder nuevamente”

El día miércoles 6 de Agosto del 2008 la Caravana Nacional e Internacional de Observación y Solidaridad con las Comunidades Zapatistas de Chiapas visitó la comunidad de Juan Diego, en la cual nos llevaron a dar un recorrido a la Finca Santa Rita. En este lugar nos explicaron las condiciones de sobreexplotación en las que vivieron antes del levantamiento armado de 1994. Los abuelos contaron esta historia que es casi idéntica a la que hemos escuchado a lo largo de los días en que esta caravana ha recorrido las comunidades, es también la misma historia que inició la revolución de 1910 y que aún no concluye.

 También nos compartieron estas reflexiones de lo que ha significado la lucha zapatista para sus vidas y las de sus comunidades:

“Hubo cambio del 94 para acá, porque nos contaban los abuelos de todo el sufrimiento de lo que hacían los cabrones finqueros ya teníamos coraje. Entonces el pueblo empezó a organizarse ya no es tiempo de que haya patrones, ya no es tiempo de que nos maltraten, ya no es tiempo de que nos manipulen, entonces nos levantamos en armas por que con puro mitin, con pura marcha, con huelgas el gobierno como que tapa el oído, como que no nos hace caso, como que nos hecha mentira, nos cuanta cuentos, mentiras totalmente, vamos y nos da palabras y nada, no cumple pedimos tierra dicen que va a dar tierras y años y años y no da nada.

Entonces se organizó la gente, se levantó en armas y entonces no escuchó. Porque no queremos estar nuevamente en el tiempo que estuvieron nuestros abuelos. Porque en ese tiempo vivían en los cerros donde ni los caballos pueden subir, ahora ya hay colectivo de milpa, colectivo de ganado, nuestra propia educación, comisariados autónomos, etc. Hemos estado tranquilos del 94 para el 2000 porque del 2000 a 2008 el gobierno nos quiere joder nuevamente, cambió leyes, hizo carreteras nuevas, han habido tratados, quieren meter más militares, paramilitares que el mismo gobierno ha formado. Con el dinero del gobierno está comprando líderes, está comprando gente que no tiene dinero pero que se emociona con el dinero, lo entrena el gobierno, esa gente no esta conciente.

Porque hay gente que es pobre que ha sido luchadora pero que se deja llevar por el dinero, son traidores, traicionan a su propia comunidad, a su propio pueblo, a su propia raíz. En este tiempo el gobierno está metiendo mucha gente para dividir a las comunidades, incluso religiones para desorganizar al pueblo, todas las necesidades de los pueblos autónomos se gestionan allá en las JBG, ya no vamos con el gobierno de la burguesía que dice puras mentiras nomás.”

Al comenzar la reunión los abuelos nos platicaron el sufrimiento en la finca es lo que recuerdan, Isidoro Pinto fue el dueño de este rancho quien los hacía levantarse a las 4 de la mañana a ordeñar. Ellos vivían en el cerro, ahí tenían que sembrar pues fueron las únicas tierras que les dejaron, gracias a la rebelión del 94 salieron los dueños de la finca si no ahorita aquí estuvieran.

“Los bisabuelos son los que más trabajaron y los abuelos un poco menos, tuvieron que moler sal, café, cosechar café. En 1900 el dueño de estas tierras fue el “chilolo” Castellanos (Isidoro castellanos), la historia se pasó de los bisabuelos a los abuelos y ahora nos lo están contando a nosotros, a la 1 de la mañana se levantaban para irse a trabajar, por ejemplo una panela la cargaban dos o tres horas desde Comitán, moler a piedra la sal para los animales. A lo bisabuelos los golpeaban, una vez contaron que hicieron un puente colgante para cruzar el rió y un caporal le llamó la atención a un compa y este no se dejó entonces el caporal fue a acusar al patrón y este fue a regañarlo. ¡Y se agarraron! y le pegó al patrón, el patrón le destruyó su casa e hizo cartas que mandó a otras fincas así cuando él llegaba a buscar casa y trabajo, lo corrieron siempre.

Ese señor salió a hacer su cabaña al cerro cuando el patrón se enteró le quemaron su casa dos veces, después subió a San Isidro al pie del cerroen una cañadita en 1925 y así poco a poco se fue poblando esa tierra, fuera de las fincas y en 1935 fundaron San Miguel. En el tiempo de los patrones usaban niños menores de 12 años que les llamaban “acolita” ellos cortaban zacate, lo traían, lo desgranaban, lo molían para los caballos y cargaban agua para que se bañara el patrón. Don “chilolo” vendió estas tierras a Antonio Nájera quien los fraccionó para sus hijos en 1916.”

Después de visitar esta comunidad y escuchar aquí las historias de lucha y resistencia partimos hacia San Rafael, donde recibimos una calida bienvenida. En San Rafael l@s abuel@s que hablaron en lengua zeltal contaron también de los sufrimientos que padecieron mientras que los patrones estuvieron mandando. El patrón les pegaba y no existía lugar alguno en el que pudieran quejarse y mucho menos tener justicia. Cuando se enfermaban no había dinero para curarse, moríamos y el trabajo de sol a sol no dejaba tiempo ni para bañarse. Solo los domingos era un día para ell@s y lo aprovechaban para trabajar para su propia comida, “esta tierra ya esta pagada con la sangre de quienes aquí murieron trabajando” recalco una de las abuelas.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: