“Felipe Caderon nos quitó nuestra radio comunitaria, que no es solo mía, si no del pueblo” clama niño de tierra y libertad.

Por Raúl Rubio Monterrey, N.L. 14 de junio de 2008.

Ayer un contingente de 300 integrantes de la Asociación Civil Tierra y Libertad (ACTyL), demandaron ante la delegación de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), se les otorgue el permiso que tramitaron ante esa dependencia, desde el año 2002, para las operaciones de una radio comunitaria, misma que el pasado viernes 6 de junio del presente, fue violentamente clausurada e incautado su equipo por más de un centenera de elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP).

La delegación de la SCT, ubicada en el Palacio Federal, fue sacudido con las consignas de “qué feo, que gacho se vio Calderón, al quitar al pueblo la libre expresión”, “los puños arriba, esta radio sigue viva”, que, entonaban los manifestantes, destacándose la presencia del niño Jason Nieto Ríos, de diez años de edad, quien indicó que momentos antes de la llegada de la PFP, hasta con armas largas, acababa de concluir su participación como conductor del programa “Pequeños locutores”, que se transmitía todos los viernes de 18:30 a 19:30 horas.

Aseguró el niño Nieto Ríos que “Cuando vi a los federales yo no sabía nada (a qué habían ido) pero estaba muy asustado, pensé que había pasado una balacera; después me dijeron que nos iban a quitar nuestra radio, ¿por qué nos quitan nuestra voz y nuestra libertad,?”, cuestionó el pequeño quien no pudo soportar la situación y lloró ante los manifestantes.

Sin embargo, animado por la consigna de “todos somos Jason”, continúo su intervención e indicó: “pero yo soy fuerte y hoy he venido a manifestar porque los niños tenemos derechos, y tenemos derecho a la expresión de libertad”. Agregando, “Felipe Calderón nos quitó nuestra radio comunitaria, que no es sólo mía sino del pueblo, de todo Tierra y Libertad, y ahora falté a la escuela para venir a apoyar a mis compañeros”.

 

Posteriormente, a nombre de la ACTyLA, el niño Jason, que es estudiante de cuarto año de primaria, entregó a Raúl Cadena Cepeda, delegado de la SCT, un escrito donde la asociación civil, expuso que “la violenta acción realizada” el seis de junio pasado, con la intervención de la PFP, en un operativo ordenado e instigado por la Secretaría de Gobernación, lo cual constituyó “una gravísima violación del derecho de libre expresión repudiada por la gran mayoría de la opinión pública de esta ciudad”.

Asimismo en el texto se indica que esta criminalización de la libertad de expresión para por alto los principios consagrados en las leyes superiores del país, como son el artículo sexto constitucional, así como los compromisos internacionales contraídos por el gobierno mexicano al firmar la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y la Convención Americana de los Derechos Humanos, entre otros acuerdos de corte internacional.

Además se indica que el equipo con que operaba la radio comunitaria, y que fue decomisado durante el operativo, les fue robado “disimuladamente” un teléfono celular con precio aproximado de dos mil 500 pesos, propiedad de una maestra que colaboraba en esa la estación de radio, una grabadora de aproximadamente 80 dólares y una memoria USB de dos gigas.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: