AL PUEBLO DE MÉXICO

En el contexto actual de represión y violación sistemática de los derechos humanos, la criminalización de la lucha social, de la organización popular, de la protesta y de la solidaridad entre los pueblos resulta una constante. Presentar a los movimientos sociales como “desestabilizadores” y a los activistas como “terroristas” forma parte de un dispositivo gubernamental  en donde todo lo que pueda representar una crítica a las decisiones de los grupos de élite debe ser aniquilado con diversas tácticas que van desde la golpiza callejera, la fabricación de delitos, el encarcelamiento de luchadores sociales, la desaparición forzada e incluso el asesinato de activistas.

Todo ello haciendo uso de mecanismos que pretenden dar sustento a esas medidas represivas, tales como recursos legaloides, propaganda en diversos medios que a fuerza de repetir una mentira parezca verdadera, aparatos de supuesta inteligencia que espían y vigilan los pasos de los luchadores sociales, así como haciendo más severas las condiciones de estancia de los prisioneros políticos en las cárceles de máxima seguridad, condenas desorbitantes y multas impagables. Se elabora un complejo discursivo que engarzado da como resultado un dispositivo de criminalización de la protesta que todo lo registra y todo lo vigila. Ante este panorama sólo podemos responder de forma organizada, solidarizándonos con los afectados y sus familiares así como con las legítimas causas que generaron sus movimientos.

En ese sentido llamamos al pueblo mexicano a no olvidar que en nuestro país existen más de 500 presos políticos y de conciencia en las cárceles; que al número de desaparecidos de la guerra sucia se suman los nombres de Edmundo Reyes y Gabriel A. Cruz Sánchez; que los crímenes de Alexis Benhumea, Pável Glez., Javier Cortés, Juan González, Fernando Franco, Soren Avilés y Verónica Velásquez han quedado impunes al cobijo del gobierno ultraderechista mexicano, los últimos 4 en complicidad con el presidente paramilitar colombiano Álvaro Uribe. No permanezcamos inertes ante la injusticia y el dolor, salgamos a las calles a manifestarnos por la excarcelación de los compañeros, la presentación con vida de los desaparecidos y el castigo a los responsables de la masacre de Sucumbíos, este lunes 16 de junio a las 16 hrs. del Ángel a la embajada colombiana y a gobernación

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: