Denuncia de la Tortura Sexualizada en Atenco

El 21 de mayo de 2008 en el DF las compañeras Norma Aide Jimenez, Mariana Selvas e Italia Mendez, ex-presas políticas de Atenco, dieron una charla sobre la denuncia que mantienen contra el Estado Mexicano a través de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la necesidad de utilizar su experiencia como una herramienta más para la lucha y la resistencia de La Otra Campaña.

Las tres compañeras comenzaron relatando los motivos que las llevaron a interponer una denuncia contra el mismo sistema que permitió que fueran torturadas. Para ellas, esta denuncia es una herramienta para continuar con el trabajo político. Aunque creen que no va a haber justicia y que es absurdo denunciar dentro de las mismas instancias que las condenaron, señalaron que es muy importante evidenciar los abusos de derechos porque tod@s estamos en riesgo.

Después explicaron como ha sido el proceso jurídico que comenzó el 17 de mayo de 2006. Hablaron de como la “justicia” de los de arriba las cuestionó, las maltrató verbalmente y las ignoró. Por ejemplo, explicaron que cuando algunas compañeras decidieron denunciar las violaciones la fiscal puso en entredicho su palabra y las hizo someterse a pruebas físicas y psicológicas para probar la violación,  que el tiempo que estuvieron en prisión no fueron informadas ni atendidas, que muchas veces les prometieron ayuda pero que nunca llegaba, que cuando por fin la fiscal María Guadalupe Morfín (del Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de personas (Fevimtra)) las recibió el 29 de abril de este año solo les dio respuestas evasivas.

En cuanto a los efectos de la denuncia en el Estado de México, dijeron que de los 21 policías (de los más de mil que participaron en el operativo) sujetos a proceso, 15 han sido exonerados. Que uno de los acusados, reconocido por una de las compañeras presas, no fue juzgado por abuso de autoridad sino por actos libidinosos (porque quitaron del código penal el término sexo oral y entonces ya no cuenta como violación) y que le dieron 3 años y 2 meses de condena conmutable a 8400 pesos. Que los otros 5 fueron procesados por abuso de autoridad lo que equivale a sentencias cortas y también conmutables por poco dinero.

A raíz de que en el país no ha habido justicia se han visto obligadas a acudir a instancias internacionales. En este sentido la querella que interpuso la española deportada Cristina Valls ante la Audiencia Nacional del estado español bajo la jurisprudencia universal (el estado puede retomar casos de delitos no sancionados en el país donde sucedieron) ha sido muy importante por 2 motivos: en primer lugar, se le dio más cobertura al caso en los medios de comunicación y en segundo lugar, porque es un trabajo promovido por adherentes a La Otra Campaña en el otro lado del charco (Atenco somos Todas). En esta denuncia son 144 querellados (policía municipal, PFP, autoridades migratorias, autoridades de los penales, el secretario de (in)seguridad públia Eduardo Medina Mora…) y el proceso puede durar 4 años. Explicaron que las 11 mujeres mexicanas denunciantes están trabajando con dos organizaciones: el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y la Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL).

Ambas instituciones trabajan bajo estas ideas: no es violación sino tortura sexualizada y que no son malos tratos, sino abusos y están manejando los siguientes argumentos jurídicos: el derecho a la integridad física, el derecho a la integridad y la libertad, el derecho al acceso a la justicia, el derecho a la igualdad y la no discriminación y el derecho a la privacidad. Que el proceso puede durar de 8 a 13 años pero que ellas están dispuestas a seguir hacia delante.

También aprovecharon para denunciar los hostigamientos que están sufriendo (llamadas y detenciones arbitrarias) y las amenazas que la compañera presa María Patricia Romero está recibiendo dentro del penal de Molino de las Flores.

Las 3 compañeras se han esforzado en dejar varias cosas claras. Una de las ideas es que ya no quieren ser solo víctimas, sino también compañeras organizadas que participan políticamente. Otra, es que esta denuncia la entienden como parte de un esfuerzo organizativo mayor y que quieren coordinarse con otros colectivos, organizaciones e individu@s para construir un trabajo más grande. Y por último, que no se van a rendir hasta lograr sus objetivos.

¿Te gustó este articulo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribución de nuestros lectores. Considera hacer una donación:

Más de la autora

Redes Sociales

66,772FansLike
16,270FollowersFollow

INSTAGRAM

Tienda de fotógrafia

spot_img

TENDENCIAS